Conductor funerario: formación especializada en vehículos fúnebres para actuar ante la COVID-19

Instituto Español Funerario se adapta a la situación del Covid-19 para impartir un curso para preparar a los futuros conductores funerarios especializados en el transporte de cadáveres con vehículos funerarios.

La COVID-19 ha introducido cambios en el mercado de trabajo. Mientras hay profesiones que se han dejado de demandar, ha aparecido la necesidad de contar con nuevos perfiles y también un incremento de determinadas profesiones en actividades que ya existían

Y una de ellas es el Conductor funerario, sobre todo, para encargarse de los vehículos de las funerarias y el traslado de cadáveres. Una profesión que también requiere de formación específica y para la que Instituto Español Funerario ha diseñado el Curso Conductor Funerario con Especialidad en Vehículos Fúnebres con el fin de preparar a estos perfiles profesionales para disponer de personas especializadas en el transporte de cadáveres con coches fúnebres.

El curso capacita a la persona para gestionar los servicios funerarios en un contexto que está cambiando a nivel mundial y que se adapta a las infecciones tipo COVID-19. Con estos objetivos, el temario presta especial atención a los protocolos de seguridad y equipos de protección individual (EPI) para el tratamiento de personas fallecidas en este tipo de pandemias, así como en la desinfección, limpieza y mantenimiento de coches fúnebres ante el coronavirus.

 

El curso incluye prácticas con flota de vehículos funerarios

El programa formativo igualmente se centra en la introducción a la situación actual de la COVID-19 y a los riesgos y comunicación en este tipo de entornos, aparte de profundizar en los protocolos asociados para mantener la higiene y seguridad en los vehículos de las funerarias.

La formación teórica permite conocer las operaciones de conducción de este tipo de coches, atendiendo a los protocolos de traslado de servicios funerarios y a la normativa de seguridad vial sin obviar los deseos y voluntad de la persona que solicita el servicio o de sus familiares. 

También se aprende a verificar el estado del vehículo y de los equipos auxiliares para velar por su correcto funcionamiento y por la seguridad, así como las operaciones de conservación y mantenimiento preventivo. 

Además, se enseña a identificar las averías del coche en ruta, explicando cómo actuar en estos casos de acuerdo con la normativa de seguridad vial y aplicando los protocolos establecidos para estas contingencias.

El curso, que incluye prácticas con flota de vehículos funerarios, tiene abierto el plazo de matriculación. 

>>Ver más sobre el Curso de Conductor Funerario con Especialidad en Vehículos Fúnebres