Aprende a negociar tu salario

Aprende a negociar tu salario

Existen fórmulas infalibles para tener el control de la negociación a través de una serie de preguntas y consideraciones. ¡Ponte pila!

Negociar lo que ganarás por tu trabajo puede ser un tema un tanto atrevido durante una entrevista laboral; y si bien no es lo único que importa en ese momento es un factor significativo para decidir permanecer en la vacante.

Pese a que resulta incómoda está cuestión es fundamental aprender a abordarla de manera correcta. De hecho existe una fórmula infalible para que tengas el control de la negociación a través de una serie de preguntas que dependen de la forma en la que te plantean el tema.

¡Ojo! Tampoco se trata de que lances un número a la primera, es pertinente que dejes que el reclutador lo haga; por ejemplo, si te preguntan el monto de lo que deseas ganar, puedes responder preguntando ¿cuál es el rango de sueldo? Es como decir “no lo diré, primero tú”, pero de manera muy sutil. Esto te puede beneficiar ya que lo dejarás por completo al entrevistador, de lo contrario si mencionas una cantidad mayor puede que pierdas oportunidad, y si es más baja también ya que este nunca te dirá que cuentan con una cantidad en específico.

>>Te puede interesar>> Curso de Gestión Laboral: Salario, Contratación y Cotización Online

Igual si estás por cambiar el empleo actual y te preguntan ¿cuánto ganabas en la empresa anterior? Lo mejor es que preguntes si pretenden ofrecerte la misma remuneración económica; y menciones el rango que han variado tus salarios durante tu carrera profesional, de este modo tendrán que considerar un rango más amplio al de tu empleo anterior.

Es un error pensar que los salarios o beneficios que anuncian en una vacante laboral no pueden negociarse, haz a un lado esa idea ya que “todo se puede negociar”, por lo que te recomendamos que dejes para el final las preguntas sobre el sueldo y consideres no decir ‘no’ a la primera propuesta que te planteen.

En caso de que no estés de acuerdo con el sueldo que te ofrecen, puedes preguntar si existen posibilidades de conseguir un futuro aumento al alcanzar los objetivos que requiere la empresa en un tiempo determinado.

No descartes realizar una investigación sobre el sector profesional en el que se encuentra la empresa en la que te postulaste y cuál es la media salarial que existe en el mercado laboral en un puesto similar.

También es importante que valores tu nivel de experiencia en el campo que desempeñarás. ¡Aquí el realismo y la honestidad no pueden faltar!

Un punto primordial es demostrar que eres el profesional que la empresa requiere para su expansión y crecimiento; así que aprende a venderte a ti mismo durante la entrevista de trabajo y resalta cómo tu incorporación puede dar un valor añadido.

Lo que debes evitar por completo es: no atreverte a negociar, mencionar pretensiones salariales antes de conocer la vacante, aceptar lo que te ofrecen desesperación de obtener un empleo e ignorar las necesidades reales de la empresa.

Además de pensar que la empresa sabe lo que vales, centrarte únicamente en el salario, pensar que al demostrar lo bueno que eres te subirán el sueldo y creer que negociar es sencillo.

>>Te recomendamos>> Experto en Gestión Laboral: Contrat@, Delt@, Cret@, Sistema Red y Siltra Online

Leer ahora:
Cosas que debes borrar inmediatamente de tu CV