El autoaprendizaje: una nueva modalidad de formación

El autoaprendizaje: una nueva modalidad de formación

Repasamos los puntos clave de ser autodidacta para quienes la constancia y responsabilidad son requisitos imprescindibles.

Antes se les conocía como autodidactas. A ese grupo pertenecen figuras tan destacadas como Charles Chaplin, Woody Allen, José Saramago, Gabriel García Márquez y Estanislao Zuleta, entre otros. Todos ellos optaron por aprender fuera de las aulas y de los programas formales.

Hace algunas décadas este tipo de formación se basaba en los libros y la experimentación. Hoy en día, con la presencia de Internet, los estudios en cualquier área del conocimiento pueden realizarse vía web, e incluyen documentos, videos, animaciones y toda suerte de recursos.

>>Me gustaría hacer un CURSO ONLINE. Ver opciones

El autoaprendizaje viene tomando fuerza por muchas razones. En primer lugar, es un método muy económico que en la mayoría de ocasiones solo exige contar con una conexión a Internet y un computador o un dispositivo móvil.

En segundo lugar, el autoaprendizaje es sumamente flexible. Tanto si se opta por un programa formal, como si se estudia de manera completamente autónoma, la distribución del tiempo, el ritmo y la intensidad de los estudios dependen por completo del alumno.

>>Ver curso para APRENDER A ESTUDIAR

Finalmente, a través del autoaprendizaje se puede acceder a contenidos e instituciones que serían inalcanzables de no ser por la virtualidad. Es el caso de los cursos impartidos por la Universidad de Harvard, la Universidad de Oxford, Stanford y Yale, entre otras.

Tipos de autoaprendizaje

El rasgo principal del autoaprendizaje es que el estudiante es quien organiza la forma en que quiere desarrollar su programa de estudios. No está sujeto a un pensum, ni a un plan de asignaturas.

Simplemente accede al conocimiento a través de temas específicos, en diferentes áreas. Decide qué, cuánto y cuándo quiere estudiar y, por lo general, no está interesado en una certificación o título, sino en profundizar su saber.

Sin embargo, hay diferentes modalidades para llevar a cabo el autoaprendizaje. Las principales son las siguientes:

Investigación propia. Cuando por cuenta personal se hace una búsqueda de los documentos y archivos multimedia de la red, muchas veces combinados con documentos físicos, sobre un determinado tema y con diferentes propósitos.

Tutoriales. Actualmente hay un sinfín de tutoriales en la red, en diferentes formatos. Desde las clásicas instrucciones “paso a paso”, hasta guías completas en video, audio, texto, o todos juntos combinados.

Cursos libres. Existen muchas plataformas dedicadas a impartir cursos gratuitos, sobre casi cualquier área del conocimiento. También las universidades han entrado en la tendencia de ofrecer cursos abiertos a todo tipo de público, sin ningún costo. Actualmente es posible, por ejemplo, aprender un idioma completamente en línea y por cuenta propia.

>>Ver otros CURSOS GRATUITOS

Ventajas y desventajas del autoaprendizaje

Para llevar a cabo un autoaprendizaje eficaz se necesita algo más que deseo. Dentro de las cualidades personales indispensables para acceder a este método están: gran responsabilidad; capacidad de organización; perseverancia; enorme autonomía; independencia intelectual; criterio; conocimientos de base.

Generalmente, quienes estudian de forma autodidáctica son más críticos, analíticos y creativos. Se forman opiniones propias de gran solidez y adquieren mayor habilidad para discriminar la información y jerarquizarla.

Este tipo de aprendizaje es también mucho más económico y permite tener un ritmo propio: el estudiante puede repasar un mismo tema cuantas veces quiera, hasta que lo tenga completamente aprendido.

>>Ver Maestría en TECNOLOGÍAS DIGITALES APLICADAS A LA EDUCACIÓN

Por contrapartida, el autoaprendizaje puede ser mucho más demorado que el aprendizaje formal, y está más expuesto a los errores y vacíos. El estudiante muchas veces no cuenta con la posibilidad de recibir retroalimentación, ni de resolver dudas, lo que puede dar lugar a grietas en sus conocimientos.

Así mismo, la imposibilidad de certificar lo aprendido mediante un diploma formal puede ser un gran obstáculo a la hora de probar la idoneidad para un determinado cargo. Por eso lo ideal es que los estudiantes de hoy combinen la educación formal con el autoaprendizaje.