¿Educación técnica, tecnológica o profesional?

Analizamos las principales diferencias entre estos tres niveles formativos.

Estudiantes-grado-INEExisten dos tipos de instituciones de educación superior a las que pueden acceder los bachilleres: públicas o privadas. Ambas pueden presentar diferencias en cuanto al tipo de programas que imparten y las metodologías que emplean. Unas pueden hacer énfasis en la práctica, mientras que otras lo hacen en la teoría; unas gozan de prestigio reconocido, otras no; unas son costosas, otras accesibles.

Encuentra tu curso en nuestro buscador

Apúntate a alguno de los cursos más consultados
Técnico laboral auxiliar en enfermería
Técnico profesional en secretariado bilingüe
Business and management
Máster mba internacional
Programa practice lineb- learning 2.0
Project management professional (pmp®) (virtual)
Curso experto universitario en urgencias pediatricas
Programa integral: preuniversitario +pre icfes
 
Sin embargo, la educación superior no se reduce solamente a las carreras profesionales universitarias. Hay una amplia oferta en los niveles técnico y tecnológico, que puedes pasar por alto si no cuentas con información suficiente.

Para tomar decisiones sobre tu futuro profesional, vale la pena que antes evalúes objetivamente tanto el centro en donde vas a desarrollar tus estudios, como la modalidad de formación que más te conviene.

Diferencias específicas

La educación técnica se caracteriza fundamentalmente porque su plan de estudios se enfoca a la práctica de lo aprendido, es decir, habilita a los estudiantes para realizar funciones específicas en el área operativa. Es una formación destinada a capacitar para un trabajo o una función específicos.

Los programas son de corta duración, generalmente de cuatro a seis semestres. En el sector oficial la enseñanza técnica es de carácter gratuito, mientras que en el campo privado tiene costos relativamente bajos. Para la mayoría de carreras técnicas no es necesario ser bachiller, basta con tener aprobado el grado noveno de secundaria.

La educación tecnológica tiene un mayor grado de especialización. Comprende programas que están íntimamente ligados con los procesos técnicos, pero simultáneamente tienen un componente más alto de conocimientos teóricos. Esta modalidad está diseñada para desempeñar cargos de nivel intermedio en las empresas.

Las carreras tecnológicas tienen una duración de entre cinco y siete semestres. Al igual que en las carreras técnicas, hay oferta gratuita en el sector oficial y con costos favorables en el sector privado. Esta modalidad exige haber concluido todo el bachillerato.

La educación profesional está en la cúspide de la pirámide. Reúne aspectos de las dos anteriores, pero el énfasis se pone en el aspecto teórico e de investigación. Las carreras profesionales exigen un mayor sentido analítico y crítico, que englobe la totalidad del conocimiento disponible en un área específica de estudio. Están diseñadas para que sus egresados desempeñen cargos directivos.

La modalidad profesional es la más larga de las tres: de ocho a doce semestres. También es la más costosa en el ámbito privado. En el sector oficial no hay oferta gratuita, pero el costo varía según el estrato al que pertenezcas. Por supuesto, exige el título de bachiller.

Algunos aspectos adicionales

Cabe destacar que del tipo de formación y de la institución que elijas dependerá en gran medida el sitio donde termines trabajando y, por tanto, el salario que finalmente percibas.
Hay que analizar la realidad del país y observar cuidadosamente cuál es la opción más inteligente, pues decidirte por una carrera para la que ya existe sobreoferta de profesionales solo te serviría para engrosar las filas de desempleados.

No siempre una carrera profesional es la mejor opción. En nuestro país las carreras técnicas y tecnológicas son subvaloradas. Sin embargo, corresponden a la franja en la que hay mayor demanda laboral.

De otro lado, algunas instituciones educativas implementan modelos de educación por ciclos. Es como una formación por etapas, que parte del nivel técnico y llega hasta el grado profesional. Quien estudie una carrera técnica y la finalice tiene la posibilidad de continuar hacia el nivel de formación tecnológica; y si concluida esta quiere seguir estudiando, puede hacerlo hasta graduarse como profesional.

Es una opción que vale la pena tener en cuenta, especialmente si no cuentas con grandes recursos económicos. El título técnico te habilita para el trabajo y esto, eventualmente, te permite acceder a niveles de formación más elevados, que también son más costosos.
 
No olvides que estamos en Facebook (Aprendemas y Becas COL) y en Twitter (Aprendemas Colombia). ¡Síguenos!

Noticias relacionadas en Aprendemas Colombia:

El posgrado que te conviene: especialización, maestría o doctorado

Cómo obtener mejores resultados en los exámenes

Soluciones al desempleo juvenil

Claves para trabajar y estudiar al mismo tiempo