¿Por qué cuesta trabajo aprender una segunda lengua?

¿Por qué cuesta trabajo aprender una segunda lengua?

La motivación, un aspecto que no se puede desatender al aprender idiomas.

Aprender un idioma diferente al natal, para muchas personas, es algo casi imposible. Las múltiples ocupaciones, la falta de tiempo o de dinero son obstáculos que impiden que este propósito se lleve a cabo. Sin embargo, día tras día aprender otro idioma se vuelve una necesidad apremiante.

>>Quiero APRENDER IDIOMAS. Ver opciones

Varios estudios afirman que el cerebro tiene la capacidad de aprenderlo todo. Sin embargo, los resultados pueden variar dependiendo de cada caso, por lo que algunos pueden aprender más fácilmente algún área, e incluso tener un mayor rendimiento que el promedio, aunque su desempeño sea malo en otros campos.

Para el neurólogo Marcelo Berthier, quien hace parte del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología, son los factores genéticos y las estructuras cerebrales, las que intervienen en el proceso del aprendizaje y del desarrollo de las habilidades idiomáticas. Pero si estás motivado y tienes la plena intención de aprender otro idioma, seguramente lo lograrás. Solo tienes que poner un poco más de empeño que otros.

>>Ver cursos de MOTIVACIÓN
>>Ver CURSOS ONLINE DE IDIOMAS

¿Qué debes hacer para aprender otro idioma?

No olvides que cuando una persona es disciplinada, estudiosa y constante en el aprendizaje de un idioma, el resultado se verá tarde o temprano y de forma relativamente constante. Cuando hay una alta motivación de por medio, se logran los objetivos propuestos.

Si tu decisión es aprender un idioma, recuerda que la metodología es la base de todo proceso. Tal como afirma Noel Burch, quien trabaja en  Gordon Training, el aprendizaje se da tanto en el inconsciente como en la parte consciente del ser humano.

De este modo, si el aprendizaje del nuevo idioma te causa dificultad es por una de dos razones: o no le estás poniendo todo el empeño que merece, o tienes alguna razón inconsciente que te impide avanzar. Esta puede ser un miedo a expresarte, un rechazo por el país de origen del idioma o simplemente una falta de interés: lo aprendes por deber, pero no encuentras satisfacción en ello.

Cuando la causa del problema de aprendizaje es inconsciente, estudiar otro idioma puede volverse una tortura. Por más que te esfuerzas no lo logras y eso te desmotiva aún más. Puede que hasta llegues a creer que tienes una deficiencia cognitiva o que la “mala suerte” con los idiomas te persigue. Pero no es así.

>>Ver cursos de ENSEÑANZA Y TRADUCCIÓN

Estrategias de emergencia

El constante estudio y la práctica te facilitarán el aprendizaje y contribuirán a que cada vez te sientas más seguro de tus conocimientos.  Lo recomendable es que te habitués a estudiar y que constantemente te actualices, evitando que lo aprendido se disipe. Los idiomas se olvidan si no se practican, especialmente en lo que tiene que ver con el vocabulario.

>>Quiero hacer un CURSO INTENSIVO DE INGLÉS. Ver opciones

Factores como estudiar yendo de lo más complicado a lo más fácil, constituye una estrategia útil, ya que toda la energía del inicio puedes enfocarla en la comprensión de los temas que te causen mayor dificultad.

>>Me gustaría ESTUDIAR CHINO | ALEMÁN | JAPONÉS | FRANCÉS

Otra alternativa es el uso de esquemas, resúmenes y fichas con palabras clave. Estas herramientas serán de gran ayuda para sintetizar la información global. Muchas veces no se logra aprender, porque no se discrimina la información esencial de la complementaria y todo termina fundido y confundido en un mismo saco.

Al sintetizar llevas a cabo un proceso de análisis, que contribuye a que se aclaren y se fijen los nuevos conocimientos.

De la misma manera, recuerda que la concentración y el manejo del tiempo son herramientas fundamentales, ya que cuando aprendes un idioma necesitas dedicarle bastantes horas de estudio, especialmente si se te dificulta.

Finalmente, vale la pena que te tomes un tiempo para reflexionar sobre las posibles razones inconscientes que pueden estar torpedeando tu deseo de aprender a hablar en otra lengua.

¿Hay experiencias negativas previas, que están asociadas con el idioma que quieres aprender? ¿Te intimida el hecho de pronunciar las palabras de manera diferente? ¿Crees que aprender un nuevo idioma te obliga a pasar a una etapa, que tal vez no te gusta?

Explora dentro de ti mismo, quizás llegues a conclusiones que pueden sorprenderte. De seguro estás en capacidad de aprender un nuevo idioma. Es posible que te lleve más tiempo y esfuerzo que a otros, pero, por lo mismo, no debes desistir. Recuerda que siempre puedes volver a lo más elemental, si sientes que las bases de tus conocimientos no son buenas. Puedes lograrlo.

También te pueden interesar:
>>Otros CURSOS DE IDIOMAS
>>Cursos de IDIOMAS PARA EMPRESAS