Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Retrasar la hora de entrada al instituto podría mejorar las notas de los alumnos

Empezar las clases del instituto después de las 8.30 horas supone alumnos más motivados, que faltan menos y sacan mejores notas, según un estudio.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Retrasar la hora de entrada al instituto podría mejorar las notas de los alumnos
Una reciente investigación de la Universidad de Connecticut, en EE.UU. sugiere que el “5 minutitos más” que suelen decir los jóvenes de Secundaria cuando les despiertan para ir a clase podría tener su lógica. Este estudio, publicado en  Sleep Health, apunta a que dormir más tiene beneficios psicológicos, conductuales y académicos, por lo que los alumnos que comienzan las clases en el instituto después de las 8.30 horas conseguirían mejores tasas de asistencia y un mayor rendimiento académico.

>> Quiero hacer el Máster Universitario en Formación del Profesorado de Secundaria

Para llegar a esta conclusión los investigadores analizaron la hora de inicio de las clases, la asistencia y las calificaciones de cerca de 30.000 estudiantes de secundaria de 29 institutos de un total de siete estados estadounidenses. Dos años después, vieron que los centros que habían retrasado su hora de entrada tenían alumnos con mejores tasas de asistencia escolar y mejores calificaciones. Además, el porcentaje de alumnos que finalizó la etapa de Secundaria aumentó del 79% al 88%.

>> Ver curso Dormir bien: programa para la mejora del sueño en mayores

Uno de los motivos por los que aumenta la tasa de asistencia y el rendimiento escolar si el instituto comienza más tarde es que los alumnos de niveles socioeconómicos más bajos tienen más posibilidades de no perder el autobús escolar que les lleva al centro, que es, en muchas ocasiones, su única forma de transporte. Sin embargo, la investigación no ha tenido en cuenta variables que también pueden afectar a los alumnos, como el profesorado o las actividades extraescolares. Asimismo, el estudio tampoco ha analizado si el hecho de comenzar las clases más tarde implica que los alumnos duerman más.

A pesar de todo, este no es el primer estudio que sugiere que la hora de inicio del instituto es clave para el rendimiento de los estudiantes. En 2014, investigadores de la Universidad de Minnesota, tras estudiar a cerca de 9.000 estudiantes de ocho institutos de Secundaria en EE.UU., ya advirtieron que la tasa de asistencia aumentaba cuando las clases comenzaban hacia las 8.35 horas.

>> Te puede interesar: Curso de Dormir sin Lágrimas: el Sueño Del Bebé en Madrid

Por su parte, la Academia Americana de Medicina del Sueño ha advertido que retrasar el horario escolar reduciría la somnolencia e incluso los accidentes de tráfico, mientras que la Academia Americana de Pediatría recomienda no empezar las clases antes de las 8.30 horas.

Pamela McKeever, autora del estudio de la Universidad de Connecticut, señala que “las horas de sueño no solo afectan a los estudiantes de Secundaria, sino también al resto de la sociedad”, lo que indicaría que los adultos que duermen más horas podrían tener más éxito profesional.

>> Te recomendamos el Curso de Sueño Lùcido en Barcelona

Noticias relacionadas

Confirmado, el primer hijo es el más inteligente pero ¿qué papel cumplen los padres?