¿Conviene o no el financiamiento educativo?

Financiamiento educativo: pros y contras de un crédito escolar

Si estás pensando en solicitar un financiamiento para hacer la carrera checa todo sobre estos y decide si es conveniente.

Es muy común que año con año decenas de miles de jóvenes no logren obtener los aciertos necesarios para entrar a alguna de las universidades públicas del país por lo que se ven en la necesidad de cambiar sus planes de estudiar y buscar suerte en próximas convocatorias y hasta dejar de pensar en continuar con los estudios para dedicarse de lleno a lo laboral.

Otra opción podría ser continuar con los estudios en un centro privado, lo cual se puede dificultar para los que no cuentan con las posibilidades de cubrir los gastos de este, por lo que quizá puedan acudir a algún tipo de financiamiento, pero ¿qué tan conveniente es?

Si te encuentras en todo un dilema para solicitar algún tipo de crédito que te permita continuar con tus estudios, te dejamos algunos pros y contras sobre ello para que sea más sencillo decidir.

>>Curso con salidas: Maestría en Finanzas

¿Qué es un financiamiento educativo?

Este crédito escolar o financiamiento educativo te permite cubrir las mensualidades de un programa educativo en alguna institución privada, ya sea para una licenciatura, ingeniería, maestría,especialidad o cualquier otro tipo de estudios; y como todo financiamiento, tiene diferentes condiciones para que puedas obtenerlo, así como distintos mecanismos de pago y tasas de interés.

En otras palabras, el financiamiento se encarga de cubrir de manera total o parcial tus estudios para que, al finalizarlos, puedas pagarlo en mensualidades.

Este financiamiento será el encargado de cubrir la cuota de estudios siempre y cuando cubras ciertas clausulas y podrás pagar cuando concluyas con los estudios o después de determinado tiempo de la carrera, esto depende mucho de la institución financiera que te otorgue el apoyo.

¿En qué consisten?

Como cualquier tipo de crédito, la idea es solicitar a algún banco o institución autorizada para ello, el dinero para cubrir todo o una parte del costo de la matrícula de la carrera, para pagarla en el futuro (de 10 a 15 años después).

Tipos de financiación

Los tipos de financiación pueden ser bancarios, no bancarios emitidos por un organismo, créditos de institutos educativos que ofrece la misma universidad donde se pretende estudiar o los gubernamentales.

De acuerdo a la institución o financiera a la que lo solicites pueden variar sus características, pero las más comunes son que tienen una tasa de interés fija o variable;comienzas a realizar pagos al final de tus estudios, aproximadamente de seis a 12 meses después (aunque puede ser en menor tiempo) y es fundamental contar con un aval u obligado solidario.

Asimismo, es de suma importancia tomar en consideración que todos los tipos de financiamiento solicitan de manera primordial un promedio mínimo que debes mantener durante tus estudios.

Ventajas y desventajas

Entre las ventajas podemos resaltar que al solicitar un crédito de este tipo no tienes que preocuparte por cubrir las mensualidades durante tus estudios por lo que podrás realizar tus estudios con más dedicación y mucho esmero. Además, es una gran manera de sentirte motivado a mantener un promedio mínimo en tus estudios, lo cual te permitirá estar más seguro de que no tirarás la toalla antes de tiempo.

Por otro lado, otra gran ventaja es que al contar con un financiamiento educativo no debes conformarte únicamente a este, puesto que podrás combinarlo con becas de las mismas instituciones educativas u otras, lo cual definitivamente te será de gran utilidad para aminorar el monto del crédito que solicites.

En cuanto a las desventajas, debes tener en cuenta que la tasa de interés o condiciones pueden variar y bastante, así que no tienes seguridad de que al final pagarás lo mismo que en un principio te sugirieron al solicitar un crédito de este tipo; al mismo tiempo debes considerar que en el caso de que te veas obligado a dejar de estudiar, sin importar las razones, debes pagar los pagos acumulados hasta ese momento, y en muchos de los casos es necesario cubrir el monto total aunque te encuentres en cualquier grado de la carrera.

Asimismo, aún no existe mucha cultura sobre este tipo de financiamientos hoy en día no todo el mundo conoce sobre este tipo de créditos y cómo funcionan por lo cual no siempre son tan recurridos, y sobre todo, los sueldos y la inserción en el mercado laboral de los recién egresados no siempre es la más adecuada para pagar satisfactoriamente un crédito estudiantil.

Noticia relacionada: ¿Cómo funcionan los planes de financiamiento universitarios?