Las 10 claves del éxito profesional

Las 10 claves del éxito profesional

Aspectos que no hay que pasar por alto para lograr objetivos y retos en el ámbito laboral.

La “exitología” no es una creencia ni una ideología, sino una rama de investigación que cada vez adquiere mayor importancia en el mundo actual. A través de los estudios de caso, los exitólogos han encontrado ciertos patrones en quienes alcanzan objetivos y logros.

>>Ver cursos de ÉXITO

Esto ha permitido extrapolar esas características relevantes de la personalidad y la conducta y establecer su grado de importancia. A partir de estas conclusiones, que no son científicas, pero sí experimentales, se puede decir que los 10 factores claves del éxito profesional son los siguientes.

-Debes trabajar por incrementar tu capacidad para crear oportunidades. Estas no caen del cielo, ni tocan a tu puerta, sino que tú mismo debes diseñarlas. Hay oportunidad profesional en toda necesidad que tú puedas satisfacer, o en cualquier problema que estés en capacidad de resolver.

-Los errores y los fracasos son la principal fuente de aprendizaje. Cada equivocación representa un paso adelante en el proceso de aprendizaje para llegar a las soluciones o respuestas correctas. Un error no significa que no puedas, o que no sirvas. Simplemente es una ocasión para descubrir una de las maneras en que algo no funciona y, por descarte, estarás más cerca de la opción correcta.

>>Ver cursos de CONFIANZA Y AUTOESTIMA

-Los entornos hostiles no son determinantes para el éxito, ni para el fracaso. La virtud que está presente en todos los hombres que han cambiado la historia es una impresionante perseverancia frente a las adversidades. El éxito requiere sobretodo de coraje en los momentos difíciles.

-La confianza en sí mismo y el amor propio son los componentes psicológicos determinantes para alcanzar el éxito. Si no crees en lo que eres y en lo que puedes llegar a hacer, difícilmente podrás triunfar. La falta de autoestima no solo te genera angustia, sino que también es fuente de ansiedad para quienes te rodean.

-Debe existir plena conciencia frente a lo que se hace. No saber lo que quieres o hacia dónde quieres ir es algo que te impide enfocarte y concentrarte en lo que deseas lograr. Si quieres alcanzar el éxito profesional debes ser capaz de responder a las preguntas ¿por qué trabajo en lo que trabajo? Y ¿por qué lo hago de este modo?

>>Quiero estudiar una ESPECIALIZACIÓN EN LA PSICOLOGÍA DE LAS ORGANIZACIONES Y DEL TRABAJO

-Debes estar en capacidad de afrontar cambios trascendentales. Los grandes proyectos y las grandes empresas exigen una alta capacidad de adaptación. Por eso no debes temer a los cambios, sino acogerlos como parte de tu aprendizaje y de tu desarrollo.

-Solo debes trabajar en lo que te apasiona. Todos tenemos alguna actividad en la que podríamos trabajar gratis, si se diera el caso. Eso es lo que te apasiona y eso es lo que debes convertir en actividad profesional. No importa si es coser zapatos o viajar a Marte. Lo único importante es que te apasione verdaderamente.

-No esperes a que haya condiciones favorables. La espera es buena solo si se ha hecho un cálculo objetivo y se llegue a la conclusión de que representa una ganancia. De lo contrario se convierte en un factor negativo que solamente te lleva a posponer una y otra vez tus planes. Tu éxito profesional se construye cada día, con pequeñas y grandes acciones. No esperes: actúa.

>>Ver cursos para el DESARROLLO PROFESIONAL

-Todo tiene un método. No desperdicies energías, ni esfuerzos, ni recursos actuando sin ninguna planificación. Un excelente proyecto puede irse al traste si el método es inadecuado. Lo ideal es que siempre simplifiques cada tarea a través de métodos correctos y que para cada uno de tus sueños haya un plan definido.

-Fortalece los círculos profesionales a los que perteneces. Lo aconsejable es que establezcas vínculos profesionales con personas y entidades verdaderamente empoderadas de algún sector o tema. Esos nexos no solamente contribuyen con tu formación (pues eres testigo de su ejemplo), sino que también te permiten entrar en una lógica de productividad.