¿Por qué son importantes las historias personales en una entrevista laboral (sin pasarse)?

¿Por qué son importantes las historias personales en una entrevista laboral (sin pasarse)?

La entrevista laboral no siempre debe ser considerada tan rígida, tu historia personal puede marcar la diferencia y hacer conexión con el reclutador.

Una entrevista laboral puede poner un tanto nervioso a muchos, aunque hoy en día existen diferentes puntos que podemos considerar que son de gran ayuda en estas situaciones y que al final pueden beneficiarte.

Una buena manera es hablar sobre historias personales, que a pesar de que en el pasado se creía que no podías tocar estos asuntos, o lo podías hacer de manera muy celosa a tu privacidad o considerabas que eran asuntos que no debías ventilar tan fácilmente.

Este enfoque no tiene por qué ser malo, piensa que, a la hora de una entrevista laboral, no basta con ser un buen profesional, por lo que tendrás que echar mano de otras tácticas, pero ¡ojo!, debes ser cuidadoso y no sobrepasar los límites porque puede resultarte contraproducente.

>>Apúntate: Curso de Tecnología en Gestión de Recursos Humanos – Virtual

“Hacer un vínculo en lo laboral puede ser un fuerte lazo para el trabajo en equipo, por ejemplo, los llamados afterworks (encuentros tras la jornada laboral) refuerzan el trabajo en equipo porque permiten conocer a la gente en una dimensión más personal, así que al momento de la entrevista laboral es válido intentar hacer una conexión de este tipo, pero tampoco hay que abusar”, dijo en entrevista a aprendemas.com la psicóloga social y headhunter Graciela Álvarez.

«Las actividades extraprofesionales dicen mucho del perfil de un candidato»

Lo más aconsejable en estos casos es introducir algunos toques de tu vida personal para ganarte al seleccionador. “Es un poco extraño, ya que puede ser considerado falta de profesionalismo, pero cada vez más empresas valoran que sus trabajadores tengan una vida más allá del trabajo y las actividades extraprofesionales dicen mucho del perfil de un candidato”, mencionó la headhunter.

Con esto no nos referimos a que enlistes lo que haces todos los días, o hables sobre tus hobbies, sino de introducir tu propia historia personal para captar la atención del seleccionador, que a través de esta conozca aspectos de tu vida, fuera del ámbito estrictamente profesional, algo que permite a un seleccionador detectar habilidades más allá de las reflejadas en el CV o en una entrevista laboral rígida.

Algunos puntos a considerar que mencionó la psicóloga son:

Reflexiona cuál es el mejor momento perfecto para hacerlo, pues antes que nada debes contar ya con cierta confianza por parte del seleccionador antes de contarle cualquier cosa.

Antes de hablar sobre una cosa personal es importante que el reclutador conozca todo tu perfil profesional y lo que se encuentra en tu CV.

Puedes programar el momento en que mencionarás tu historia personal y encajarla bien, por ejemplo, a la hora que te cuestionen sobre tu experiencia de trabajo o estudios.

Elige una historia relevante y curiosa, que pueda caracterizarte con algo positivo; un buen ejemplo es una historia de superación, algo que aprendiste y que te ha hecho más fuerte (interiormente).

Evita por completo detalles que te hagan parecer una víctima o con intención de dar lástima, recuerda que el mensaje de tu historia personal siempre debe ser positiva.

También puedes relacionar esta historia con una competencia que se requiere en ese nuevo puesto por el cual te postulas.

Medita bien tu historia y estudia cómo puedes dejar a través de esta una huella de lo que ofreces en ese empleo.

Leer ahora>>
Cómo conseguir empleo en Redes Sociales: trucos, consejos y marca personal