Países donde sólo trabajan 4 días a la semana. Conoce las ventajas y desventajas de este modelo

Países donde sólo trabajan 4 días a la semana. Conoce las ventajas y desventajas

¿Resulta? ¿Da buenos resultados? ¿Es viable? Conoce cómo funcionan las empresas que ya han implantado los 4 días de trabajo a la semana.

¿Qué tal te caría trabajar sólo 4 días? Seguramente ya has escuchado sobre grandes empresas como Microsoft, y otras que han aplicado el método de trabajo de tan sólo 4 días a la semana, pero, ¿cómo han hecho esto estas empresas, o ciertos países?, ¿realmente ha dado buenos resultados?

Si nos detenemos a pensar en este método, seguramente te vienen a la mente múltiples beneficios, sobre todo personales, ya que con tres días de descanso sería más sencillo terminar con los pendientes que no te son suficiente revisar con tan sólo dos días, pero también piensas que, para los colombianos, en definitiva, sería un milagro casi imposible de hacer realidad.

Aunque parezca imposible de aplicar debes saber que, existen un sinnúmero de países que gozan de estos beneficios, tal es el caso de los nipones, ya que Japón es una sociedad dedicada a la cultura laboral, y varias empresas ya han implementando la semana laboral de cuatro días, donde empresas como Microsoft (que ya mencionamos en un principio), y Yahoo ya han visto beneficios con este método, con el incremento de la productividad de hasta 40 por ciento en comparación a años anteriores.

Otro país desarrollado que no se ha quedado atrás es Nueva Zelanda con la empresa Perpetual Guardian la cual implementó este sistema y logró aumentar el 20 por ciento de su productividad. Empresas como Treehouse o Basecamp situadas en Estados Unidos; y otras tantas en países como Alemania, España, Suiza y otros países de Europa, ya están considerando e implementando el sistema. Incluso en México el empresario Carlos Slim ha propuesto una semana laboral de 3 días para las empresas que tienen un exceso de productividad. 

Y a todo esto, ¿en qué consiste exactamente este modelo de trabajo?

Se trata la reducción de horas laborales y trabajar un día menos, pero sin una reducción proporcional del sueldo y sin aumentar las horas de la jornada laboral los cuatro días restantes. El objetivo es lograr un balance positivo en la productividad de una empresa, y la relación trabajo-familia, a lo que los trabajadores se muestran más agradables y animados a realizar sus labores; además de bajar los niveles de estrés, tener niveles más altos de satisfacción en el trabajo y un mejor sentido de equilibrio entre lo laboral, la salud y la vida personal.

 

«Establecer una jornada laboral más corta […] mitigaría los efectos del cambio climático y sería más rentable»

Como todo, existen los pros y contras, ventaja y desventajas de este modelo:

Aunque a todos nos gustaría trabajar 4 días y descansar otros 3 a la semana, no todo podría ser color de rosa para este modelo; pues existen retos que deben ser superados para que la implementación sea exitosa, además de un nivel de compromiso importante por parte de los trabajadores para concluir los trabajos con mayor velocidad”, comentó en entrevista a aprendemas.com Héctor Escamilla, psicólogo social y capacitador empresarial.

Por un lado, aunque existen numerosos estudios y ejemplos de éxito de empresas que han implementado esta política; también existen otros donde se dice lo contrario, entre estos en el año 2008 en Utah, Estados Unidos se aprobó que los trabajadores públicos acudieran únicamente a laborar por cuatro horas al día, lo que resultó a que se revirtiera la medida ya que existían múltiples quejas de los ciudadanos por las deficiencias de los servicios públicos (principalmente el día viernes).

En el caso de trabajadores que dependen de propinas como en la industria restaurantera y turística podrían verse bastante afectados al momento de reducir una jornada del horario laboral, ya que esto significaría la reducción del ingreso”, destacó el especialista Escamilla.

 

“Algunos empresarios también se muestran poco cómodos pagando lo mismo a sus empleados cuando trabajan menos horas”

En cuanto a ventajas, aparte de las que se mencionaron en un principio, “establecer una jornada laboral más corta nos dejaría tiempo para hacer cosas fuera del trabajo y permitiría tener una mejor vida, contribuiría en la salud y bienestar personal, mitigaría los efectos del cambio climático y sería más rentable ya que aumentaría la productividad al momento de que los trabajadores estarán más descansados”, indicó el psicólogo Héctor.

 

Sin embargo, “siguen existiendo enormes obstáculos para el cambio, además de escepticismo en las empresas”, resaltó.

Aunque, si nos detenemos a pensar, bien valdría la pena que las empresas tomaran en consideración esta metodología, ya que si continuamos trabajando tanto la población se verá más perjudicada, algo que se ve reflejado en la sociedad cada día más.

Noticia relacionada: Aprende a escribir tu experiencia profesional en el CV: Te enseñamos cómo