Menú

Aprende cómo realizar la introducción para un trabajo académico

Consejos de experto para realizar una introducción de un trabajo académico de aplauso.

Publicado en Orientación académica
Foto de Aprende cómo realizar la introducción para un trabajo académico
Un trabajo académico siempre requiere de una buena presentación y una buena manera de hacer resaltar las prioridades de éste. Hacer una introducción atractiva y original es un verdadero reto. Pero vale la pena separar un tiempo especial de la redacción para este grupo de párrafos, porque si no logran despertar el interés del lector de antemano, las chances de que no llegue al final del texto son grandes.

Recuerda que “la primera impresión es lo que cuenta desde un principio”, así que, para hacer una introducción de ese trabajo académico de gran importancia, entonces debes considerar impactar desde el momento en que se comience.

Si tomamos en consideración para tu redacción algunos principios del marketing de contenidos, por ejemplo, la introducción, debe cumplir el papel de conducir al usuario por el texto para que llegue al final y pueda hacer clic en otro artículo de un blog o descargar un e-book, ampliando su tiempo de permanencia en las páginas.


¿Qué es una introducción? Es el inicio de un texto donde se relatará lo expuesto a lo largo de un determinado escrito

De hecho, “la introducción es un momento clave en un contenido, puesto que, con ella, es posible cautivar a un lector y hacer que se mantenga dispuesto a continuar la lectura del artículo” comentó en entrevista a aprendemas.com Patricia Velázquez profesora de la asignatura de redacción y comprensión de textos.

Asimismo, destacó que, “para hacer una introducción es necesario tomar en consideración que es la oportunidad para hacer que tu lector se identifique con tu tono, mensaje y, sobre todo, se interese por el contenido”; por lo que enlistamos una serie de puntos que no se pueden dejar pasar para una buena elaboración de una introducción:

Se debe recordar la importancia del trabajo que se realizará para plantear una hipótesis que se desarrollará a lo largo del ensayo o texto redactado. Por otro lado, a pesar de que existen diversos tipos de trabajos académicos, todos se debe comenzar con un planteamiento, el cual será el hilo conductor y evitará que el lector se desvíe.

Durante la introducción plantearás la hipótesis de forma sencilla y precisa, breve y clara especificando de lo que se describirá a lo largo de tu trabajo; además de lo que demostrarás y los puntos de vista y observaciones que se deben tener en cuenta para el tratamiento del tema mientras se desarrolla el ensayo o trabajo.

Es importante dedicar tiempo a la introducción, pues no olvides que será la primera impresión que darás. Lo más recomendable es que te des tu tiempo para incluir la temática, un por qué se debe debatir (aparte de la hipótesis que mencionábamos), y destacar los argumentos principales.

Considera comenzar abordando el tema de lo general a lo particular, Lo importante es que, si bien puedes optar por una primera frase general, misma que debe contextualizar, pero no tiene que estar demasiado alejada del tema principal.

Desde un inicio debes manejar con algo que atrape, por ejemplo, una cita interesante, una anécdota inesperada o una pregunta, de esta manera lograrás que el lector se mantenga interesado desde la primera frase.

No olvides demostrar seguridad y confianza, así que sé directo, habla con propiedad y cuida de no reflejar que tienes dudas.

También puedes comenzar aplicando metáforas y analogías, a lo largo del texto o en algunas partes.

En conclusión, en cada pieza de contenido que desarrolles exigirá sus propios lineamientos, así que mientras más claro tengas el tema será más sencillo para ti elaborar una excelente introducción; lo principal es que te lances a escribir sin pensarlo demasiado, así tengas que corregir después. Empieza por esa frase que te da vueltas en la cabeza y verás como el resto se va dando solo.

Noticia relacionada: Herramientas para crear libros digitales de manera gratuita