Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

¿Logran las mujeres el mismo éxito en una negociación salarial?

Las mujeres negocian menos su salario y tienen menos éxito que los hombres una vez deciden hacerlo, según una reciente investigación.

Publicado en Empleo
Foto de ¿Logran las mujeres el mismo éxito en una negociación salarial?
Las mujeres que negocian su salario no tienen tanto éxito como los hombres en las mismas circunstancias, según se desprende de un reciente estudio de Harvard Business Review analizado por expertos en Recursos Humanos de la UOC. ¿El motivo? Ellas tienen miedo a recibir una negativa como respuesta o a ser consideradas “avariciosas”.

>>Cómo potenciar tu Liderazgo. Ver aquí más info del curso


Los expertos consideran que las mujeres, especialmente las de una edad más avanzada, no tienen interiorizado el concepto de que tienen que recibir una retribución justa y suelen ser más conformistas. Para Gina Arán, de Recursos Humanos de la UOC, “si han alcanzado un puesto de trabajo no se atreven a pedir más aunque puedan merecerlo y creen que no pueden tentar a la suerte pidiendo un aumento”.

>>Ver Curso de Especialización en Negociación y Habilidades Directivas

Por el contrario, los hombres tienen más facilidad para solicitar un aumento de sueldo porque no están limitados por condicionantes personales, educacionales y sociales. Para Manuel Fernández, profesor en la UOC, “las mujeres evitan negociar porque durante su trayectoria profesional interpretan que necesitan ayudas de la empresa para tareas de conciliación”, lo que en opinión del experto las coloca en una posición de desventaja en la negociación.

Asimismo, los expertos consideran también que el exceso de empatía con las necesidades de la empresa que muestran algunas mujeres puede volverse en contra en una supuesta negociación.

En cuanto a los consejos para mujeres dispuestas a entrar en una negociación, los expertos consideran que las féminas deben pensar tanto en un posible aumento de sueldo como en conseguir otros beneficios. Además, recomiendan que piensen que cuanto más les paguen, mayores posibilidades de ser promocionadas, ya que tradicionalmente a las personas mejor pagadas se las considera mejores profesionales.

A la hora de pedir un aumento de sueldo, independientemente del género, se considera necesario ir preparado a la reunión, conociendo en qué franja salarial se encuentra una persona en la misma posición y sector. También es aconsejable desarrollar una negociación colaborativa y mantener una comunicación no agresiva, argumentando y no imponiendo. Conviene también que el interesado se valore a sí mismo y que repita, recuerde y refuerce todos los acuerdos que vaya consiguiendo.

Los más dispuestos a negociar son los millennials, una generación menos sumisa, más preparada y más dispuesta a defender sus intereses. Para ellos, el salario es importante, pero no su prioridad, y suelen saber cuánto quieren cobrar, teniendo un mínimo no negociable. A pesar de ello, los expertos siguen considerando que las mujeres jóvenes se sienten presionadas por tener éxito pero a la vez condicionadas por unos mandatos de género todavía muy rígidos, lo que les provoca altos niveles de ansiedad.

>>Te puede interesar: Técnico Superior en Coaching Empresarial. Más info en este formulario:

Técnico superior en coaching empresarial