Nadie es demasiado joven para planear su retiro

¿Demasiado joven para planear tu retiro?

Entramos a fondo en el funcionamiento del régimen pensional de Colombia.

El tema del retiro laboral, la pensión y todo aquello que se relacione con el final de la vida productiva no es algo que le cause gran inquietud a los jóvenes. Cuando estás comenzando a vivir, la vejez parece ser una realidad demasiado lejana.

>>Ver Máster en Psicología de las Organizaciones y del Trabajo

El problema es que nuestro sistema pensional está diseñado de tal manera que entre más rápido te des cuenta de la importancia de planear tu retiro, mejores posibilidades tienes de asegurar que vas a vivir una vejez tranquila, sin grandes necesidades o preocupaciones.

Ha aumentado la esperanza de vida y, teniendo en cuenta las características del mercado laboral y el desgaste biológico natural, hay una alta probabilidad de que no puedas acceder a una actividad productiva formal durante los últimos 10 ó 20 años de tu existencia.

>>Ver curso de ASESORÍA FISCAL Y LABORAL

De ahí la importancia de planificar con suficiente tiempo de anticipación cuáles van a ser las condiciones de tu retiro. Enseguida te damos algunos datos que te pueden aclarar el tema.

El régimen pensional en Colombia

El régimen colombiano tiene dos modalidades para cotizar a pensiones: Régimen de Prima Media (RPM) y Régimen de Ahorro Individual (RAI). En el primero, la cotización de cada trabajador forma parte de un fondo común que está a cargo del Estado.

>>Me gustaría hacer un curso de GESTIÓN LABORAL

En el segundo, lo que existe es un ahorro individual y es manejado por entidades privadas (las Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías).

En el Régimen de Prima Media lo que cuenta para pensionarte es tu edad y la cantidad de semanas que hayas cotizado. En el Régimen de Ahorro Individual, lo más relevante es la cantidad de dinero que hayas logrado reunir con tus aportes mensuales.

¿Cómo funciona el aporte a pensiones?

Todas las personas que tengan un contrato laboral, un contrato de prestación de servicios o que trabajen de manera independiente deben aportar el 16% de su salario mensual para la pensión.

Si eres empleado, la organización para la que trabajas paga el 12% de ese monto y tú el 4%, si ganas menos de 4 salarios mínimos. Si ganas más, tienes que aportar un 1% adicional.

Si eres contratista o independiente, te corresponde cubrir por completo el porcentaje. Es decir, debes destinar el 16% de tu salario para aportes a pensiones.

>>Curso de FISCALILDAD Y PLANES DE PENSIONES

Requisitos básicos para obtener la pensión

El dinero de tus aportes, así como el tiempo de trabajo, se van sumando. Si haces tus aportes a COLPENSIONES, la entidad estatal que maneja este tema, tienes derecho a una pensión cuando hayas cotizado 1.300 semanas y tengas 57 años de edad si eres mujer y 62 años si eres hombre.

Si haces tus aportes a un fondo privado, puedes pensionarte cuando completes el 110% del salario mínimo legal vigente, sin importar tu edad. De igual modo, si llegas a la edad de retiro y no has alcanzado el monto establecido, te reconocerán la pensión por un salario básico, siempre que hayas cotizado durante 1.150 semanas.

En ambos casos tienes derecho a una pensión por invalidez, si has cotizado 150 semanas (3 años) y tienes una enfermedad o un accidente que te impida seguir laborando.

¿Por qué es importante planear el retiro desde joven?

Desde el punto de vista de la rentabilidad, lo mejor para una persona joven es afiliarse a un fondo privado de pensiones. Allí estás haciendo un ahorro y si tienes la posibilidad de mantenerlo durante muchos años para que cuando llegues a la edad de retiro tengas una buena mesada.

Ver curso de CONTRATACIÓN, NÓMINAS Y PRESTACIONES SOCIALES

En el Régimen de Ahorro Individual puedes hacer aportes extraordinarios, es decir, más del 16% del salario mensual, que está establecido. De este modo logras incrementar el monto de la pensión y también anticipar el momento del retiro.

Es posible que logres asegurar una mesada básica mucho antes de llegar a la edad de retiro. Al día de hoy, una persona que tiene 100 millones de pesos ahorrados en la Administradora  de Pensiones, puede solicitar la pensión por un salario mínimo.

En caso de que tu salario sea bajo, vale la pena que consideres el Régimen de Prima Media, ya que de lo contrario tardarías demasiado tiempo en acopiar los recursos necesarios para conseguir tu pensión en un fondo privado.

Si miras a tu alrededor verás que hay una enorme cantidad de personas mayores que no tienen ningún tipo de protección. Dependen de sus familiares o de los programas de ayuda del Estado, que son muy precarios.

Aunque pienses  que el retiro laboral está muy lejos, no olvides que nadie está exento de una calamidad. Si tienes una visión de largo plazo, quizás logres pensionarte siendo aún joven y con la posibilidad de realizar muchos de tus sueños, sin la presión de las obligaciones laborales.