Cinco métodos para memorizar

Cinco métodos para memorizar

Aquí unos trucos para retener mejor.

La memoria es un atributo que se ha devaluado mucho en el terreno de la educación, porque actualmente se le da mucha más importancia a la capacidad de análisis, a la crítica y a la resolución de problemas. Sin embargo, es innegable que, pese a todo, la memoria sigue formando parte de muchos contenidos en las pruebas y exámenes, especialmente en algunas áreas.

Memorizar es más un asunto de técnica que de capacidad innata. Si utilizas el método adecuado, de seguro, vas a recordar y a tener presentes los datos que necesitas. Además, estarás ejercitando otros atributos del pensamiento y con eso cumples varios objetivos al mismo tiempo. Estos son cinco excelentes métodos para memorizar.

Memorizar es más un asunto de técnica que de capacidad innata

>>Taller de atención y memoria en Bogotá

La asociación, el mejor método para memorizar

El aprendizaje funciona mejor cuando logras hacer conexiones entre ideas, datos, conceptos, etc., entre sí. A la vez, hay diferentes maneras de asociar, que pueden resultar útiles, dependiendo de cada contenido.

Puedes ensayar a asociar con imágenes, bien sea fotografías, pinturas u objetos de la vida cotidiana. También vale la pena intentar conexiones de ideas con los sentimientos que te evoquen, o con situaciones que hayas vivido. Por ejemplo, si lo que debes aprender son los nombres de los huesos del cuerpo humano, quizás la palabra “húmero” se te fije mejor si la asocias con la imagen del humo.

>>Curso de Memoria para personas mayores

Enseñar lo que uno aprende

Verte obligado a enseñar a otro lo que sabes es una estupenda forma de afianzar y fijar lo aprendido. Obviamente no debes conseguir aprendices, ni nada por el estilo. Basta con que le hagas una breve exposición a alguien cercano, o incluso que simplemente prepares tu lección como una clase y la digas en voz alta, como si te dirigieras a un auditorio.

Escribir los aspectos clave

Es una técnica muy sencilla, que consiste en tomar papel y lápiz (siempre manuscrito, no en computador u otro dispositivo) y escribir las ideas, palabras o conceptos que debes recordar. Este mecanismo funciona porque al momento de plasmar todo por escrito el cerebro tiene que hacer un cambio y entran a jugar varios sentidos a la vez, como la vista y el tacto. Al mismo tiempo, el visualizar todo en tu propia letra es un factor que contribuye a la memoria.

>>Ver curso a distancia de Estimulación de la Memoria

La grabadora externa funciona

Es una forma simple y práctica de recordar grandes textos. Simplemente debes leer en voz alta todo aquello que debas memorizar, al frente del micrófono de una grabadora. Procura utilizar un tono de voz fuerte, una vocalización adecuada y una entonación que no sea plana. Después, solamente se trata de que escuches un par de veces tu propia grabación. Verás cómo no solamente recuerdas con facilidad el texto, sino que también te acuerdas de tus tonos de voz y hasta de los errores que cometiste al leer.

>>¿Quieres leer más rápido? Mira este curso online con matrícula abierta

Las siglas nunca fallan

Este es un método que resulta ideal para memorizar listas, bien sea de nombres, de hechos, o de cualquier concepto que se resuma en frases o conjuntos de palabras. Lo único que debes hacer es tomar la inicial, o las dos primeras letras, de cada una de las palabras y construir una sigla con ellas. Lo aconsejable es que construyas una sigla que sea fácil de leer. Por ejemplo, si lo que debes recordar es el nombre de los países de la Comunidad Andina (Ecuador, Perú, Colombia y Venezuela), tu sigla será: EcPeCoVe. Esto te facilitará la recordación.

También te puede interesar:
>>Curso de comprensión de lectura en Bogotá