Todo lo que debes saber sobre los test de orientación vocacional: cómo funcionan y más

Todo lo que debes saber sobre los test de orientación vocacional: cómo funcionan y más

¿No estás seguro qué carrera te conviene más? Checa cómo un test de orientación vocacional puede ayudarte a elegir la mejor opción.

“El momento de elegir carrera es verdaderamente todo un caos para muchos, de hecho, es muy común que los jóvenes se sientan confundidos, ya que están en una edad en la que muchas veces no saben bien lo que quieren para su futuro», comentó en video entrevista, Larisa Jiménez, psicóloga clínica certificada en orientación vocacional. «Por supuesto que hay quienes a muy corta edad tienen bien determinado lo que desean hacer, pero la gran mayoría no tiene idea hacia dónde llevarán el curso de su vida profesional”.

Vocación, elección y decisión

La psicóloga explica que “existen tres cosas fundamentales en el proceso de orientación vocacional que se deben considerar al momento de elegir una carrera universitaria”, y detalló cada uno.

Descubrir tu vocación es el primero, y comentó que, en la mayor parte de las ocasiones existe confusión en ciertos conceptos, pensando que son lo mismo, como ‘vocación’, ‘carrera’ y ‘trabajo’; y refirió que “la vocación va más allá de una carrera, es la huella que deseamos dejar, o sea nuestro llamado interior, y aunque es difícil de identificar, es posible encontrarlo a través de un test de orientación vocacional”.

El segundo punto es “elegir la carrera”, la cual es “un escalón” para el futuro, y “se logra preguntándose ¿qué queremos lograr?, y así es posible definir las carreras que nos acercarán”.

Y el último es “encontrar el trabajo ideal, para ello, es importante analizar nuestra forma de ser, nuestras fortalezas, habilidades, intereses y hasta nuestras pasiones”.

La orientación vocacional es clave

Como podemos observar, elegir una carrera no es tarea sencilla, por lo que es de suma importancia hallar una buena orientación vocacional, la cual es un proceso de aprendizaje que implica autoconocimiento, además, ayuda a identificar los objetivos que se tienen de vida, y al final es posible elegir aquellas carreras que se adaptan mejor a una persona.

“Todos somos diferentes en cualquiera de las formas que queramos verlo, en lo físico, en lo psicológico, en lo mental, en habilidades, en gustos, entre muchos otros puntos; por lo que, un test de orientación vocacional es fundamental si en realidad se está en búsqueda del futuro profesional”, resaltó la psicóloga.

Asimismo, pueden contribuir para descubrir tu verdadera vocación, pero, “al momento de solicitar apoyo de este tipo es fundamental tener la disposición de aprender y sobre todo de estar dispuesto a dar el mayor esfuerzo para descubrir quien se es, y las cosas que te hacen diferente a otros”, resalto la especialista.

Los test de orientación vocacional y la orientación vocacional, en sí, sirven para no cometer errores al momento de elegir una carrera, y son un proceso que permiten el autoconocimiento, el descubrimiento de intereses vocacionales, la identificación de campos, carreras y proyectos que pueden alinearse a una persona, así como sus objetivos.

De acuerdo a especialistas, el 40% de las personas se equivocan a la hora de seleccionar carrera universitaria debido a que la mayor parte de las personas piensan en el impacto económico que le puede traer una carrera.

Tipos de orientación vocacional

Existen diferentes tipos de test de orientación vocacional, de los más comunes se encuentra el Holland Code, llamado así debido al psicólogo John Holland quien lo desarrolló. Este se basa en la Teoría de Rasgos y Factores, la cual establece que “las personas dedicadas a una misma ocupación tienen características similares, y la satisfacción de la ocupación está relacionada al grado de concordancia que existe entre la persona y las exigencias de la ocupación”. Este examen está agrupado en seis categorías: realista, investigativa, artística, social, emprendedora o convencional.

Otros test utilizados con fines de orientación vocacional son los de aptitudes, en los que no se consideran los gustos ni intereses, únicamente las actividades y habilidades en las que se tiene facilidad y en base a estas es posible saber qué tipo de actividades puedes desarrollar más fácilmente.

Los test de personalidad son otra opción, estos ayudan a tomar una decisión vocacional de acuerdo a los rasgos más dominantes de cada individuo.

Existe un sinfín de pruebas que pueden considerarse, pero lo mejor es acercarse a un especialista en materia para hallar la mejor asesoría, y evitar por completo las pruebas gratis por internet gratuitas que ofrecen en algunos sitios no confiables, ya que los resultados no siempre serán los mejores”, concluyó la psicóloga Jiménez.