Home office, ¿fácil o difícil?

Home office, ¿fácil o difícil?

La idea de evitar traslados incómodos y poder trabajar en la comodidad de tu hogar no es como parece.

La idea de evitar traslados incómodos y poder trabajar en la comodidad de tu hogar suena bastante bien, pero tiene sus ventajas y desventajas.

El ‘Home Office’ es definitivamente el sueño de muchos. A casi todos sin duda les seduce la idea de trabajar desde casa, evitarse el estrés de la oficina y aprovechar mucho mejor su tiempo.  Sin embargo, puede no ser como lo pintan, ya que esta actividad implica un gran trabajo por parte de los colaboradores, quienes necesitan cambiar muchos de sus hábitos e incluso transformar parte de su vida.

>>Ver CURSOS CON BOLSA DE EMPLEO
>>Ver cursos de IDIOMAS+TRABAJO

“La gente suele creer que hacer Home Office es demasiado sencillo, que llegarán a su casa se despertarán temprano, trabajarán y después disfrutarán de su día, pero las cosas no son tan fáciles”, expresó Ericka Castillo, Gerente de Human Capital Solutions en breve entrevista.

Trabajar desde casa se puede tornar complicado si no consideramos que competencias tan sencillas como manejo eficiente del tiempo, planeación de tareas, eficacia al trabajar bajo presión, entre otras, son básicas para un buen desempeño y resultan difíciles de controlar en casa.

>>Ver curso de TÉCNICAS DE CONTROL DE ESTRÉS

Si deseas laborar con este sistema debes tomar en cuenta los siguientes puntos:

Disciplina. Lo principal es no olvidar que tienes un tiempo laboral y estar consciente de que el único responsable de que el trabajo salga a flote eres tú.

Establece horarios. Debes tener en claro el tiempo que dedicarás al trabajo y trata de cumplirlo todos los días. Quizás en alguna ocasión no tengas oportunidad de hacerlo, sin embargo, no permitas que esto se convierta en una constante, ya que te afectará mucho.

Lugar de trabajo. Determina un espacio físico donde trabajarás fuera de distracciones.

Imagen personal. El hecho de que no te desplaces a una oficina no quiere decir que debes quedarte en pijama todo el día; así que trata de vestirte acorde a tu trabajo.

>>Ver curso de IMAGEN PERSONAL

Define prioridades. Organízate y evalúa las cosas para proceder de la forma más adecuada y acorde a las necesidades reales y prioritarias que vayas teniendo.

Trabajo tecnológico. Tu mejor aliado será la tecnología, así que asegúrate de contar con un servicio de Internet con la capacidad necesaria para resolver tus necesidades, un servicio telefónico y un plan adecuado de celular para resolver tu trabajo.

Administración de finanzas. Pese a que no saldrás de casa no quiere decir que no gastarás nada, debes considerar los complementos necesarios para que puedas trabajar.

>>Ver curso de FINANZAS

Enfócate. Es importante que al momento de empezar a trabajar te concentres todo lo posible para que obtengas buenos resultados. Aprovecha verdaderamente el tiempo que le dediques al empleo y saca todo el jugo posible.

¿Qué tan complicado es desde tu perspectiva realizar el Home Office? Cuéntanos tu  experiencia.