Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Aprende francés: consejos para preparar el examen DELF y DALF con validez de por vida

Encuentra los mejores tips para prepararte y aprobar los exámenes oficiales de idioma francés.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Aprende francés: consejos para preparar el examen DELF y DALF con validez de por vida
Si estás por someterte a los exámenes de idiomas DELF y DALF, entonces te recomendamos que continúes leyendo, ya que en esta ocasión tenemos los mejores consejos para preparar estos exámenes del idioma francés.

Para empezar, es importante tener claro de qué se tratan estos exámenes de idioma, “los exámenes DELF-DALF son organizados por el Ministerio de Educación de Francia y a diferencia de otros exámenes de idiomas como el TOEFL, tienen validez durante toda la vida”, expresó en entrevista a aprendemas.com Rafael Mendoza, profesor del idioma francés.

Asimismo, destacó que “los exámenes DELF cubren la preparación de A1 a B2, y los DALF el C1 y C2, por lo que para prepararse para estos es importante dominar bien la lengua francesa”.

El DELF-DALF es un examen a nivel global que evalúa cuatro elementos: comprensión escrita, comprensión oral, expresión escrita y expresión oral, y cada una tiene un valor de 25 puntos; y para aprobarlo es necesario tener al menos 50 puntos en total.

>>Te puede interesar: Licenciatura en Ciencias de la Comunicación

Ya que ha quedado claro de qué tratan estos exámenes, es momento de presentarte los consejos que necesitas para prepararlos:

Es de suma importancia que tengas en consideración las razones o los objetivos que pretendes para presentar este examen; por ejemplo, según explicó el profesor Mendoza, “si tu propósito es presentar el examen sólo para evaluar tu nivel de francés, es más que suficiente someterte al examen DELF A1-A2 y de esta manera podrás obtener una nota global del nivel con el que cuentas; además con este mismo podrás conocer los aspectos que necesitas mejorar para presentar el DELF A2”.

Asimismo, expuso que “si el caso es contar con un nivel suficiente del francés y certificar un nivel intermedio, o si lo que necesitas es realizar estudios en Francia, la mejor opción es presentar el DELF B1-B2. Aquí lo importante es contar con una preparación anticipada y hacer una revisión del vocabulario suficiente para que puedas desenvolverte en situaciones de la vida cotidiana”.

En este caso, de acuerdo a lo que explica el profesor de francés, lo más recomendable es que busques espacios donde puedas conversar en el idioma, escuchar conferencias, audios en el idioma, comprender películas o canciones y tener la capacidad sobre una temática de tu interés en francés, pues de esta manera tendrás más posibilidades de pasar el examen.

>>Ver Licenciatura en pedagogía

Ahora que, si lo que quieres es realizar estudios de pregrado, especialización o maestría, o doctorado, entonces lo que necesitas es el examen DALF C1. Aquí es necesario que te lo apliquen en un instituto de idiomas, y posteriormente acreditar el nivel de francés avanzado con el DALF C2.

Otro consejo importante para prepararte para el DELF-DALF, es que tengas un oído habituado en el francés, ya que debes tener en cuenta que la prueba más complicada en este tipo de exámenes es la de comprensión del idioma, de hecho, en durante el examen podrán un audio de una a dos veces (según la dificultad de este) para realizar un ejercicio, por lo que bien conviene que tengas un oído excelente.

Consejos para los exámenes DELF y DALF


El profesor Mendoza nos reveló que “en muchas ocasiones al someterse a un examen de idiomas tan importante, los nervios suelen ser los peores enemigos de todos, sin importar si estamos muy preparados o no, incluso podría decir que en las pruebas orales y auditivas son en las que normalmente los estudiantes suelen ponerse nerviosos y esto los lleva a fallar, por lo que es muy recomendable tomar con más calma estas pruebas, darnos el tiempo de prepararnos correctamente y llegar serenos para que valga la pena las horas de estudio”.

Medir el tiempo es otro factor que tenemos que tener en cuenta, aunque el horario puede variar mucho entre cada examen, puesto que hay algunos que tiene duración aproximada de 1 hora 40 minutos hasta casi 5 horas (según el grado de dificultad y nivel del examen); pero a pesar de que esto, debes calcular bien los tiempos entre una y otra sección del examen para que no dejes en blanco ninguna pregunta que podrías responder a la perfección. Así que ya sabes ¡dosifica el tiempo!, así no te comerán los nervios.

Otra dificultad que normalmente se experimenta en los exámenes de idiomas es la expresión oral, según nos comentó el profesor Mendoza, “el mejor consejo para la prueba oral es intentar dominar la conversación, ya que al momento de llevar la iniciativa el examinador observará que te encuentras cómodo, además de esta manera podrás tocar temas que dominas más, y así evitarás un mal puntaje”.

Por otro lado, no olvides que antes de presentar el examen es importante que te des a la tarea de tomarte un tiempo para relajarte, así que te sugerimos que hagas algo que te agrada y lo disfrutes, por ejemplo, salir a caminar, realizar ejercicio, ver una película; además de ir a dormir a buena hora para que descanses y llegues fresco a tu examen. ¡Mucha suerte!

Noticia relacionada con Idiomas:
Guía sobre los colores en francés y su pronunciación