Todo lo que debes saber sobre los acentos en francés

Todo lo que debes saber sobre los acentos en francés

Los acentos en francés son muy importantes ya que indican la pronunciación de las letras y diferencian palabras.

Si estás estudiando el idioma del amor o recientemente te has decidido por conocer todo sobre el idioma francés, entonces seguro has observado que existen diferentes tipos de tildes o acentos, algo un tanto extraño para los hispanohablantes, pues en nuestro idioma únicamente contamos con un tipo de acento.

Para empezar, debes saber que en el idioma francés los acentos no funcionan igual que en el español, ya que no sirven para poner el golpe de voz en la palabra, sino para modificar la pronunciación de la letra en la que se encuentre.

Por otro lado, a diferencia del español, el francés cuenta con cuatro tipos de acentos, tres para las vocales y uno para las consonantes; tres son gráficos como nuestra tilde. Asimismo, cuentan con cedilla (ç) y la diéresis, que es como un acento, que tiene el objetivo de modificar la pronunciación.

A pesar de no existir reglas simples de acentuación gráfica como en español, la escritura de los acentos en francés tiene relación con los cambios en la escritura del idioma desde el periodo del francés antiguo, principalmente buscando restaurar la semejanza con la ortografía latina de las palabras.

Ernesto Valverde, profesor de francés, explicó en entrevista a aprendemas.com la diferencia entre cada uno de los acentos del francés:

El acento agudo («l’accent aigu»), sólo se encuentra en la letra “é” y funciona para pronunciar la letra “e” abierta, o sea, se hace uso de este acento cuando queremos abrir el sonido de dicha letra en una sílaba abierta o cuando una sílaba termina en sonido vocálico. Asimismo, se utiliza para la terminación de los participios (pasados) de los verbos con un infinitivo terminando con «-er».

En cuanto a la pronunciación «é» se pronuncia /e/ (/ə/). Algunos ejemplos que nos mencionó el profesor Valverde son: “céreal”, se pronuncia “séréal”; “Angélique”, se pronuncia “âjélik”, “étude”, se pronuncia “étyde” (estudio). Y en el caso de los infinitivos, un buen ejemplo podría ser: “Il a mangé”, se pronuncia “Il mange” (él ha comido); o “J’ai parlé”, se pronuncia “Je parle” (he hablado o he dicho).

El acento grave («l’accent grave»), sólo se utiliza en las vocales à, è, ù; y es utilizado para abrir una sílaba. En el caso de la letra “e”, se suena como si llevará un acento agudo, ya que se usa cuando una sílaba termina en sonido de consonante.

En general, podríamos decir que este acento sobre la ‘e’ no tiene realmente una función, pero si cambia el sonido de las letras que lo tienen, mientras que en el resto de letras es obligatorio hacer uso de él solo por regla ortográfica y en el caso de que se desee distinguir palabras homógrafas (que se escriben igual, pero significan distinto)”, dijo el profesor Ernesto.

Ejemplos: “père”, se pronuncia “pégr” (padre); “poème”, se pronuncia “poém” (poema); y en el caso de una palabra homógrafa: “ou”, se pronuncia “u” (o) y “où”, se pronuncia también “u” (donde).

El acento circunflejo («l’accent circonflexe») es utilizado para todas las vocales, â, ê, î, ô, û, y se diferencia del resto de acentos por su forma de “casita”; y su función principal es precisar la pronunciación de una “a”, de una “e” y de una “o”, además de señalar una letra que es muda, pero que en el pasado si se pronunciaba (o sea que si existía); y finalmente sirve como un signo que permite distinguir una palabra homófona.

Y al igual que en el resto de acentos, indica que la letra que la lleva se pronuncia siempre abierta. Algunos ejemplos: “tête”, se pronuncia “Téet” (cabeza), “hôpital”, se pronuncia “opitala” (hospital), “jaunâtre”, se pronuncia “yunnaat” (amarillento), “mûr”, se pronuncia “miuge” (maduro).

El uso de la diéresis («le tréma») se utiliza para pronunciar dos vocales juntas y no como un diptongo; y se utiliza para las letras ë, ï, ü; y ocasionalmente para la ÿ, ö (sobre todo en nombres propios). Por otro lado, funciona para que no se confundan algunas palabras.

Algunos ejemplos: “Noël”, se pronuncia “nnuel” (navidad), “Saül”, se pronuncia “Saiul” (Saúl), “capharnaüm”, se pronuncia “cafar-naúm” (lío). En el caso de la diferencia de palabras: “Maïs”, se pronuncia “mmaiis” (maíz) y “mais”, se pronuncia “mee” (pero).

Finalmente está la cedilla (cédille), la cual sólo se coloca en la letra “c” y su funcionamiento es en el sonido, el cual cambia el sonido duro (parecido a la K) por un sonido más sonoro, muy parecido a la “s”.

Algunas reglas que no puedes dejar pasar de la cedilla es que esta nunca se encuentra delante de la “e” o la “i”, siempre suena como una “s” delante de una vocal. Algunos ejemplos de esta: “déçu”, se pronuncia “désy” (decepcionado), “ça”, se pronuncia “sa” (eso).

Noticia relacionada: Conoce cuáles son los idiomas más demandados hoy en día: no te quedes atrás