Menú

La otra cara del home office: ventajas y desventajas

Conoce las ventajas, pero sobre todo las desventajas de trabajar desde casa.

Publicado en Empleo
Foto de La otra cara del home office: ventajas y desventajas
Hoy en día es muy natural decidir trabajar desde la comodidad de la casa, pues se ha convertido en un modus vivendi de muchas personas alrededor del mundo. Incluso, el también llamado home office o teletrabajo tiene múltiples ventajas que resultan beneficiosas tanto para empresas como para empleados, ya que uno de los resultados más destacados de este tipo de labor es el aumento de la productividad.

Pero, eso no es todo, ya que también en otras ocasiones, hemos resaltado otras ventajas del home office, tales como la eliminación del absentismo laboral, la reducción de costos tanto para las empresas como por parte de los profesionistas; mayor cuidado familiar, reducción de tiempos, incremento de la calidad de vida, aprovechamiento de la tecnología, flexibilidad de horario, entre otras.

Pero como todo en la vida, siempre existe una doble cara de la moneda, y “no todo es color de rosa”, ya que el home office a pesar de que a primera vista ofrece muchas ventajas como las que indicamos anteriormente, además de ganar tiempo y dinero en transportes, o adquirir una vida familiar más equilibrada, según informes revelados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “el teletrabajo puede dañar la salud”.

>>Te recomendamos: Curso de Certificación internacional de la gestión de oficina de proyectos (PMO)

Aspectos negativos del home office


Dicho documento, realizado en conjunto por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Eurofound, una agencia de la Unión Europea, está basado en investigaciones llevadas a cabo en más de 15 países, y se distingue por destacar que “los empleados que realizan home office al emplear nuevos medios de comunicación están expuestos a consecuencias negativas en su salud y bienestar, puesto que existe una mayor tendencia a inducir una prolongación de la jornada laboral, a crear una superposición entre el trabajo remunerado y la vida privada y una intensificación del trabajo".

Por otro lado, el estudio indica que, “el 41% de los empleados de este tipo de modalidad laboral dan muestra de niveles altos de estrés en comparación con el 25% de quienes trabajan en una oficina a tiempo completo”.

Además de que el “42% de las personas que trabajan en su domicilio a tiempo completo y el 42% de los trabajadores muy móviles declaran que se despiertan varias veces por la noche, mientras que esto solo le ocurre al 29% de los empleados que laboran en la oficina”.

>>Interesante: Certificación Internacional en Coaching Ejecutivo y Alineación de Equipos de Trabajo (ICT)

Otros estudios realizados por la Universidad de Palermo en Perú detallan que “existen argumentos en contra del home office, ya que es una modalidad de trabajo que suele propiciar que el trabajador se desconcentre de sus funciones y descuide su desempeño, ya que lo desubica el lugar y ambiente laboral”.

Mientras que, empresas como Yahoo, han eliminado por completo la práctica laboral del home office, justificando que “se pierde el espíritu colaborativo e innovativo de los trabajadores”.

Generalizando la información, al parecer el home office es una modalidad de trabajo que resulta más estresante y poco productiva para muchos trabajadores ya que se enfrentan a las obligaciones y cotidianidad de su hogar y las obligaciones con una empresa.

Asimismo, “al no tener interacción con compañeros o colegas puede resultar un tanto deprimente y puede afectar su estado de ánimo en casa; y el hecho de laborar desde casa puede disminuir la vitalidad de su hogar convirtiéndola en una zona incomoda e inestable”, indicó en entrevista Brenda Márquez, psicóloga social.


"Las nuevas generaciones exigen cada vez más flexibilidad de horarios"

Ventajas de trabajar en casa


 

Sin embargo, existen también estudios que indican que “los empleados que trabajan desde su casa son 13% más productivos comparados con aquellos que siguen acudiendo al puesto de trabajo”, según un informe de la Universidad de Stanford.

En la misma línea, una investigación de la Universidad de Brown realizada a más de trece mil empleados de NASDAQ halló un incremento del desempeño del 12% entre los empleados de la modalidad de home office.

Hoy en día las nuevas generaciones exigen cada vez más flexibilidad de horarios, por lo que el home office es muy recurrido, así que, valdría la pena resaltar que, el desempeño laboral de cada trabajador realmente depende de su nivel de organización y responsabilidad, algo que va más allá de la flexibilidad otorgada por parte de una empresa”, indicó la psicóloga Brenda Márquez.

Finalmente concluyó que “es necesario poner una balanza personal para saber si el home office es para nosotros. En otras palabras, debemos ser honestos con nosotros mismos y sentirnos preparados para realizar labores fuera de un espacio laboral, pues el único compañero será una computadora y las posibles conexiones mediante diferentes dispositivos y aplicaciones; se debe ser muy organizado y sobre todo respetuoso de los horarios laborales para que este tipo de modalidad de trabajo no afecte a la salud, la familia, y el desempeño laboral”.

Noticia relacionada: Home Office, toda una realidad hecha ley