Joven estudiante abriendo la nevera. | rawpixel

Foto: Joven estudiante abriendo la nevera. | rawpixel

Consejos para una buena alimentación en tu vida de estudiante: de los horarios a la comida

Con estos alimentos puedes asegurar tus habilidades cognitivas y físicas mientras eres estudiante.

Una alimentación saludable es fundamental para asegurar el normal funcionamiento de tus habilidades cognitivas y físicas. Es tiempo de que te des a la tarea de incorporar hábitos sanos a tu vida y seguro que sentirás el cambio.

Es bien sabido que la vida estudiantil puede ser un tanto estresante, por lo que la alimentación puede ser tu gran aliada para tener un mejor rendimiento en la escuela.

>> Ver Cursos de Nutrición.

Come varias veces al día

De acuerdo a especialistas de la nutrición, la alimentación no es lo único que necesitas. Por ello recomiendan fijar horarios para realizar tus comidas. Marca horarios y respétalos para comenzar a ser más saludable, no te olvides que al menos debes hacer cuatro a cinco comidas al día.

De estas comidas son tres principales (desayuno, almuerzo y cena) y 2 refrigerios o snacks saludables (media mañana y media tarde). Así podrás mantener los niveles de glucosa en la sangre y consecuentemente, los niveles de energía y productividad.

Asimismo, recuerda que al momento de comer no te encuentras en una carrera, por lo que para que digerir de manera correcta los alimentos debes masticarlos durante un tiempo considerable. Esto te ayudará a sentirte saciado más rápido y tendrás mejor digestión.

El desayuno es el más importante

Toma en cuenta que el desayuno es uno de los alimentos más importantes del día, pues este es con el que inicia la actividad del metabolismo interno, ya que rompe con el ayuno nocturno que realizamos mientras dormimos. De hecho, de acuerdo a los nutriólogos, esta comida te proporcionará los nutrientes necesarios para iniciar tu día de manera correcta eliminando sensaciones como cansancio, estrés, ansiedad, enojo o hambre.

No olvides hidratarte

El agua transporta los nutrientes a través de todo nuestro cuerpo y mejora el funcionamiento de los órganos manteniendo la concentración. Por ello, si no bebes suficiente agua durante el día tu cerebro y tu cuerpo sufrirán las consecuencias y puedes sentir fatiga y hasta dolor de cabeza, así que no te olvides de mantener una hidratación correcta, al menos debes beber ocho vasos de agua al día.

No te saltes comidas

Con tantos quehaceres en tu vida estudiantil y personal puede hacer que te saltes comidas; algo que en definitiva no es nada beneficioso para ti. De hecho, los nutriólogos aseguran que saltarse una comida tiene un impacto directo en la ganancia de peso y hace que tengas un déficit en la aportación energética, así que no tendrás el mismo rendimiento. Es importante que tomes en cuenta que el cerebro necesita mínimo de veinte minutos para destilar la hormona de la saciedad al resto del cuerpo, así que toma el tiempo suficiente para comer para que tu organismo y por nada del mundo te saltes una de tus comidas. Bien dicen que “la comida es sagrada”, así que ¡no lo olvides!

Consume frutas y verduras

Seguramente has escuchado que es necesario consumir frutas y verduras y es que estos alimentos tienen cualidades nutricionales únicos que no podemos dejar pasar, son bajos en calorías, contienen gran cantidad de agua, vitaminas hidrosolubles como vitamina C, ácido fólico, vitaminas del complejo B, vitaminas liposolubles como betacarotenos, vitamina A, E y K, minerales como potasio, magnesio y fibra, así que procura que tus alimentos estén acompañados de estas, al menos cinco porciones diarias entre ambas son las recomendables por los nutriólogos.

Y si erres de los que no tienen mucho gusto por estas, puedes buscar recetas de cómo combinarlas para que les tomes el gusto para que no las hagas a un lado.

Carnes, pescados y grasas saludables

Los pescados y carnes también son importantes, así que te recomendamos que no los excluyas de tus dietas, simplemente debes aprender a controlar la cantidad que comes, por ejemplo, una buena porción de carnes es tomar en cuenta el tamaño de la palma de tu mano.

Por muy increíble que lo pienses, debes saber que los nutriólogos siempre sugieren el consumo de ciertas grasas, ya que son esenciales para nuestro cuerpo, siempre y cuando se consuman con moderación y se trate de grasas saludables, tales como el aceite de oliva o aquellos que son ricos en antioxidantes.

Adiós comida chatarra

De acuerdo a diversos estudios, las dietas con un contenido alto de grasas y azúcares suprimen la actividad de péptidos del cerebro denominados BDNF o factor neurotrófico derivado del cerebro, que ayuda en la formación de la memoria y aprendizaje. Por otro lado, demasiadas calorías interfieren con la producción saludable y funcionamiento de la sinapsis (actividad responsable del aprendizaje y la memoria).

Ahora que, si te gusta mucho este tipo de comida, lo mejor es que sólo la consideres en pocas ocasiones.

alimentación estudiantes nutrición