Países donde sólo se trabaja 4 días a la semana que debes conocer

Países donde sólo se trabaja 4 días a la semana que debes conocer

¿Qué tal te caería trabajar sólo 4 días a la semana? Descubre en qué países ya es una realidad.

Seguramente has escuchado hablar de trabajar únicamente 4 días a la semana. El pionero de días libres (sábado y domingo) de trabajo fue el fabricante de autos estadounidense Henry Ford en el año 1926 con la idea de que el descanso durante el fin de semana haría a los trabajadores más productivos, reduciendo el ausentismo y mejorando la eficiencia.

Mientras tanto, el economista británico John Kaynes, y uno de los hombres más influyentes del siglo XX, indicó que la sociedad evolucionaría hacia una semana de labor de tan solo 15 horas, tomando en cuenta los avances tecnológicos.

Hoy en día está a punto de cumplirse esa predicción, ya que varias empresas han realizado experimentos por reducir las horas laborables, incluso existe una organización en Nueva Zelanda que promueve la semana laboral de cuatro días, que lleva el nombre “4 day week”.

Lo anterior ha dejado impacto a grandes empresas, no por algo han considerado este modelo de trabajo, aunque aún no en todos los países se ha visto.

OIT

Es importante destacar que, existen muchas empresas, instituciones e incluso organizaciones que instan por jornadas más reducidas, tal es el caso de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), mediante su informe ‘Trabajar para un futuro prometedor’, un texto en el que señala que «el trabajo no es una mercancía con la que se pueda comerciar en los mercados buscando el mejor postor; los trabajadores son seres humanos con derechos, necesidades y aspiraciones«. Y más: «el establecimiento de límites a jornadas de trabajo excesivamente largas reducirá los accidentes de trabajo y los riesgos psicosociales asociados a dichas jornadas».

Japón

Así que hay países alrededor del mundo que no se han quedado atrás y han buscado modelos de este tipo, así como el país del sol naciente, Japón; donde la multinacional y afamada Microsoft Japón, fue de las primeras empresas en aplicar la jornada laboral de cuatro días, con resultados desde las primeras semanas, ya que los trabajadores mejoraron su productividad y a la vez tuvieron más tiempo para conciliar.

Según datos, su productividad mejoró un 40% en los más de 2.000 empleados en los que se aplicó dicho modelo, pero eso no es todo, ya que aumentaron un 39 por ciento en comparación con un mes anterior. También tuvieron otros beneficios en todos los niveles con la reducción de reuniones de no más de 30 minutos y un aumento de conferencias en remoto; asimismo, la empresa redujo sus gastos con una baja en el consumo de electricidad de un 23,1% y un 58,7% de páginas impresas menos.

Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es otro caso de éxito de este modelo, país donde puso el ejemplo la empresa Perpetual Guardian (caso que comentamos en un principio) con una jornada laboral de lunes a jueves, y que desde el año 2018 no ha dejado de aplicar este modelo.

Entre los beneficios que lograron fue el aumento de productividad por parte de los empleados, además de que estos han mostrado una felicidad inminente, ya que tienen más oportunidad de pasar tiempo con sus familias; además los datos relacionaron la reducción de la jornada laboral sin reducir el sueldo con un nivel mucho menor de estrés entre los 250 empleados de la firma.

Otro caso que no podemos dejar de mencionar es la filial neozelandesa de Unilever, que apenas el 1 de diciembre del 2020 anunció que experimentarían la semana laboral de cuatro días sin bajar el sueldo a su plantilla laboral con el objetivo de medir el rendimiento en función al a producción, incluso al anunciarlo mencionaron que era una forma de “validar el papel de catalizador que el Covid-19 ha desempeñado en la transformación de las prácticas en el mundo laboral”.

Lo mejor de todo en este país es que, hasta la Primera Ministra, Jacinda Arden presentó la posibilidad de cambiar a la semana de cuatro días a fin de ayudar a reactivar una economía lastrada por las restricciones impuestas por el coronavirus.

Islandia

Islandia es otro gran ejemplo, ya que experimentaron este modelo del año 2015 al 2019, donde a los trabajadores se les pagó lo mismo por trabajar sólo 4 días a la semana, y el resultado fue bastante exitoso, ya que la productividad se mantuvo e incluso mejoró en la mayor parte de los lugares y puestos de trabajo.

El piloto se realizó en el Ayuntamiento de la capital, Reykjavik, y en puestos del gobierno nacional, y contó con la participación de unos 2 mil 500 trabajadores, cerca del 1 por ciento de la población activa del país.

La semana laboral de 4 días en otros países

Otros experimentos similares se han realizado en otras partes del mundo, como en España, Estados Unidos, Suecia, Suiza, Noruega, Estados Unidos, y Chile, por mencionar algunos.

En general muchos de los países que lo han experimentando han tenido éxito y poco a poco han ido implementando este modelo; pero no significa que todos los países lo han aprobado, ya que hay algunos puestos de trabajo en los que no es posible este tipo de modelo; es por ello que países como Alemania y Finlandia, entre otros que han descartado por completo este modelo laboral.