¿Por qué “hacer lo que te gusta” no siempre es un buen consejo profesional?

¿Por qué “hacer lo que te gusta” no siempre es un buen consejo profesional?

A menudo familia y amigos sugieren hacer lo que nos gusta para vivir. Sin embargo, este consejo podría no ser tan bueno.

“Haz lo que te gusta” o “Sigue tus sueños” son algunos consejos que suelen dar a las personas que no están muy seguras de qué hacer con su futuro profesional.

>>Ver CURSOS PROFESIONALES

En nuestra cultura laboral actual está arraigada la idea de que nuestro trabajo debe ser algo que nos encante hacer, y el hecho de no contar un empleo “apasionante” tiene a menudo una connotación negativa.

Sin embargo, mantener la creencia de que “Hacer lo que te gusta” es el escenario ideal en el trabajo es más perjudicial de lo que parece. Aquí las razones.

1. No todo el mundo puede disfrutar lo que hace. La realidad es que, por razones como la oferta y la demanda laboral o pocas posibilidades económicas, no todas las personas llegarán a trabajar en eso que tanto sueñan. Eso puede generar frustración, angustia, y una presión innecesaria, más en una era en la que las redes sociales son una herramienta que muchos usan para compartir lo felices que son en sus trabajos.

“Muchos empleos perfectos son soñados por muchas personas, así que la oferta y la demanda nos indican que es difícil lograr ese trabajo ideal”, dice a Mic el consultor de carreras MartyNemko.

En otras palabras, son muy pocas las probabilidades de tener el trabajo soñado, así que intentar alcanzar esta meta puede resultar difícil y muy frustrante.

>>Cursos de IDIOMAS PARA LA EMPRESA

>>Curso de TÉCNICAS PARA BUSCAR EMPLEO

2. Es el mejor camino para la explotación laboral. En su libro ‘Haz lo que amas y otras mentiras sobre el éxito y la felicidad’, el autor Miya Tokumitsu indaga sobre las razones por las que la pasión pasó a convertirse en un factor fundamental a la hora de conseguir trabajo.

Para generaciones anteriores, tener trabajo era simplemente una obligación para subsistir. Contar con un empleo apasionante no era una prioridad tan importante hace varias décadas.

Una de las conclusiones de Tokumitsu es que “los empleadores quieren pasión porque no quieren oír quejas. Si haces que la pasión sea un trabajo, después no podrás quejarte por exceso de él”, dijo este autor a The Atlantic.

“Nada hace que la explotación sea más sencilla que convencer a los trabajadores de que están haciendo lo que les gusta”, agrega Tokumitso.

>>Curso de MOTIVACIÓN

3. Un hobbie no necesariamente es un buen empleo. A Confucio se le atribuye la frase “Escoge un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar un solo día de tu vida”. Sin embargo, la realidad es que algo que se disfrute hacer en el tiempo libre no siempre se traducirá en un buen trabajo.

>>Cursos de IDIOMAS+TRABAJO

“Un trabajo implica generar unos ingresos para poder vivir, implica hacer cosas que los demás quieren o necesitan lo cual no tiene que ser lo que tú quieres o necesitas… Y esta es una distinción muy importante”, dice en su blog el consultor y emprendedor José Manuel Alarcón.

“A muchas personas les sorprende encontrar que algo que solía ser un gran hobbie resulta ser tedioso cuando deben hacerlo a diario, cumpliendo plazos, y con personas diciéndoles que hacer”, declaro a MicRobAsghar, consultor  en gerencia y escritor.

Son tan altas las expectativas que se ponen sobre las personas y los empleos, que “hacer lo que te gusta” más que un sueño, se convierte en una obsesión cada vez más difícil de sobrellevar.

>>Cursos para DESARROLLAR CAPACIDADES
>>Cursos para REDACTAR EL CURRÍCULUM