Antes de elegir carrera, estudia tu personalidad

Antes de elegir carrera, estudia tu personalidad

No todos valemos para cualquier trabajo. Descubre cuál es el que mejor se ajusta a tu personalidad y estilo de vida.

Una carrera profesional determina el futuro y hasta el modo de vida, por lo que elegir tu vocación es un aspecto de suma importancia que no puedes tomar a la ligera.

Una buena manera de hacer esa desafiante elección es a través de tu perfil personal, y para ello, primero debes investigar y descubrir quién eres en realidad, lo que te ayudará a encontrar los estudios y la profesión que van mejor contigo.

Te dejamos a continuación algunas ideas:

Antes que nada debes hacerte una serie de preguntas que tienen que ver con tus habilidades, competencias, personalidad, valores e intereses personales, como: ¿Qué sé hacer bien? ¿Qué soy capaz de hacer? ¿En qué me destacó? ¿Cómo me comportó? ¿Qué me diferencia de los demás? ¿Cómo soy? ¿Qué materias se me dan mejor? ¿Qué es importante para mí? ¿Cuáles son las razones para tomar decisiones? ¿Qué me gusta hacer? ¿Cuáles son mis preferencias? ¿Qué quiero hago en mis tiempos libres? ¿Cuáles son mis fortalezas y debilidades?

Otra opción son los recursos online, como servicios de orientación, test de personalidad, test vocacional, diccionarios de profesiones, entre otros. O también puedes acudir con un especialista en orientación vocacional, quien ayudará a tu elección a través del uso de diferentes técnicas e información.

Por último, puedes analizar cuál de los 6 tipos de personalidad tienes, según un estudio del especialista Jonh L. Holland:

Al realista le gusta el trabajo práctico, es decir, aquellos proyectos que requieran de herramientas o máquinas.  Chefs, jefes de cocina, ingenieros, profesionales de la industria de la salud, técnicos en farmacia, auxiliares de terapeutas físicos (entre otros), encajan en este tipo de perfil.

El  investigador ama analizar y resolver problemas complejos, ya que es curioso por naturaleza. Aquí podemos mencionar a los actuarios, asesores financieros personales, asesores en general, contadores, economistas y asistentes legales.

El artista tiene pasión por la expresión creativa y el trabajo con formas; aquí vemos diseñadores en general, animadores y escultores.

El social tiene el don de la palabra, son curiosos, y le gusta ayudar a otros. Aquí se encuentran las enfermeras, consejeros de salud mental y profesores.

El emprendedor es competitivo, líder, seguro y buen vendedor. Los directores de marketing, relaciones públicas y comunicólogos entran en esta categoría.

El  convencional gusta de seguir directrices y normas, son confiables y muy organizados, tal como los contadores, asistentes dentales y técnicos en farmacia.

No te olvides de obtener información detallada y especializada sobre cada carrera, así podrás tomar una decisión adecuada. ¡Suerte con tu elección!

 

Noticia relacionada:

Aprende a venderte como todo un “profesional”
Vocación vs. Profesión

 

habilidades orientación laboral personalidad vocación