Menú

¿Por qué un educador vocacional puede ser la salvación de tu futuro laboral?

Educador vocacional es de las carreras más allegadas a los adolescentes, con el objetivo de orientar y facilitar el futuro de profesionales, ¡conócela!

Publicado en Orientación académica
Foto de ¿Por qué un educador vocacional puede ser la salvación de tu futuro laboral?
Elegir el área profesional donde una persona se va desenvolver toda su vida no resulta sencillo y mucho menos cuando no se dispone de las herramientas para realizar una opción certera y fundamentada. 

Por ello, los profesionales en Orientación vocacional son sumamente importantes, ya que integran aspectos en torno a un proyecto personal-ocupacional, brindan información relativa a intereses, aptitudes y preferencias universitarias y realizan pruebas psicométricas. 

 
“La principal función de los orientadores es identificar necesidades educativas, tanto en el centro, aulas y en alumnos en concreto".

En los últimos tiempos, esta profesión ha obtenido más posición, ya que, gracias a estos profesionistas, es posible asegurar una mejor vida profesional y exitosa; no por algo les podríamos llamar ‘la salvación del futuro laboral’ como dice el título, ya que son los indicados en instruir y encaminar a los estudiantes para elegir la profesión adecuada.

Así que, si eres de los que aún se pregunta ¿qué voy a estudiar? o ¿a qué me voy a dedicar?; o si eres de los que ya pasó por esta etapa y termino tirando la toalla a la mitad de la carrera (algo que ocurre con más frecuencia de lo que te imaginas), entonces sabrás que un orientador vocacional es la persona que pudo o puede ser la clave para tal elección.

Entre los objetivos generales de esta profesión se encuentran: dar una nueva visión de la orientación profesional y vocacional enfocada, formar últimas tendencias en aula sobre Orientación Vocacional y Profesional con recursos eficaces y prácticos; facilitar el tránsito al mercado laboral actual; y brindar técnicas de inclusión para perfiles individuales distintos.

Además, fomentar el uso y conocimiento de TICs, despertar en el alumno la sensibilidad hacia un nuevo modelo de orientación basado en casos de éxito tanto en aspectos organizativos como de implementación en las aulas.

No está de más mencionar que esta figura es relativamente reciente, pero ha ganado presencia gracias a sus múltiples e interesantes competencias; ya que detecta problemas relacionados con la educación y el ámbito personal de cada estudiante

Eso no es todo, ya que también trata problemas de aprendizaje, escolarización y de programas formativos que existen con la finalidad de mejorar la integración y la diversificación curricular.

A su vez, una de sus tareas es conocer en profundidad a los estudiantes a partir de una serie de cuestionarios o preguntas, información que utiliza para señalar las carreras que mejor se vinculan con el perfil de algún alumno.

“La principal función de los orientadores es identificar necesidades educativas, tanto en el centro, aulas y en alumnos en concreto. No hacemos diagnósticos clínicos, lo que hacemos es detectar necesidades educativas en general y específicas de apoyo y especiales en particular. Y para eso realizamos la evaluación psicopedagógica, compartida con otros profesionales”, indicó durante una breve entrevista a aprendemas.com Rogelio Ramírez, orientador vocacional. 

A su vez enlisto algunos otros puntos importantes que desempeña todo profesional en orientación vocacional: 

“La segunda función que desempeñamos es el asesoramiento psicopedagógico a los equipos directivos y profesores, lo que implica ofrecer criterios, pautas, fundamentos, recursos… pedagógicos y psicológicos para que se tomen las decisiones oportunas. Pero, ojo, no señalamos la dirección a seguir, más bien aportamos información para que se tomen las decisiones ya que, en último término, los orientadores no tenemos un poder ejecutivo”.

También, dijo que, atienden a las familias, les proporcionan apoyo para orientarlos y estos tenga las herramientas necesarias para hacer lo mismo con sus hijos; además de, coordinar otros recursos como la coordinación con servicios médicos, como pediatras, unidades de salud mental infantil, neuropediatras, con los servicios sociales y con otros recursos de la comunidad forma parte de nuestra labor: repartir y compartir objetivos, información.

Así que, para convertirse en todo un orientador vocacional, es necesario que tengas en consideración desarrollar algunas habilidades para lograr los objetivos que requiere la comunidad, además de adquirir amplios conocimientos sobre carreras, ramas, áreas y herramientas que e permitan desarrollar habilidades, ocupaciones y profesiones a fin de estar lo más preparado posible para desempeñarte dentro de ámbitos empresariales y universitarios. 

Noticia relacionada: Todo lo que necesitas saber sobre una Maestría en Educación