Consejos para hablar en público

Prácticamente todo el mundo, por lo menos la primera vez que lo hizo le asustó. Aprende cómo ser un gran orador.

Dirigirse a una audiencia no siempre es tan sencillo como parece, pero toma en cuenta que prácticamente todo el mundo, por lo menos la primera vez que lo hizo le asustó  hablar en público. Bien dicen «querer es poder», así que haz a un lado esos temores y anímate a hacerlo.

>>Ver cursos de ORATORIA

>>Ver cursos para PERDER EL MIEDO a HABLAR EN PÚBLICO

Ten por seguro que nadie comenzó siendo un excelente orador y lo único que marcó la diferencia fue la práctica, la constancia y determinación.

Hoy tenemos para ti algunos consejos para que pierdas el miedo y te conviertas en un gran orador:

>>Busca tu curso de COMUNICACIÓN

Conoce a tu audiencia. No importa cuál sea el tema a tratar, la forma en la que lo abordarás es lo importante; por lo que debes utilizar ejemplos significativos con los que tu público se pueda identificar.

>>Ver formación para hacer discursos y exposiciones

Adiós nervios. Aunque ya conozcas el tema es importante que estudies tu presentación, considera que siempre existirán los nervios y con ellos viene un descontrol total, por lo que si ensayas los dejarás a un lado.

Cuál es el objetivo. Si no tienes claro qué es lo que quieres que se lleve el público después de tu participación, lo más probable es que la gente salga de la plática con esta misma duda. El tener claro cuál es tu objetivo, qué quieres que la gente sienta, piense o haga al terminar tu charla te permitirá construir tu exposición alrededor de estos objetivos y ser más claro y eficaz.

Ensaya. La única manera de que te percates de tus errores es cometiéndolos y es mejor que lo hagas antes de la presentación. No olvides tomar en cuenta la retroalimentación que pueden darte tus compañeros, amigos y familiares.

>>Ver curso profesional en arte dramático

Sé humilde. Trata de dirigirte de manera humilde pero firme con todos y no manejarte como un sabelotodo, pues eso dará una mala imagen a otros.

No olvides sonreír. Es importante que demuestres positivismo y alegría, esto no quiere decir que rías como loco todo el tiempo, pero debes de demostrar que te agrada lo que estás haciendo, además con ello brindarás confianza y seguridad de tus palabras hacia el espectador.

>>Busca tu curso de GESTIÓN DEL ESTRÉS

>>Ver cursos y maestrías en PSICOLOGÍA POSITIVA

Maneja tu espacio. No te quedes de pie en un solo lugar, esto hace que te veas pequeño, indefenso e inseguro, así que debes moverte en el espacio en el que trabajaras (tampoco lo hagas demasiado).

Deja tus datos de contacto. En un mundo como en el que vivimos actualmente es de suma importancia estar siempre accesible para otros. Nunca sabes qué puertas se abrirán a partir de esta actitud. Puede ser que hayas causado una impresión en alguien que posteriormente quiera hablar contigo, alguna otra persona puede acercarte recursos que te serán útiles en el futuro.

También te pueden interesar:

Cursos de REDACCIÓN