¿Cómo redactar una carta de motivación?

¿Cómo redactar una carta de motivación?

Esta es un reflejo de tu personalidad para que te conozcan más a fondo, por lo que es imprescindible hacer énfasis en aquello que te hace el mejor candidato.

Escribir una carta de motivación es uno de los requisitos que te solicitan al postularte a un programa de becas o financiamiento, o bien para la realización de las prácticas profesionales, pasantías, servicio social e incluso para conseguir un empleo.

Es un documento que no puedes dejar pasar por alto, ya que te servirá para que la persona que te evalúe conozca todo lo que te mueve para solicitar un empleo o ayuda y juzgue que debes ser beneficiado.

Recuerda que esta es un reflejo de tu personalidad para que te conozcan más a fondo, por lo que es imprescindible hacer énfasis en destacar aquello que te hace el mejor candidato resaltando tus puntos fuertes, logros, y tus deseos de conseguir ese trabajo o beca tan esperada.

Así como lo que te motiva a solicitar aquello por lo que te postulas, cuáles son tus aspiraciones y objetivos a cumplir, y de qué manera podrás alcanzarlos.

Para redactar esta carta de motivación es importante que ocupes un lenguaje sencillo, pero al mismo tiempo formal (aunque no demasiado).

Debe ser concisa, clara, objetiva, personal, sin palabras coloquiales, ni modismos; y debe tener una extensión regular (no demasiado larga, pero tampoco un micro-resumen). Y un punto fundamental: “sin faltas de ortografía”.

>>Mejora tu ortografía aquí: Curso Virtual de Redacción Empresarial y Ortografía Avanzado Online

Puedes iniciarla con tus datos personales y de contacto en la parte superior derecha, y al otro lado los datos de la persona, empresa, institución u organización a la que va dirigida (no olvides que debes personalizarla), seguido del puesto, beca o situación que estas solicitando.

Te recomendamos que redactes esta carta con una introducción, un desarrollo y finalmente con la despedida

En la introducción es importante que hagas una presentación que despierte el interés de la persona que va a leerla, de lo contrario corres el riesgo de que te descarten inmediatamente.

También debes exponer los motivos de la carta, poniendo a su disposición tu candidatura, además de hacer una breve presentación de tu trayectoria académica y profesional.

En el desarrollo debes incluir tus conocimientos, logros obtenidos, cuál es tu situación actual y qué estás buscando a futuro, tus proyectos y sueños, así como los beneficios que crees que podrás obtener; incluso podrías mencionar expectativas a lograr a corto, largo y plazo.

En este este punto es donde debes hacer hincapié de las razones por las que deben elegirte a ti sobre el resto de candidatos y explicar tus motivaciones.

Concluya indicando que estarás “encantado” de ampliar la información por medio de una entrevista o lo que consideren oportuno (según sea el caso), y cierra con un: “esperando tener noticias suyas”.

Para que esta carta sea todo un éxito es esencial que esté muy bien escrita, siempre dentro de la sinceridad, y consiga expresar por qué eres el mejor aspirante posible.

>>MIRA: Curso de Redacción Profesional Online

Algunos puntos que te recomendamos evitar son: escribir una carta de más de una página, transcribir tu historial académico y utilizar expresiones negativas.

Mientras tanto no olvides cuidar la redacción y gramática, procurar no hacer uso de frases tan largas, no repetir palabras (ni tantos sinónimos de estas), y que no falten tus datos personales y de contacto, la fecha y la firma.

Leer ahora:
Razones para estudiar la carrera en el extranjero