Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Opositar y trabajar: el reto está servido

Opositar y trabajar al mismo tiempo es todo un reto, pero asumible. Aunque sin duda es duro, puedes conseguirlo y tiene sus ventajas.

Publicado en Orientación académica
Foto de Opositar y trabajar: el reto está servido
Muchas personas sueñan con el futuro estable que ofrece una plaza de empleo público, pero no se atreven a dejar su trabajo actual para dedicarse a estudiar una oposición. Es entonces cuando se plantean si se pueden compaginar los estudios con la jornada laboral. Supone todo un reto y, no hay que engañarse, el camino es duro. Sin embargo, es un desafío asumible con un poco de organización, y también tiene sus ventajas.

>>Cómo preparar Oposiciones a Administrativo. Ver opciones online. 

Esfuerzo


Lo primero es asumir que esta situación requiere de un gran sacrificio, en el que el tiempo de ocio es el gran perjudicado. Habrá que dedicar todo el tiempo libre a estudiar, aunque con la confianza que da seguir cobrando un sueldo mes tras mes.

Motivación


Lo más importante es estar motivado y tener claro que la meta a conseguir merece la pena. En los momentos en que la situación se vuelve más dura es importante mantener la automotivación. 

Disponibilidad


También hay que tener en cuenta el tiempo del que se dispone. Preparar oposiciones para el grupo D y C mientras se trabaja supone, al menos, entre año y medio y dos años, mientras que para presentarte a unas oposiciones del grupo B incluso se necesitará más tiempo. En este sentido, conviene tener una excelente planificación del estudio de los diferentes temas, en función del tiempo disponible.  

Además, es necesario repartir todas las tareas que supone una jornada de estudio en el tiempo disponible. Una de las ventajas es que, al disponer de menos tiempo libre, es más difícil dispersarse.

>>Ver Cursos de Oposiciones online para el Cuerpo de Bomberos

Apoyos


Para lograr el éxito en esta misión también resulta clave contar con apoyo familiar. Las personas que viven acompañadas tienen más posibilidades de tener éxito que quienes viven solas, porque permite a la persona que se está preparando la oposición centrarse en sus estudios, olvidándose de las tareas del hogar. 

Organización


Las horas de estudio deben adaptarse a la jornada laboral. La persona tendrá que estudiar principalmente al término del trabajo y los fines de semana, pero también se puede sacar momentos de estudio por la mañana temprano o al mediodía, si se dispone de jornada partida. En cualquier caso, siempre resulta recomendable dormir las horas necesarias y no saltarse comidas. Una buena planificación permitirá también contar con pequeños momentos de descanso y ocio, también necesarios para controlar la presión. En este sentido, trabajar ayudará al opositor a mantener su mente ocupada y liberar estrés

>>Ver Cursos de Oposiciones a Escuelas Infantiles. Modalidad online. 

Técnicas de estudio


Aplicar técnicas de estudio eficaces permite estudiar de forma más rápida. Grabarse la lección y escucharla en el momento de ir al trabajo o al regresar a casa es una manera de aprovechar el poco tiempo disponible. Y para evitar distracciones también se puede hacer uso de aplicaciones que ayudan a un mejor aprovechamiento del tiempo de estudio, limitando las distracciones. Esto resulta especialmente útil si la persona lleva mucho tiempo sin estudiar y ha perdido el hábito.

 

Noticia relacionada: Cómo son las oposiciones de Maestro de Educación Infantil