Trucos para relajarte antes de un examen

Trucos para relajarte antes de un examen

La idea es que al llegar el momento de ese examen te sientas preparado y tranquilo, así que revisa estas recomendaciones que tenemos para ti.

Cuando llega la temporada de exámenes sin duda surge la locura entre todos los estudiantes, y es que resulta difícil no estar en tensión ante la perspectiva de estos, más aún si son de gran importancia para nuestro futuro.

Generalmente la mayoría de los estudiantes presentan sentimientos de nerviosismo, dudas, temores y ansiedad (aunque algunos tienen la capacidad de controlarse mejor).

La ansiedad puede ser más notable a nivel fisiológico a través de la sudoración, taquicardia y hasta dificultad para respirar; y a nivel cognitivo con falta de concentración, preocupación excesiva o pensamientos negativos.

También a nivel motor con temblor del cuerpo, hiperactividad, rigidez y torpeza corporal; o bien a nivel psicológico con cuadros de inseguridad, incertidumbre y agobio.

Afortunadamente existen formas para mantener la calma, liberar todo el estrés y ansiedad, logrando así relajarse.

>>Apúntate: Curso de Técnico en Relajación Creativa y Emocional con Pnl Online

Por ejemplo, la técnica de relajación progresiva, desarrollada en 1920 por el médico Edmund Jacobson para reducir la ansiedad aprendiendo a relajar la tensión muscular; solo debes tensar todos los músculos al máximo por 5 segundos y relajarlos por 10 segundos, esto durante un par de veces. Es importante que para realizar esta técnica te encuentres con una postura erguida, espalda recta, piernas sin doblar y apoyadas en el suelo.

Los ejercicios de respiración nunca fallan, sólo tienes que buscar un lugar tranquilo y despejado, y donde puedas estar cómodo, respira profundo por la nariz y exhala lentamente contando hasta 10 lentamente. No olvides repetirlo varias, seguro quedarás como nuevo y listo para el estudio (o el examen si es el momento).

Otra opción es despejar tu mente escuchando música, ya que esta tiene un poder de abstracción; o realizar un ejercicio para mantener tu cuerpo y mente ocupados, además de liberados del estudio, y por ende le dirás adiós al estrés y preocupaciones.

Un buen videojuego o una caminata por el parque pueden relajarte y hacer un pequeño paréntesis de disfrute antes de enfrentarte a la preparación para ese examen, incluso este último puede ser una gran opción de camino al gran día del examen (obviamente que tienes que salir con tiempo de casa para que este no te estrese).

Ahora que si lo tuyo es la cocina, puedes optar por preparar una buena cena, inventar un platillo nuevo o hasta preparar algo para algún (o algunos) invitado (s) especial (es), sin duda lograrás tener calma en tu interior y pasar una grandiosa velada.

Por supuesto, estas son solo algunas actividades de ejemplo, en realidad cualquier cosa que te guste sirve para distraerte, tú decides qué te funciona mejor.

Finalmente la idea es que al llegar el momento de ese examen te sientas preparado y tranquilo.

Si ha llegado el gran día, te recomendamos cerrar los ojos y relajar el cuerpo con la respiración correcta. Recuerda que si estudiaste bien, pusiste la atención necesaria en clase y trabajaste en relajarte, no tienes porqué sentirte inseguro. ¡Suerte!

>>Te puede interesar: Curso de Técnicas de Relajación Infantil. Es online