Cómo mejorar tu perfil de LinkedIn y conseguir trabajo en 2021

Claves para manejar tu perfil en LinkedIn

Tener un perfil actualizado y completo, con recomendaciones y validación de aptitudes son algunas de las principales recomendaciones.

LinkedIn reúne varias de las mejores ofertas laborales que aparecen en Internet. Es la red social profesional por excelencia y, por eso mismo, constituye un espacio inmejorable si lo que quieres es permanecer informado de las nuevas oportunidades de trabajo.

»Cursos sobre LINKEDIN

»Quiero aprender a redactar un buen currículum

»Ver CURSOS con PRÁCTICAS

<relacionada slug=»como-conseguir-trabajo-a-traves-de-las-redes-sociales» posicion=»left» /> Muchos “cazatalentos” y empleadores revisan los perfiles LinkedIn para encontrar a sus candidatos. Por eso es crucial que incluyas información relevante y atractiva, de modo que tu perfil sea una verdadera carta de presentación para ti.

Estos son algunos consejos para manejar tu perfil en LinkedIn. En primer lugar, debajo de tu nombre aparece una breve descripción de tu profesión o labor. Elige adecuadamente las palabras para definir lo que haces. Este es uno de los elementos claves para que te encuentren cuando buscan candidatos.

El resumen de tu perfil es muy importante. Debes ser concreto y destacar tus principales logros y habilidades. Utiliza palabras clave, es decir, aquellas que le permitirán a un interesado encontrarte con mayor facilidad. Por ejemplo, el nombre de tu profesión o tu especialidad.

»Me gustaría especializarme. Ver MÁSTERES por CATEGORÍAS

No dejes vacío el campo de “trabajo actual”. Si estás desempleado, utiliza este espacio para indicar que ofreces tus servicios profesionales en la modalidad “freelance” o “independiente”.

La sección de “Proyectos” es otra de aquellas que no puedes dejar vacía. Constituye una buena oportunidad para “venderte” como alguien con iniciativa e interés en lo que hace. Introduce allí todos aquellos proyectos en los que has estado involucrado. Puedes incluir los que desarrollaste en la universidad e incluso los que aún no has desarrollado, pero tienes en mente. Si tienes muestras de esos proyectos, mucho mejor.

La sección de conocimientos y aptitudes se debe aprovechar al máximo. La plataforma te permite introducir hasta 50 y vale la pena que incluyas todas aquellas que puedan ser palabras clave en tu perfil. De hecho, la misma plataforma te hace sugerencias sobre las palabras que puedes utilizar. Tómalas en cuenta.

Es importante lograr que tus contactos validen tus aptitudes. La forma más directa de conseguirlo es que tú hagas lo mismo con ellos. Visita sus perfiles y certifica todas aquellas aptitudes que conozcas de ellos. Más temprano que tarde harán lo mismo contigo.

Lo ideal es que consigas recomendaciones profesionales de tu trabajo. No pueden ser personales, sino estrictamente laborales. Un perfil de LinkedIn con al menos un par de recomendaciones resulta altamente confiable para los empleadores. Los expertos indican que quienes cuentan con diez recomendaciones laborales se convierten en la primera opción para las empresas que están reclutando nuevo personal.

Busca contactos. Si tienes un alto número de contactos puedes obtener dos beneficios: por un lado, tu perfil será más visible. Por otro lado, tendrás más credibilidad.

No dejes tu perfil de LinkedIn sin completar y permanece activo. Actualiza tu perfil, comparte contenidos y enlaces, participa en debates y, en todo caso, no seas un espectador pasivo.