Menú

Tips para hacer un discurso de graduación de 10

Sigue estos consejos y haz que tu discurso de graduación sea inolvidable.

Publicado en Orientación académica
Foto de Tips para hacer un discurso de graduación de 10
La graduación es un momento muy importante para todo estudiante que representa la recompensa tras el esfuerzo de años; así que bien vale la pena la reunión de los familiares, amigos y todo el profesorado para celebrar ese gran momento con los recién egresados. 

Es muy común que en este tipo de fiestas haya un elegido para brindar un discurso, mismo que no se debe tomar a la ligera, ya que un buen discurso de graduación es mucho más que palabras de ánimo dedicadas a la clase.

Si eres uno de estos elegidos, quizá te venga bien aprender una serie de trucos para elaborar un gran discurso; así que te invitamos a seguir los siguientes consejos para que ese discurso de graduación sea inolvidable:

Antes que nada, es importante que tengas en consideración que la graduación es un momento de mirar al futuro, es por ello, que es necesario hacer una gran despedida de esta época que termina. 

Primero necesitas es hacer frente a este gran reto con una lluvia de ideas; así que piensa, recuerda y toma anotaciones sobre todo lo que te pase por tu cabeza, sólo bastará que recuerdes tus años de estudio y con eso seguro comenzarán a fluir un sinfín de ideas. No te preocupes si no tienen mucho sentido, son solo apuntes que te servirán para sacar con mayor fluidez las líneas de tu discurso de graduación.

Después de una buena lista de ideas, debes pensar en un tema en específico, el cual se convertirá en la columna vertebral de todo tu discurso, así que tienes que ¡no vayas a tomar tan a la ligera la selección de ese tema!

>>Te puede interesar: Seminario Comunicación Digital y Social Media - Live

Seminario Comunicación Digital y Social Media - Live

Cómo dar forma al discurso


Para estructurar el discurso te recomendamos hacer uso de herramientas que tuviste oportunidad de ver a lo largo de tus estudios, como el clásico esquema en el que debes de plantear, desarrollar y concluir (llegar a un desenlace) un tema, así que, comienza explicando qué, por qué y finaliza concluyendo tu idea.

Para refrescar un poco esos conocimientos, recuerda que en el planteamiento debes hablar sobre esa idea que ayudará a cautivar a tus oyentes, igual hasta puedes agregar una historia para lograrlo; después en el desarrollo debes lograr que el cuerpo de tu discurso de graduación se torne entretenido e interesante, y es justo donde puedes expandir esa idea todo lo que necesites, incluso puedes usar anécdotas, ejemplos, preguntas o hasta un poco de humor; y finalmente cierra todo con una moraleja.

“Considerar a qué tipo de público te vas a dirigir es una parte fundamental en un discurso, pues de este modo puedes lograr establecer el tono del discurso. En este caso como se trata de un discurso de graduación no olvidar tomar en cuenta a todos los oyentes, pero centrarte más a los graduados, pues a final son los invitados de honor en ese momento”, indicó en entrevista a aprendemas.com Ernestina Rubio, conferencista y capacitadora de cursos de comunicación asertiva.

Recomendó que “al momento de elaborar el discurso lo mejor es realizar un guion poniéndonos a nosotros mismos en nuestros zapatos, o sea, qué nos gustaría que nos dijeran si asistiéramos a nuestra ceremonia de graduación, qué nos gustaría escuchar sobre el trabajo que realizamos durante los años de estudio y lo que puede venir en nuestro futuro. Si nos ponemos en ese lugar seguramente encontrarás un montón de ideas y buenos deseos que quisiéramos escuchar, sólo debes darle forma a ese discurso y nadie olvidará cada detalle que menciones”.

A su vez, nos comentó sobre una serie de puntos que no deben faltar a la hora de compartir ese discurso de graduación

Al momento de dar un discurso es muy importante evitar que tu discurso sea muy largo pues se puede tornar aburrido y tedioso; lo mejor es que sea breve, claro y conciso para que pueda impactar positivamente a tu audiencia. 

¡No olvides que siempre hay que ser agradecido en la vida! Así que no está de más que inicies el discurso agradeciendo a tu familia, a tus compañeros que te han ayudado en este camino, al equipo docente y a la propia institución educativa.

De la misma manera, la conferencista Rubio recomendó “hablar de forma motivadora evitando a toda costa reproches o palabras negativas, lo mejor es hacer notar una mirada de esperanza al futuro y apostar a la positividad y optimismo para contagiar a todos los compañeros dibujando un panorama alentador y lleno de superación; algo que te llevará a los aplausos de todo tu auditorio”.

No te aceleres a la hora del discurso pues “es muy probable que cunda el nerviosismo y se note en tu voz, así que lo más recomendable es que pronuncies bien cada palabra y hables despacio para que el discurso fluya, incluso puedes hacer ciertas pausas y enfatizar algunos puntos o palabras, así tendrás tiempo para tomar un respiro y hasta puedes lograr un dramático e interesante sentido al discurso”, resaltó la especialista durante la entrevista.

“Mantén contacto visual, así como orador podrás testar el ambiente y te darás cuenta de que tu audiencia te escucha, añade sentimiento y emoción en cada frase, sobre todo en los momentos clave, así podrás modular el tono, la velocidad y el volumen de tu voz; y sobre todo confía en ti desde un punto de vista humilde, así evitarás nervios innecesarios que pueden llevarte a cometer demasiados errores”, concluyó.  

Noticia relacionada: El método del discurso en 30 segundos que te llevará al éxito