Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Ocho de cada diez profesores, contrarios a las reválidas de la LOMCE

Más del 80% de los docentes se muestra en desacuerdo con las reválidas que la LOMCE ha implantado para ESO y Bachillerato, según la UAM.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Ocho de cada diez profesores, contrarios a las reválidas de la LOMCE
Ocho de cada diez profesores rechaza las reválidas que la LOMCE exige a los alumnos de 4º de ESO y 2º de Bachillerato, según el “Estudio de opinión sobre la LOMCE, Base de datos” elaborado por la Universidad Autónoma de Madrid, en la que se ha entrevistado a un total de 6.054 docentes. El informe concluye que un 87,6% de los profesores consultados considera que no mejora la educación en España y nueve de cada diez señalan que este punto de la normativa se ha implantado sin contar con ellos.

>>Quiero hacer un Grado Universitario

Tras la aprobación por parte del Gobierno del decreto que oficializa estos exámenes que se realizarán en 4º curso de ESO y 2º de Bachillerato, el 83,8% de los docentes consultados consideran que la normativa no favorece la profesionalización de los docentes y un 89,6% considera que no se ha implementado de forma adecuada, según se recoge en el estudio de la UAM.

>>Ver cursos de Preparación de la PAU

Asimismo, los resultados del informe también constatan que el 79,6% de los docentes cree que España no necesitaba un cambio normativo, una opinión que se da principalmente en los profesores de entre 20 y 30 años de edad. Por otro lado, el rechazo a la nueva normativa es mayor en los centros públicos que en los concertados, y también es superior entre los docentes que entre los equipos directivos.

>>Me gustaría estudiar Formación Profesional

A pesar de ello, la mayoría de los profesores considera que las evaluaciones externas son necesarias y son una herramienta adecuada para la mejora educativa, pero la principal controversia se centra en el hecho de que los alumnos tengan que aprobar estas pruebas para poder seguir realizando estudios fuera de la FP y en el riesgo de que pueda hacerse pública la clasificación de los centros en función de sus resultados. El Ministerio de Educación ha explicado al respecto que, en caso de que los estudiantes de ESO no aprueben las reválidas solo podrán matricularse en ciclos de Formación Profesional Básica, mientras que los estudiantes que no aprueben las pruebas de Bachillerato solo podrán acceder a un ciclo de FP de Grado Superior.

En 2017 estas pruebas se realizarán, pero solo como experiencia piloto, pues la nota no será vinculante para la consecución del título. Sin embargo, en 2018 las evaluaciones externas comenzarán a desarrollarse y será necesario al menos un 5 de nota para obtener el título del ciclo correspondiente.

Los docentes no son las únicas voces que se han mostrado críticas con las reválidas. Hasta 13 Comunidades Autónomas han mostrado su desacuerdo con las reválidas. El consejero de Educación de Castilla-La Mancha ha enviado una carta al ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, en la que se solicita la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial de Educación para tratar el decreto que regula estas evaluaciones finales. Las Comunidades Autónomas de Cataluña, Baleares, Aragón y Asturias también se han mostrado muy críticas con la celebración de las pruebas.

Por su parte, los sindicatos docentes también se han mostrado contrarios a las reválidas, al considerar que su implantación podría reducir el número de alumnos que ingresan en la Universidad, según CC.OO.

En respuesta a la controversia, el Ministerio de Educación ha señalado que las Comunidades Autónomas “conocen perfectamente la regulación de las pruebas finales de la ESO y Bachillerato, y desde hace dos años disponen de los borradores de regulación”. Asimismo, el Ministerio defiende que la publicación del Real Decreto de regulación que da luz verde a las reválidas “es fruto del cumplimiento del calendario de implantación de la reforma educativa establecido en la propia Ley. Mientras esta Ley esté vigente es un deber inexcusable del Gobierno el cumplir y hacerla cumplir”. En este sentido, el PSOE registró el pasado lunes una proposición no de ley para derogar el decreto que regula estas evaluaciones.