Técnicas para preparte un examen

Técnicas para prepararte para un examen

Aprobar un examen depende de cómo estudies por eso te brindamos algunas técnicas infalibles para que pases con éxito.

Prepararse para un examen no siempre es significado de estrés, desesperación y cansancio en exceso, pese a que requiere de muchos factores, el más importante es el tiempo que dedicas.

>> Te recomendamos matricularte en Especialización en Docencia Universitaria en Bogota

Así que te dejamos algunas técnicas que pueden beneficiarte a la hora de prepararte para esos engorrosos pero tan necesarios exámenes y pases con éxito:

Antes que nada debes ser organizado y seguro, por lo que evita estudiar todo lo del curso 2 días antes porque seguro que fallas, o bien olvidarás por completo la información después de la prueba. Lo ideal es que organices tu jornada de estudio en pequeños momentos sin saturarte demasiado, así tendrás tiempo de analizar la información, despejar dudas y aprenderás mejor para que ese examen lo pases sin problema.

En tus apuntes puedes aplicar la jerarquía de los colores, para ello necesitas disponer de al menos cuatro colores distintos y asignarles una función específica. Por ejemplo, el amarillo para subrayar las palabras clave; el morado para las definiciones o conceptos básicos; el verde para clasificaciones, apartados y categorías; y el azul para los ejemplos del desarrollo de un contenido. De esta manera podrás aprender y memorizar de manera más significativa ya que rompes con la linealidad del estudio y tendrás mayor posibilidad.

Los exámenes son sobre temas nuevosaprendidos durante tus cursos escolares, por eso es importante que busques un sentido a lo que estás estudiando. Trata de pensar en cómo cada tema se relaciona con los temas anteriores y busca cómo procesar y razonar la información. Una forma es intentar explicarlo a otra persona para comprobar que comprendiste bien.

Estudiar antes de ir a dormir es una gran opción, así que puedes hacerte el hábito de repasar lo que viste durante el día. Por supuesto esto tiene un motivo científico, ya que por la noche tu cerebro refuerza en la memoria nuevos conocimientos.

Enseñar a un tercero puede ayudarte mucho, por paradójico que pueda parecer, y es una excelente técnica de estudio porque cuando intentas enseñar a otro te das cuenta de todo lo que comprendiste  y qué es lo que aún te falla. Puedes hacer este ejercicio en equipo donde varios funjan en momentos distintos enseñar y aprender, formulen preguntas y relacionen lo aprendido.

Un día antes del examen debes intentar relajarte y descansar, así que ve a la cama temprano y duerme las horas necesarias.

Cuando llega el momento del examen debes considerar varios puntos: deja a un lado los nervios, procura relajarte, evita hablar con compañeros porque te dará la idea de que no recuerdas nada, y no intentes comprobar lo que aprendiste.

Al realizar el examen haz una distribución rápida del tiempo que tienes para realizarlo, comienza por responder lo que consideres que tiene mayor valor y lo que más sabes. Y sobre todo, sé claro y breve, ¡recuerda que en un examen debes ser preciso!

Rellena el formulario para solicitar información de Especialización en Innovaciones Educativas con Tecnologías de la Información y la Comunicación (Tic) en Bogotá

 

NOTICIAS RELACIONADAS:

Consejos para aprobar exámenes

Cinco métodos para memorizar