¿Quieres rechazar un empleo? Te decimos cómo hacerlo sin que te perjudique

¿Quieres rechazar un empleo? Te decimos cómo hacerlo sin que te perjudique

Recuerda que responder a una oferta de empleo también puede llevarte a la situación de tener que rechazar el trabajo por diversas razones, te decimos cómo.

Buscar empleo es una ardua tarea; por lo que al momento de recibir una oferta de empleo siempre es una buena noticia, y como es normal, es motivo de alegría y satisfacción. ¿Quién no sentiría gusto ante esa gran noticia? Has sido seleccionado entre un grupo de candidatos, y tu perfil tiene acogida en el mercado laboral por lo que resulta interesante para alguna empresa.

Recuerda que responder a una oferta de empleo también puede llevarte a la situación de tener que rechazar el trabajo por diversas razones, por lo cual te brindamos en esta ocasión algunas claves para que valores la oferta, manejes la situación y rechaces el empleo de forma profesional y respetuosa.

Tomar esta decisión puede ser un tanto difícil, incluso podría considerarse como toda una tortura el momento de rechazar la oferta. Y es que no querer aceptar las condiciones que se ofrecen no quiere decir que uno quiera perder futuras oportunidades. Incluso cuando has decidido que nunca trabajarías para esa empresa, es bueno quedar bien sobre todo si es del mismo sector en el que buscas trabajo.

La mayor preocupación de todo candidato que alguna vez ha tenido que rechazar una oferta no es otra que el miedo a perder oportunidades, ya sea en esa misma empresa o en otra distinta. Y la realidad es que todo depende de cómo se rechace la oferta.

No es recomendable mencionar que el salario es el motivo por el que rechazas la oferta, ya que el momento de averiguar si pagarían más y negociar es en la entrevista”, dijo en entrevista a aprendemas.com la psicóloga social Alesandra Duarte.

Asimismo indicó que puedes declinar a la oferta de distintas maneras, aunque en persona es la mejor ya que es más cortés y puedes trasmitir mejor; otra es a través de una llamada telefónica o por correo electrónico, aunque estas dos últimas son bastante frías.

Pese a que sea un tanto indiferente, al “hacerlo por escrito, es una buena manera de no salirte del guión o decir algo inapropiado. Por supuesto debes enviar el correo lo antes posible y llamar para asegurarte que se ha leído”, dijo la psicóloga.

¡Ojo! Es muy importante que consideres que el cuerpo del correo sólo tenga dos párrafos y menciones la fecha de entrevista y el nombre del puesto.

Un buen ejemplo podría ser el siguiente:

‘Siento informarle de que tras analizar su oferta en profundidad debo rechazarla. A pesar de ser una empresa en la que desearía trabajar, actualmente debo centrarme en conseguir mis objetivos para alcanzar la meta profesional que tengo establecida y el puesto ofertado me aleja de la misma. Sin embargo, fue tan amable y agradable durante la entrevista y su empresa me causó tan buena impresión, que desearía conserve mi CV por si en un futuro tienen un puesto o vacante que si encaje con mis planes profesionales. Mi más sincero agradecimiento por su tiempo y dedicación’.

Es mucho más valioso rechazar la oferta en persona

Otros puntos que puedes dejar pasar de acuerdo a la psicóloga social son:

Es de suma importancia que denotes las razones por las que quieres rechazar la oferta, no para decirlas al entrevistador, sino para tenerlo claro. En la medida de lo posible, llama y concierta una cita con el entrevistador, pídele verle. Es mucho más valioso rechazar la oferta en persona, pero si no te atreves o estás muy lejos como para ir en persona, puedes llamar por teléfono o como último recurso enviar un email.

Sé claro, breve y sincero. Prepara lo que quieres decir o escribir para no salirte del guion. Comienza agradeciendo el tiempo, el trato recibido y comentando que has estado analizando la oferta de empleo.

Es importante que indiques que lamentablemente debes rechazar la oferta por: distancia de la empresa (si no se supo con anterioridad), situación económica, situación familiar, plan profesional, condiciones del puesto, etc. Nunca diciendo que es la empresa la que no te ofrece lo que buscas, debes hacer hincapié e insistir en que son tus condiciones actuales o situación actual las que te impiden aceptar el empleo (y más si quieres que te tengan en cuenta en el futuro).

No olvides despedirte, agradecer el tiempo que te brindaron y preguntar o solicitar que consideren conservar tu CV para futuras ofertas y que deseas llamar nuevamente en el futuro cuando tus condiciones actuales hayan cambiado para ver si tienen alguna vacante que encaje con tu perfil.

Antes de rechazar una oferta, es importante que sepas que pese a rechazar la oferta de la mejor manera posible puede que encuentres empresas en las que no se te de otra oportunidad. En una ocasión una empresa cliente que me pidió realizar una selección de personal me dio un listado de nombres de personas que habían rechazado una oferta anterior.

Leer ahora:
¿Cómo solicitar y conseguir un trabajo remoto?

candidatura condiciones empleo entrevistador oferta rechazar salario