Herramientas y consejos de una profesora de Filología para el correcto uso de la lengua española

Foto: Herramientas y consejos de una profesora de Filología para el correcto uso de la lengua española

Herramientas y consejos de una profesora de Filología para el correcto uso de la lengua española

Diccionarios de referencia y otros recursos a mano para no podrás fallar al momento de hablar, exponer o escribir.

El diccionario de la Real Academia Española (RAE), define el lenguaje como un “conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente”, además de ser una vía que funciona para una adecuada comunicación.

Hay que considerar que el español es una lengua romance, y una de las más habladas alrededor del mundo junto al inglés y el mandarín. Además, es el idioma oficial de 21 países y se estima que en el mundo hay más de 400 millones de nativos que hablan esta lengua.

“La lengua nos sirve a todos para comunicarnos, pero si nos detenemos a preguntar, ¿hablamos todos un español correcto?», plantea la profesora de Filología y Literatura, Dolores Guerra. «La respuesta sería que evidentemente un hablante no puede dominar todas las palabras y todos los significados del idioma, pero sí puede ampliar cada vez más su acervo léxico y el conocimiento de usos incorrectos del idioma para no cometer errores”.

La lengua española y sus reglas

Guerra afirma que “hay que tener en consideración que esta herramienta (la lengua), útil y necesaria para el desarrollo de las sociedades hispanohablantes, cuenta con un sin fin de reglas, tanto ortográficas como gramaticales, que la conforman para dar estructura y coherencia de lo que se quiere comunicar». Sin embargo, en la actualidad, dichos parámetros son modificados y en ocasiones omitidos, algunos ejemplos de ello podrían ser las palabras en las que al final se les agrega una ‘s’, como ‘comiste’, ‘vinistes’, entre otros.

De la misma manera la docente recuerda que el español es “una lengua viva, por lo que no existe una sola forma correcta y pulcra en la que pueda encajar”, debido a que el idioma normalmente se adecúa según el contexto. De ahí que los errores gramaticales que se comenten se deben a las transformaciones a nivel histórico, económico y cultural.

“Lo anterior podríamos explicarlo de una manera muy sencilla, pues estos cambios suceden debido a que los seres humanos son quienes le dan el uso, ya sea adecuado o inadecuado». Por ese motivo, explica la profesora, «en muchas ocasiones nos encontramos con que una palabra tenga diversos significados o variaciones, dados a partir de una región o país en que se hable la lengua”.

«Lo que hoy no es correcto puede serlo mañana»

Guerra, destacó que “lo cierto es que el lenguaje está evolucionando rápidamente y lo que hoy no es correcto puede serlo mañana, lo cual no es necesariamente malo, pero hay determinados usos que deberían evitarse, pues llevan al idioma a empobrecerse y perder matices que son útiles en nuestro día a día.

Es por ello que, para hablar correctamente se debe conocer la norma, la convención, además de evitar errores como:
– la ambigüedad (no expresar con claridad lo que se desea trasmitir)
– la pobreza léxica (uso de palabras insípidas)
– utilizar palabra largas, errores de puntuación, de entonación o de sintaxis, impropiedades del lenguaje, extranjerismos inapropiados, errores verbales, y redundancias.

Herramientas para consultar dudas de la lengua española

Pese que en la actualidad es muy común encontrar nuevas palabras adquiridas debido a la moda, a las redes sociales o a ideologías, el mejor consejo de la profesora Dolores es “la consulta de herramientas que ayudan a resolver dudas”. Es por ello que, compartimos una serie de recursos que son ideales para el correcto uso de la lengua: el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, el Diccionario Breve de Mexicanismos de la Academia Mexicana de la Lengua o el Diccionario Panhispánico de Dudas.

También se puede consultar un diccionario de uso (que no se basa tanto en las normas lingüísticas, sino en las formas de uso de la lengua), como el Diccionario de uso del español de María Moliner es recomendable.

Un diccionario de sinónimos también es una gran herramienta para evitar la pobreza de vocabulario, un diccionario recomendable es El mundo.es, que puede ser de gran utilidad; o un diccionario de antónimos y sinónimos como el que ofrece el diario El País en conjunto con Santillana.

Una herramienta recomendable sobre los usos y dudas del español de México es la obra Minucias del lenguaje, de José G. Moreno de Alba.

Otra herramienta que ayuda a los hispanohablantes a escribir y hablar correctamente el español, es “El libro del español correcto” del Instituto Cervantes, un manual que define cómo debe ser el español de la norma culta.