Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Cómo entrar en un MBA: las escuelas no buscan buenos alumnos, sino grandes profesionales

Los MBA no sólo son selectivos en precio, también en el proceso de admisión. La entrevista es la prueba clave, te decimos cómo hacer una de 10.

Publicado en Orientación académica
Foto de Cómo entrar en un MBA: las escuelas no buscan buenos alumnos, sino grandes profesionales
Los MBA son el máster por excelencia para quienes quieren dar un impulso a su carrera profesional. Quienes pasan por sus aulas pueden llegar a multiplicar por dos su salario en apenas tres años. De ahí que la inversión merezca la pena para la mayoría de perfiles.

Para lograr esos estándares de calidad, los MBA se consideran un máster muy especial en métodos didácticos y también en exigencia académica. A fin de cuentas, están formando a los futuros líderes empresariales.

Pero un MBA no sólo es exigente el aprendizaje. Las pruebas de acceso también son rigurosas y selectivas en los mejores másteres. El motivo es que un postgrado tan exclusivo cuida todos los detalles y uno de ellos es la composición de sus clases. Los compañeros de máster son una pieza fundamental en el aprendizaje y también el networking, uno de los elementos de más valor añadido en un MBA.
La selección de aspirantes a un MBA se basa en el CV del candidato, la prueba GMAT y la entrevista personal

Precisamente por eso existen diferentes tipos de MBA para distintos perfiles. El Máster MBA en Sevilla de la Cámara de Comercio es un gran ejemplo con una buena mezcla entre directivos y mandos intermedios con empresarios y emprendedores y con profesionales con experiencia laboral con formación de lo más diverso, donde predominan los perfiles de Humanidades (20,9% del alumnado), Administración de empresas (29,1%) e ingenieros (28,3%).
El índice de empleabilidad de este MBA es del 94%

¿Cómo acceder? La selección de aspirantes al MBA se basa en tres elementos: el curriculum del candidato, el GMAT y la entrevista personal. Los dos primeros son relativamente objetivos, incluso el temido GMAT, que no deja de ser un examen a fin de cuentas. No ocurre lo mismo con la entrevista del MBA, que en ocasiones se completa con test de personalidad.

Cómo superar la entrevista de acceso a un MBA


La entrevista es clave porque sirve para evaluar las capacidades reales del candidato y su potencial profesional. Las escuelas buscan los candidatos con más proyección y posibilidades de acceder a puestos de alta dirección porque esa será su mejor carta de presentación ante nuevos alumnos. Esta prueba buscará sacar a la luz habilidades blandas como capacidad para adaptarse al cambio, estabilidad emocional o autocontrol, entre otras.

I am impressed with your experience

¿Quieres saber cómo hacerlo de 10 en la entrevista? Estos consejos te ayudarán a lograrlo:

1. Ten claro tu objetivo. Al igual que en una entrevista de trabajo te preguntarán por qué quieres cambiar de empleo o por qué quieres ese trabajo, en un MBA te preguntarán por qué quieres cursar el MBA y qué esperas conseguir.  Cuanto más foco demuestres y más concreto seas, mejor.

2. Conoce tu historia. Todo el mundo tiene su propia marca personal. La diferencia es que sólo algunos son conscientes de ella. Esta marca es la que cuenta tu historia, tu trayectoria profesional es una parte de ella y la otra lo que seas capaz de transmitir a través de ella. En otras palabras, cuáles son tus puntos fuertes como profesional y las áreas en las que sobresales.

3. Muestra tu originalidad. Las escuelas buscan perfiles concretos para sus MBA pero algo que nunca sobra son personas creativas y originales. Piensa que una parte importante del máster es generar debate y que para eso son necesarias personas con visiones enfrentadas o enfoques que se salgan de lo corriente.

4. Prepara las preguntas. Nunca sabes a ciencia cierta qué te van a preguntar, pero hay cuestiones más repetidas que otras. Entre las habituales destacan el clásico “háblame de ti” o “por qué deberíamos admitirte en el programa”.

5. Prepara tus propias preguntas. Otra cuestión que siempre termina apareciendo es si tienes dudas sobre el programa. Uno de los errores más habituales es no tener ninguna preparada. Evítalo pensando de antemano qué quieres saber y asegúrate de que son cosas que no podrías averiguar por tu cuenta revisando el programa o la página de la escuela.

6. Demostrar que sabes escuchar. La entrevista del MBA está pensada para que los encargados de selección puedan conocerte, pero eso no quiere decir que debas hablar todo el rato. Una de las mejores estrategias de comunicación y negociación es dejar hablar a la otra persona.

7. No seas arrogante. Este es un fallo habitual en mandos intermedios y perfiles directivos que quieren cursar el MBA para acceder al siguiente nivel, el de la alta dirección. Cuida el lenguaje y las formas pero sin caer en la falsa modestia, que puede ser incluso peor.

Una entrevista para acceder a un MBA no es tan diferente de una entrevista laboral. Por mucho que se trate de un curso, las escuelas no buscan buenos alumnos, sino grandes profesionales. De todas las pruebas de acceso, esta es la más importante. Como muestra, el Máster MBA en Sevilla de la Cámara de Comercio incluye una sección específica donde solicitar esta entrevista.

El MBA de la Cámara de Comercio de Sevilla también es un ejemplo de rigor académico. El programa incluye un Proyecto de Creación de Empresa que los alumnos deben elaborar como forma práctica de ir aplicando los conocimientos que van aprendiendo de profesionales como Manuel Pimentel, Isabel Aguilera, ex presidenta de Google España, Pedro J. Ramírez o Mario Weitz, que ha ejercido como economista en el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.