Premio IELTS

¿Trabajar te impide ser buen estudiante? Consejos para evitarlo

Se necesita al menos ingenio, mucha planificación y el apoyo de tus seres queridos.

Tener la obligación de financiar tus estudios, ganar experiencia laboral o incluso colaborar con la economía familiar pueden ser razones para iniciarte en la vida laboral mientras cursas tus estudios. Podría parecer imposible equilibrar todas estas responsabilidades, pero puedes lograrlo con un poco de ingenio, mucha planificación y el apoyo de tus seres queridos.

Ver cursos de IDIOMAS+TRABAJO

Ver cursos de ORGANIZACIÓN | PLANIFICACIÓN

Crea un horario flexible. Desarrolla una rutina que puedas seguir y modificar en algún momento para adaptarte a nuevas asignaciones o cosas inesperadas; no olvides incluir un horario suficiente para estudiar. Por otro lado es importante que escribas en un calendario lo que necesitas lograr cada día.

Ver cursos de MEMORIA

Usa un teléfono smartphone. La mayoría de los teléfonos inteligentes tienen un calendario y las funciones de lista de cosas por hacer. Los productos de Apple y Google cuentan con la función de sincronizar tus laptops y computadoras de escritorio para que puedas compartir tu horario entre tus dispositivos.

Ver cursos de APPs MÓVILES

Toma un empleo que tenga relación con tu campo de estudio. Al momento de decidirte por un empleo, procura que sea una vacante que tenga relación con tus estudios, con ello lograrás conseguir la experiencia laboral que requieres y sentirás que estás ganando tiempo al tiempo.

Hábitos de estudio eficaces. Mantén tu material de estudio organizado y en un solo lugar, marca en tu calendario los plazos límite para proyectos y entregas tanto para el trabajo como para la escuela.

Ver cursos de TÉCNICAS DE ESTUDIO

Es importante que al momento del estudio busques un lugar cómodo, que te permita relajarte  y concentrarte mejor, fuera de las distracciones.  No olvides revisar tus notas constantemente, así lograrás mantener la información fresca.

Eficacia en el trabajo. Recopila una lista de tareas fáciles y difíciles, anota los correos electrónicos que debes responder, los formularios que debes enviar, las reuniones a las que debes asistir y cualquier otra cosa que debas culminar para el final del día.

Organiza tu espacio de trabajo, deshazte de lo que no necesitas y aprende a delegar tareas si es posible.

Adiós al estrés. Seguramente el inicio de esta decisión te mantendrá con mucho estrés, por ello es importante que organices tus horarios y dejes espacios libres para practicar actividades que disfrutes o que te permitan descargar las malas energías.

Ver cursos para COMBATIR EL ESTRÉS

En este punto no puedes dejar a un lado llevar una buena alimentación y dormir lo suficiente.

Ver cursos de NUTRICIÓN

Cuando tengas ganas de echar todo por la borda no dudes en recordar las razones por las que tomaste esa decisión, sé positivo y mantén la motivación a flote, sin hacer a un lado hablar con tu familia para que te apoye.

Ver cursos de MOTIVACIÓN