Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Kit para padres: aprendiendo a educar a los hijos

La falta de unas normas claras respecto a cómo criar los hijos ha dado pie a que se pongan en marcha iniciativas que ayuden a los padres en el proceso de crianza.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Kit para padres: aprendiendo a educar a los hijos
Los hijos se crían solos. Así es como se aplacaban las dudas que asaltaban a madres y padres de antes sobre la crianza de sus descendientes. La sabiduría de esas madres convertidas en abuelas y las recomendaciones de pediatras y docentes hacían de la tarea de criar a los hijos un camino en el que la orientación y asesoramiento se resumía en pura intuición.

>>Me gustaría hacer un CURSO SOBRE CRIANZA

La sociedad ha cambiado y con ella, la forma en cómo se educa. “Se ha transitado de un estilo más autoritario, directivo o rígido, a uno mucho más tolerante, a veces excesivamente tolerante, en donde no hay unas normas claras”, responde Valentín Martínez-Otero, psicólogo, pedagogo y profesor en la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid.

>>Ver curso de INTERVENCIÓN EDUCATIVA PARA LA MEJORA DE LA CONVIVENCIA Y LA DISCIPLINA

Como en todo, también hay distintas clases de padres y madres y el arco va desde el estilo sobreprotector a otro más democrático, que es lo que se propugna desde la Pedagogía. El cambio en cómo se configura el núcleo familiar también ha influido a la hora de afrontar la educación de los menores. Las sociedades desarrolladas, por regla general, han dejado atrás el modelo de familia convencional. El número de familias numerosas en 2001 y 2011 se redujo en un 33%. El número medio de hijos por mujer en 2014 era de 1,32. La mayor presencia de familias monoparentales, las responsabilidades laborales, la escasez de tiempo, “todo esto hace que se opte por buscar información y formación por otras vías”, explica el psicólogo.

>>Ver curso de TÉCNICO PROFESIONAL EN PSICOLOGÍA INFANTIL

La tecnificación de la sociedad, sobre todo a través del uso de Internet y el uso de dispositivos móviles, ha favorecido que los padres tengan en la red una fuente accesible de información capaz de orientar y resolver algunas de las cuestiones que asaltan durante la crianza. Educa Peques es una plataforma online sustentada un grupo de profesores de educación infantil y primaria, que junto a la ayuda de profesionales de la psicología y pedagogía infantil tratan de dar, vía online, respuesta a dudas o inquietudes.
Las inquietudes más frecuentes durante la etapa de Infantil (0-6 años) se refieren a rabietas y problemas de sueño o con las comidas.

“Empezamos por gusto por la tecnología, desarrollando juegos educativos para los niños. Vimos que para acceder a nuestro espacio, los niños necesitaban la ayuda de los padres. Fue entonces cuando comenzamos a recibir más consultas y preguntas y decidimos tratar de resolverlas”, explica Elena Guarnizo, profesora de Infantil y Primaria y responsable de la Escuela de Padres incluida en la plataforma.

>>Ver otros CURSOS PARA PADRES

Elena confiesa que lo que más les gusta es escuchar y detectar preocupaciones, “algo que los padres agradecen. Tienen más interés por aprender, buscan más implicación y hay una mejor relación entre la familia y la escuela”. Su metodología se basa en reuniones semanales en las que los psicólogos, orientadores y otros profesionales eligen los temas sobre los que escribirán.

Las inquietudes más frecuentes manifestadas por padres y madres durante la etapa de Infantil (0-6 años) se refieren a rabietas y problemas de sueño o con las comidas. “Otras veces, las inquietudes surgen en relación a las relaciones sociales, si juegan con otros niños, o por pequeños retrasos con el lenguaje, por problemas de dentición o de tipo maxilofacial”. Cuando se llega a Primaria, llega el mal comportamiento, hay una vuelta de los terrores nocturnos, surgen la timidez, los celos o envidias, preocupa el fracaso escolar y, por supuesto, el acoso.

>>Ver curso EL EDUCADOR ANTE EL FRACASO ESCOLAR

En lo que se refiere a las fases de rebeldía, rabietas o de contradecir todo lo que se les dice, entra dentro de la normalidad. Tal y como cuenta el equipo de Educa Peques, “sus protestas constantes son un modo de intentar saltarse los límites, las normas o las reglas establecidas en casa. Es su modo de conocer y aprender hasta dónde pueden llegar y ver qué sucede después, con el objetivo de autoafirmarse y hacer valer su personalidad en desarrollo”.

>>Taller Cómo gestionar las rabietas de forma positiva
A la hora de actuar hay que tener en cuenta su edad y si su comportamiento es anecdótico o recurrente

“Lo mejor es hacer oídos sordos a sus protestas y buscar donde sea la paciencia para no entrar en discusiones estériles. […] La forma en la que uno expresa su frustración, enfado o disconformidad es muy importante sobre todo porque hay que hacerlo sin necesidad de sin necesidad de agredir a nadie, ni física ni verbalmente. Y eso sólo se hace desde el ejemplo...”, continúan.

>>Ver curso de PSICOLOGÍA INFANTIL Y JUVENIL

Kit para padres. Aprendiendo a educar a los hijos.Si las dudas asaltan sobre cómo conciliar el sueño o como conseguir que el niño o la niña se duerma a una hora determinada, desde Educapeques se recomienda fijar una hora para ir a dormir. Si el conflicto llega porque la hora de acostarse se retrasa, por un motivo u otro, se recomienda ir adelantándola progresivamente 15 minutos por semana hasta llegar a la hora deseada. Media hora antes de ese momento, en el que se quiere que el niño esté dormido, se debería dejar de hacer actividades que mantengan a los niños especialmente entretenidos, como ver la televisión o usar el ordenador y prepararse para dormir, yendo al aseo, charlando o leyendo un cuento. Diez minutos antes de esa hora, se debe comenzar con lo que podría llamarse el ritual del sueño: encender la luz de la habitación, abrir la cama, llevar a los niños a su habitación, despedirse y apagar la luz.

El trabajo que realizan en Educa Peques busca dar orientación sobre cuestiones generales. “Siempre que nos llega una consulta más personal, recomendamos acudir a un profesional”, explica Elena.

Entre estos profesionales hay una figura que articula la orientación: un profesional de la Psicología. “Su presencia siempre es buena, incluso de forma preventiva”, explica el psicólogo y pedagogo Valentín Martínez-Otero. Asegura que cada vez son profesionales más requeridos a la hora de orientar en procesos educativos, “siempre que se detecta algo que no marcha bien, ya sea en el aspecto de la personalidad, en el plano cognitivo, en el emocional, psicofísico, social o conductual”, afirma. Aunque algunos problemas no pueden atajarse sólo desde la Psicología y a veces es preciso  contar con la ayuda de equipos multiprofesionales, “junto a pedagogos, educadores y trabajadores sociales”, explica Martínez-Otero; o  nutricionistas, endocrinos, psiquiatras infantiles o pediatras, llegado el caso.

>>Quiero ser EXPERTO EN PSICOLOGÍA INFANTIL. Ver programa

La adolescencia


Kit para padres. Aprendiendo a educar a los hijos.Las dudas sobre cómo educar tan sólo se transforman y con la llegada a la adolescencia, surgen nuevas inquietudes. El IES Antonio Machado de Alcalá de Henares es como un pequeño municipio. Tiene alrededor de 2.600 alumnos. “Al ser un centro tan grande nuestra mayor preocupación es poder llegar cada vez a más padres”, explica Ana Mª Camacho, jefa del Departamento de Orientación del centro. Camacho coincide con Guarnizo (Educa Peques) en el cambio que se ha producido en el colectivo de padres y madres, “tienen que formarse”. Y quieren hacerlo.

>>Ver curso de Coaching con Adolescentes
>>Ver curso de HABILIDADES DE COMUNICACIÓN PARA ADOLESCENTES

Fruto de su quehacer diario, el departamento de orientación, junto al equipo docente y la dirección del centro detectaron que, en muchos casos, las dudas planteadas por padres y madres o la falta de recursos para resolver situaciones acerca de cómo abordar la relación con sus hijos coincidían. Decidieron celebrar de manera regular lo que llaman “las tardes con los padres”, talleres temáticos en los que los padres reciben herramientas para saber cómo actuar en situaciones determinadas. Llevaron la idea al AMPA y, tras la magnífica bienvenida, fueron los propios padres quienes decidieron que el mejor día era el viernes. “Sorprendentemente, el viernes es el mejor día de todos. Mucho más liberados de compromisos, con una actividad extraescolar que se reduce”, explica. En el primer taller faltaban sillas.

>>Ver ESCUELAS DE PADRES

¿Tengo que darle un móvil cuando llega a 1º de la ESO? ¿Qué hago si a mi hijo/a no le leen o no recibe 'me gusta' en sus publicaciones de las redes sociales? ¿Cómo ayudar con el primer amor? La tecnología ha cambiado también la forma que tenemos de socializar. “Los padres necesitan herramientas. [Tenemos que] enseñar a los padres a ser fuertes, darle recursos, creatividad”, explica la jefa del Departamento de Orientación del IES Machado: “A veces nos dicen 'es que no sabemos qué son las redes sociales'. Nuestra respuesta es que sí que lo saben, 'llevas años llevando a tu hijo/a al parque. Las redes sociales son el parque'”.

>>Ver curso de NAVEGACIÓN SEGURA EN REDES SOCIALES E INTERNET PARA PADRES Y EDUCADORES
“Hablamos de una generación que están acostumbrados a compartirlo todo, a veces demasiado, y muy rápido, sin antes haberlo asimilado”

La reflexión y el aprendizaje fruto de la observancia es lo que desde este instituto se propone a los progenitores y resulta aplicable a todos los aspectos. Así, ante la pregunta ¿le doy un móvil a mi hija/o? Ana Mª Camacho reformula ¿qué tengo que saber antes de darle un móvil a mi hija/o? Antes que plantearse si se le da un móvil por el mero hecho de estar en 1º de la ESO, lo idea es preguntarse, “por ejemplo, si sabe pedir ayuda, si tiene claro su tiempo de estudio o si es consciente de lo que representa tener un móvil. ¿Queremos conectar con nuestros hijos y le damos un instrumento para desconectar?”, reflexiona.
La importancia de conectar con adolescentes es fundamental para prevenir

Si bien, en el fondo, los problemas no son muy diferentes a los que experimentaban los adolescentes hace 30 años,  sí lo es la forma en que se revelan y la forma de abordarlos. “Hablamos de una generación que están acostumbrados a compartirlo todo, a veces demasiado, y muy rápido, sin antes haberlo asimilado”, explica Ana Mª. El despertar al amor y la aceptación por parte del grupo se manifiesta en su perfil de Facebook o en los grupos de Whatsapp.

>>Ver otros CURSOS PARA ADOLESCENTES

Ante problemas de autoestima, Camacho recomienda el elogio, “así se gana autoestima” y hacerle entender que si sus compañeros lo ignoran es porque tienen mundos personales e intereses diferentes a los suyos.

>>Ver cursos de CONFIANZA Y AUTOESTIMA

Kit para padres. Aprendiendo a educar a los hijos.Las modas, las redes sociales, sentir presión por los estudios son algunos de los conflictos más frecuentes. La importancia de conectar con adolescentes es fundamental para prevenir. Bien y mal son sus respuestas favoritas. “Por eso es importante que los padres aprendan a preguntar”, explica Ana Mª Camacho, y así evitar que resuelvan sus respuestas con dos adverbios.

Esa comunicación se revela imprescindible cuando se trata de asuntos como el cutting (autolesionarse con un cuchilla u objeto afilado para liberar dolor emocional a través del dolor físico) y el acoso. Cuando se detecta un caso de autolesiones, que suele ser una respuesta a problemas de baja autoestima, de tipo emocional o psicológico, “[lo primero] hablamos con la familia e trabajamos con dinámicas de grupo”.

Enfrentarse a un caso de acoso o ciberacoso escolar (“frecuentemente quien es acosado en las aulas, lo es también por las redes sociales”) requiere, igualmente, el trabajo conjunto con la familia, docentes y, sobre todo, con los jóvenes. Uno de cada diez estudiantes afirma ser víctima de acoso y un 7% dice sufrir acoso a través de Internet o el móvil en nuestro país, según el informe `Yo a eso no juego. Bullying y Ciberbullying en la infancia, presentado el pasado jueves 18 por Save The Children.

>>Quiero conocer en detalle el Máster en Acoso escolar o Bullying

En primer lugar, “se debe estar muy alerta”, advierte el psicólogo Martínez-Otero, y observar, como recomiendan desde Save The Children, si se dan cambios de humor y de comportamiento, si disminuye la motivación al estudio o si existen frecuentes enfermedades leves como dolor de estómago o jaquecas. Martínez-Otero señala como fundamental la existencia de protocolos en los centros educativos, “de carácter preventivo y correctivo”, y de canales de comunicación para los menores que aseguren la confidencialidad: “Es importante que los niños rompan el silencio. [Cuando se da un caso de acoso, los menores] tienen miedo y hay que darles garantías”.

Este psicólogo recomienda actuar en un marco de formación para el profesorado, la dirección y los padres y madres. Sin olvidar al propio alumnado, asegurándole el anonimato, no sólo cuando son víctimas sino también cuando son conocedores de que cualquier compañero está siendo víctima de acoso. “Deben ser conscientes de que si [saben] que algo está sucediendo, deben comunicarlo”, explica  Valentín Martínez-Otero.

Aunque las formas de afrontar el hecho de ser padres depende de cada persona, todos los profesionales consultados reconocen que, por lo general, los padres quieren aprender. “En general, se siente aliviados al sentirse identificados con otros y saber que no son los únicos con esos problemas”, explica Elena Guarnizo, de Educa Peques.

El trabajo conjunto entre madres, padres, menores, la escuela y profesionales de la Psicología y Pedagogía se revela como la mejor forma de avanzar en el proceso de crianza.