¿Cómo prevenir el acoso escolar o bullying?

¿Cómo prevenir el acoso escolar o bullying?

Esta conducta puede ser de manera verbal, física o escrita y afortunadamente existe manera de prevenirlo y a la vez ayudar a quienes se encuentran en esta mala situación.

“El bullying o acoso escolar es un tipo de conducta dirigido a hacer daño repetidamente, caracterizada por un desequilibrio de ‘poder’ donde la víctima difícilmente puede salir por sus propios medios”, describió en breve entrevista a aprendemas.com, la psicóloga social Alma Torres.

Dicha conducta puede ser de manera verbal, física o escrita consta en ataques que suelen estar fundados en temas relacionados con el género, orientación sexual, apariencia, discapacidad, raza o incluso religión; “en general se trata de una situación que puede traer graves consecuencias psicológicas y físicas tanto en las víctimas como en los que incurren en este tipo de abusos”, dijo Torres.

De manera directa la forma más común se traduce en peleas, agresiones físicas e incluso palizas; mientras que la manera indirecta o psicológica se caracteriza por pretender el aislamiento social del agredido mediante la propagación de difamaciones, amenazas o críticas que aluden a rasgos o limitaciones físicas, además del chantaje.

De acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE), el 40% de los estudiantes sufren acoso escolar en Latinoamérica año con año.

“Muchas veces se cree que al tener más edad (o siendo adulto) ya no se presentará ningún caso de este tipo, pero en realidad no existe edad para el bullying, de hecho con la edad este tipo de conducta puede ser aún más severa y peligrosa”, dijo la psicóloga social; y aconsejo para prevenir este tipo de acoso:

Si eres la víctima de este tipo de acoso lo más recomendable es que acudas directamente con alguna autoridad, recuerda que nunca estarás solo (aunque lo creas), acude a tus padres, algún profesor de tu confianza, el director del colegio, el psicólogo de tu institución educativa; o bien algún hermano o amigo muy cercano.

El hecho de que seas acosado no quiere decir que sea más débil, tal vez eres de las personas que son más pacíficas, pero bien dicen “el vivo vive hasta que el tonto quiere”, con esto no te estamos incitando a que pelees, pero sí te invitamos a tengas más fuerza para no permitir que se te involucre en una situación de este tipo. Todos tenemos el poder de poner un alto sin tener que llegar a la violencia.

>>Ver Curso de Neuropsicología Infantil Online

Es de suma importancia platicarlo, estas situaciones suelen hacerse más fuertes al momento de guardar silencio. A su vez no pienses que eres el único en esta situación ya que este tipo de problemáticas aquejan a todos.

En caso de que seas un compañero o amigo de alguien que sufre por este padecimiento puedes procurar comunicarlo a una autoridad de manera inmediata, para que éste pueda intervenir al respecto; recuerda que haces más de esta manera que ocultando la situación.

No intentes enfrentarte al acosador, pues esto lejos de solucionar el problema, puede provocar que el acosador sea más severo con su víctima, pero si puedes hacer el intento por no dejar solo a tu amigo acosado pues de este modo el acosador podrá evitar agresiones.

Tratar de que el amigo acosado no se encierre en sí mismo, e intentar que tenga momentos de esparcimiento en los que se encuentre a gusto y se libere de las tensiones provocadas por el acoso y por supuesto aconséjale que lo platique con alguien y busque cómo erradicar este problema.

>>Apúntate: Experto en Psicología Infantil Aplicada Online

Prevenir el bullying está en manos de todos y cada uno de nosotros, así que algunas recomendaciones generales importantes son:

No juzgues a tus compañeros por su apariencia, no emplees nunca la violencia como solución de los problemas, comunica inmediatamente al profesor si has presenciado algún caso de bullying, no trates a tus compañeros como no te gustaría que te trataran a ti, relaciónate con los compañeros que veas que están más solos en clase, y sobre todo rechaza la violencia y el maltrato como forma de relacionarse con los demás.

Algunos rasgos que para identificar a una víctima de bullying de acuerdo al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar son: tristeza, irritabilidad, ansiedad, dificultad para hacer amigos o hablar en público, aislamiento, falta de sueño, malas calificaciones, excusas para faltar al colegio, cambio de apetito y/o baja de peso, hematomas o heridas en el cuerpo.

Leer ahora: Tips para optimizar y organizar tu tiempo de estudio