Tips para sobrevivir a un mal profesor y no confundirlo con uno exigente

Foto: Tips para sobrevivir a un mal profesor y no confundirlo con uno exigente

Tips para sobrevivir a un mal profesor y no confundirlo con uno exigente

Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a lidiar con un mal profesor y saber diferenciarlo de un profesor exigente.

El colegio está lleno de experiencias de todo tipo, tanto buenas como malas, que generalmente dejan marca. Seguramente te has topado con un mal profesor, y no sabes cómo lidiar con esta situación.

La psicóloga e investigadora Olivia Ibarra comentó en entrevista a aprendemas.com que “ser o no un buen profesor puede ser algo muy variante, ya que depende desde la perspectiva en que se mira, lo menciono de esta manera porque para algunos estudiantes puedes ser el mejor profesor, pero para otros eres el más pésimo de todos los profesores que hayas tenido, así que con este tema podríamos entrar en un gran dilema”.

Profesor malo o profesor estricto?

La especialista dijo que “es muy normal confundirse entre un profesor estricto y un mal profesor». En su opinión «hay docentes que dentro de su labor suelen presionar, ser duros y exigentes con la finalidad de que sus alumnos pongan más empeño y esfuerzo». Pero por otro lado «hay otros que son profesores perezosos, o que tienen poco empeño en sus clases, no cuentan con la preparación suficiente o las herramientas educativas necesarias para impartir una clase, o ‘saben mucho pero son malos para impartir’; o están los que deciden ir más allá y caer en la esfera de lo negativo, haciendo todo para que los alumnos no prosperen, incluso humillando o utilizando su posición de poder para cometer algún abuso, y como resultado hay estudiantes desmotivados, con poco interés en aprender o hasta con ciertas frustraciones que no les permiten salir adelante en el estudio”.

Platón decía que “la disposición emocional del alumno determinaba su capacidad para aprender”, ante lo que la psicóloga agrega que “un elemento importante de la docencia es contar con elementos para aplicar educación emocional, ya que puede ser un gran incentivo». Desde el punto de vista de la especialista, «venimos con ciertas emociones al nacer, pero hay que educar en su expresión, en su regulación; es por ello que, la educación emocional es brindar a los alumnos las herramientas que les ayuden a hacer frente a los retos que la vida les depare, puesto que, para las cosas buenas no nos tenemos que preparar, pero para los retos y las dificultades sí. A través de la educación emocional se desarrollan una serie de competencias- emociones que son las que les van a servir al alumno durante toda su vida”.

Tips para sobrevivir a un mal profesor

Si tu caso es el de tener la mala suerte de que uno de tus profesores no sea buen docente, la especialista Olivia ofreció una lista al respecto que puede ser de gran utilidad;

Sacar lo autodidacta es una gran opción. Considera que el aprendizaje no puede esperar a que haya una persona que te enseñe, así que, lo mejor es echar mano de la infinidad de recursos e información que hay disponibles.

También puedes darte a la tarea de estudiar con tus compañeros, será la mejor alianza que puedes formar a fin de comparar notas y realizar círculos de estudios. Recuerda que, cuando un profesor no enseña bien no sólo afecta a un alumno, sino a toda la clase.

La organización puede sr tu mejor aliada, sobre todo cuando se trata de organizar notas, grabar clases; de esta manera tendrás oportunidad para repasar los contenidos y reforzar los puntos débiles.

Por otro lado, lo mejor que puedes hacer es estudiar el doble para ganarte el respeto del profesor y así demuestres que tan buen estudiante eres; además de participar en clase de manera constante sin importar los malos comentarios (si es que los hacen), pues de esta manera podrás demostrar un genuino interés sobre tu clase.

El esfuerzo en las tareas y trabajos no pueden faltar, así no darás pie a malos comentarios o detalles y podrás ser mejor visto por tu profesor.

En el caso de que tu profesor se haya convertido en un mal profesor porque hay algún tipo de enemistad, entonces, primero lo que debes hacer es reflexionar y lograr identificar si hay algo que no hiciste de manera correcta para ganar su antipatía.