Expresiones corporales que debes evitar en una entrevista laboral

Expresiones corporales que debes evitar en una entrevista laboral

Te dejamos algunos consejos de expertos para que trasmitas el mensaje correcto.

Está por demás decir que debemos ser cuidadosos en las entrevistas laborales ya que muchas veces los nervios nos llevan a caer en ciertas actitudes que denotan una idea errónea sobre nuestra persona.

>>Ver cursos de TÉCNICAS DE ENTREVISTAS DE TRABAJO

Recuerda que al expresar algo de manera oral, nuestro cuerpo trasmite también un tipo de comunicación.

>>Quiero hacer un curso de COMUNICACIÓN ORAL

Así que no importa si llegas a tu entrevista con una imagen física bastante agradable, y entregas un currículo de primera, si a la hora de las preguntas tu cuerpo da un mensaje diferente.

“El lenguaje corporal muestra lo que hay en nuestro interior, por ello es importante programar nuestro cerebro para que el cuerpo comunique lo que realmente deseamos”, comento en entrevista la coach en programación neurolingüística, Sofía Braveman, del área Manager Bussiness School de Creators.

Quiero hacer un curso de especialización en GERENCIA DEL TALENTO

Asimismo pasó algunos tips para tomar en cuenta para una entrevista laboral y no equivocarnos en el lenguaje corporal:

Apretón de manos. Esta será la primera impresión que vas a dar (aparte de la física), así que debes trasmitir confianza al reclutador mediante un buen contacto visual, una sonrisa y asegurarte de dar un apretón de manos firme, pero sin resultar grosero.

Postura. Al tomar asiento es importante no estar demasiado encorvado, pues con ello denotaras pereza y desinterés. Lo correcto es que te sientes derecho, así denotaras interés y seguridad en ti mismo.

Invadir espacio personal. Siempre debes parecer respetuoso así que lo recomendable es no pararte muy cerca de tu entrevistador y no abrazarlo, pues esto puede parecer grosero.

Cruzar brazos o piernas. Estos gestos manifiestan que tienes tendencia a ser de mente cerrada y que no estás abierto a nuevas oportunidades.

Contacto visual. Cuando el reclutador te hable es mejor estar atento y hacer contacto visual. Recuerda que esta es la principal herramienta que poseemos para establecer una conexión. Mantener el contacto por demasiado tiempo puede incomodar a la otra persona, pero el evitarlo por completo puede inspirar desconfianza o hacer evidente tu nerviosismo.

>>Quiero hacer un Máster en Recursos Humanos

Asentir demasiado con la cabeza. Lejos de demostrar lo concentrado e interesado que estás en lo que dice tu entrevistador, asentir demasiado te hará ver un poco ridículo. Asiente una o dos veces y luego mantén la cabeza centrada.

No sonreír. Puedes denotar nerviosismo u hostilidad, ¡ojo!, tampoco se trata de estar riendo todo el tiempo porque eso te hará parecer demasiado nervioso; debe ser algo moderado y sincero.

Tus manos. Tus manos son un punto clave para los reclutadores, si las escondes en los bolsillos o debajo del escritorio quiere decir que no eres una persona confiable y que ocultas algo (por ende mentiroso), si las mueves demasiado o de plano las dejas sin movimiento te encuentras muy nervioso o eres una persona que no puede funcionar para un puesto que requiere de estrés constante.

Otro punto que debes considerar es que tu expresión facial acompañe un mensaje que quieres trasmitir. Esperamos que estos consejos hagan de tu próxima entrevista un momento más cómodo y que consigas ese puesto tan deseado, ¡suerte!

También te pueden interesar:

>>Curso para HABLAR EN PÚBLICO