Joven universitario desmotivado en su sesión de estudio.

Foto: Joven universitario desmotivado en su sesión de estudio.

¿Qué es el síndrome de Burnout Universitario y cómo manejarlo? Psicóloga contesta

Conoce este síndrome y descubre cómo evitar que llegue a tope.

Es muy común que a lo largo de la vida universitaria los estudiantes se encuentren con diversas situaciones que suelen ser muy demandantes y a la vez agotadoras, por lo que se puede generar mucho estrés a la hora de estudiar, lo que trae como consecuencia una acumulación de distintos factores que con el tiempo afectan la salud física y mental.

La acumulación de las horas sin dormir, la presión por las entregas o por obtener buenas notas, encontrar tiempo suficiente para todas las obligaciones y compromisos personales y académicos… También los objetivos laborales. «Lo que resulta que de un momento a otro detone una severa crisis de estrés que podría desencadenar el llamado ‘Síndrome de Burnout Estudiantil’”, comentó en entrevista a aprendemas.com con la psicóloga Ana Luisa Guerrero.

¿Qué es el Síndrome de Burnout?

Es muy probable que hayas escuchado hablar de este síndrome. El psicólogo norteamericano Herbert Freudenberger fue el primero en acuñar el término «burnout» al estado de estrés que padecían médicos, policías y docentes al ejercer sus profesiones. Tiempo después, se entendió que estas situaciones están presentes en otras actividades, incluso si eres parte de un grupo de estudiantes universitarios.

Y en el año 2019 se incluyó en el listado de afecciones reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Señales que indican que ha llegado

“Se debe tener claro que el simple hecho de que se viva una situación complicada en la universidad no significa que ya se padece este trastorno», indica la especialista Ana Luisa. «Este síndrome es un estado de estrés extremo o de agotamiento crónico que se padece durante días y que va acompañado de varios síntomas; y que además, se da tanto a nivel físico, emocional y cognitivo y se produce por la sobrecarga de responsabilidades frente a las diversas exigencias y demandas a las que los estudiantes se ven enfrentados en la Universidad”.

Síntomas que acompañan el burnout

Existe alteración de los procesos físicos, ya sea que haya incapacidad para dormir (insomnio), migrañas y en ocasiones trastornos digestivos. Además de un estado mental alterado lo que genera estrés escolar, ansiedad en la vida universitaria, inclusive se puede experimentar largos periodos depresivos que afectan la salud mental.

Puede haber cambios en la personalidad, desde la indiferencia ante los pendiente, el desapego a obligaciones o desinterés en las relaciones personales; o una baja productividad, lo que genera bajo rendimiento académico o falta de concentración.

¿Cómo evitar el burnout universitario?

Para fortuna de todos, esta condición no es para toda la vida, ya que existen maneras para evitar este tipo de trastorno que la psicóloga Guerrero explica.

Vida personal y Vida escolar

“Es de suma importancia que separes tus actividades, las personales y las escolares, y que disfrutes de cada momento de acuerdo a la situación. Un problema que casi la mayoría de las personas tenemos es que solemos combinar todas nuestras actividades lo que resulta catastrófico al momento de que ‘no existe un tiempo para nada’, cuando lo único que se debe hacer es tener bien claro que de un horario a otro pasamos a otra actividad”.

Sé organizado

Poner orden a todo lo que haces diariamente es la clave para obtener buenos resultados en todos los sentidos y sobre todo para hallar la paz y la libertad que necesitas en todas tus actividades. “Lo que yo recomiendo es que se lleve una agenda y que se respete, para mantener el orden entre una actividad a otra”.

Minutos sin dispositivos electrónicos

“Hoy en día es casi imposible vivir sin un dispositivo electrónico, estos se han convertido en los amigos inseparables de todos nosotros. Sin embargo, la dependencia tecnológica no es nada saludable, no solo para tu salud mental, sino por la visual, pues el brillo e iluminación de las pantallas afectan considerablemente los ojos provocando que sientas más cansancio, dolor de cabeza o un lagrimeo constante. Lo mejor es liberarse por unos instantes de los dispositivos, por ejemplo, para comer, al acostarse o al realizar una pausa activa, esto es muy bueno para mantener el enfoque en las labores que se realizan, además de liberar tensiones y ansiedad”.

Realizar ejercicio o meditación

¿Sabías que practicar algún ejercicio aumenta las endorfinas, sustancia responsable del placer y sensación de bienestar? Además de que el ejercicio fortalece el sistema cardíaco, digestivo e inmunitario, lo cual es bastante benéfico, ya que genera condiciones óptimas de energía para gestionar situaciones agobiadoras.

Pide ayuda

Existen momentos en los que es necesario reconocer cuándo se está hasta el tope y es fundamental la ayuda. Así que no permitas que la situación se te escape de las manos y solicita cuanto antes la asistencia de especialistas y sigue el tratamiento que te sugieran. Recuerda que, es mejor pedir ayuda a tiempo y no esperar hasta que el bloqueo o la frustración se apoderen de ti.

burnout motivación psicóloga universidad