Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Estas son las dos técnicas de estudio más eficaces para sacar buenas notas

Releer un texto, subrayar las ideas más importantes, inventar reglas nemotécnicas…Una investigación ha demostrado cuales son las mejores y las peores técnicas de aprendizaje para los estudiantes.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Estas son las dos técnicas de estudio más eficaces para sacar buenas notas
¿Te has preguntado alguna vez por qué después de pasar semanas enteras preparando un examen no obtuviste, sin embargo, los resultados que esperabas? Puede que la explicación a esto haya que buscarla en que quizá no empleaste las técnicas de estudio adecuadas.

Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado un estudio elaborado por varios investigadores de la Universidad de Kent, en el que se han analizado las 10 técnicas de estudio más utilizadas por los estudiantes, y que ha revelado cuáles son las dos más eficaces a la hora de aprender y sacar buenas notas:


Curso de Entorno Personal de Aprendizaje y Técnicas de Estudio Online

Bolsa de Empleo y Prácticas.




- El interrogatorio elaborativo: generar una explicación de por qué un hecho o concepto es verdadero.

- La auto-explicación: Crear una explicación que justifique cómo se relaciona la información nueva con la información ya conocida.

- El resumen: Redactar resúmenes de texto de los conceptos que han sido aprendidos.

- Subrayar: Marcar las partes que se consideran más importantes y que se han detectado tras la lectura.

- Reglas nemotécnicas: Uso de palabras clave o de imágenes mentales para asociar los conceptos verbales.

- Imágenes para texto: Formar imágenes mentales de materiales de texto mientras se lee o se escucha.

- Relectura: Volver a leer o reestudiar el material de texto de nuevo después de una lectura inicial.

- Prueba de práctica: Auto-prueba que consiste en contestar preguntas después de cada una de las lecciones o temas aprendidos.

- Práctica distribuida: Extender el estudio con el tiempo y hacer que los estudiantes se cuestionen sobre el material que han aprendido antes de realizar un examen.

- Práctica entrelazada: Implementar un programa de prácticas que mezcla diferentes tipos de problemas, o un programa de estudio que mezcla diferentes tipos de material, en una sola sesión de estudio.

>> Te recomendamos: Curso de Coaching Educativo en Madrid


Según ha revelado esta investigación, las dos técnicas de estudio más eficaces y que mejor rendimiento proporcionan a los estudiantes ante diferentes tipos de pruebas y exámenes son las pruebas de práctica y la práctica distribuida.

Sin embargo, en el lado opuesto, las tres técnicas de estudio que recibieron la calificación más baja y que, además, suelen ser las técnicas de aprendizaje más comunes y utilizadas por los estudiantes fueron: el resumen, el subrayado y la relectura.

Asimismo, otras técnicas de estudio que dan buen resultado, aunque no son las más adecuadas para algunos estudiantes (especialmente para los más jóvenes) son la práctica entrelazada, la autoexplicación y la interrogación elaborativa.

En el caso de las reglas nemotécnicas, este grupo de investigadores señaló que pueden ser útiles cuando se quieren aprender algunos conceptos clave, aunque no son una buena técnica de estudio a nivel general.

Si te has quedado con ganas de saber más, rellena el formulario para recibir información del Máster en Inteligencia Emocional y Coaching Educativo Online


Inteligencia emocional y coaching educativo


Noticia relacionada:

10 claves que te ayudarán a concentrarte en tu habitación de estudio