Hay habilidades mentales que pueden mejorar con la edad según un estudio de la Universidad de Georgetown

Hay habilidades mentales que pueden mejorar con la edad según un estudio de la Universidad de Georgetown

La investigación demuestra que dos funciones cerebrales clave como son la orientación y la inhibición pueden mejorar con el envejecimiento.

Durante mucho tiempo se ha creído que el hecho de tener una edad avanzada conduce a una gran disminución de nuestras capacidades mentales. Ahora, una nueva investigación elaborada por el Centro Médico de la Universidad de Georgetown demuestra que dos funciones cerebrales clave como son la orientación y la inhibición pueden mejorar durante el envejecimiento.

Según revelan los responsables de esta investigación, publicada en la revista Nature Human Behavior, estas dos funciones son la base de aspectos críticos de la cognición como la memoria, la toma de decisiones y el autocontrol, e incluso la navegación, las matemáticas, el lenguaje y la lectura.

«Los resultados de nuestro estudio indican que los elementos críticos de estas habilidades en realidad mejoran durante el envejecimiento, probablemente porque simplemente practicamos estas habilidades a lo largo de nuestra vida«, señala Michael T. Ullman, profesor en el Departamento de Neurociencia y Director del Laboratorio de Cerebro y Lenguaje de Georgetown.

>> Ver Cursos de Biología del Envejecimiento.

La orientación y la inhibición, claves de los resultados

El equipo de investigación analizó tres componentes separados de atención y función ejecutiva en un grupo de 702 participantes que tenían entre 58 y 98 años, y se centraron en estas edades porque es aquí, precisamente, cuando la cognición cambia más durante el envejecimiento.

Concretamente, los componentes que se estudiaron fueron las redes cerebrales involucradas en la alerta, la orientación y la inhibición ejecutiva, ya que cada uno tiene diferentes características y se basa en diferentes áreas del cerebro y diferentes neuroquímicos y genes.

Según razonó este grupo de investigadores, las redes también pueden mostrar diferentes patrones de envejecimiento, las alertas se caracterizan por un estado de mayor vigilancia y preparación para responder a la información entrante, y la orientación implica trasladar los recursos cerebrales a una ubicación particular en el espacio.

El estudio encontró que solo las habilidades de alerta declinaban con la edad. Por el contrario, tanto la inhibición de orientación como la ejecutiva mejoraron en los participantes que tenían mayor edad.

Indicios de cómo el envejecimiento afecta a la mente

Por ello, los investigadores plantean la hipótesis de que, debido a que la orientación y la inhibición son simplemente habilidades que permiten a las personas prestar atención selectiva a los objetos, estas habilidades pueden mejorar con la práctica de por vida.

Por el contrario, creen que la alerta disminuye porque este estado básico de vigilancia y preparación no puede mejorar con la práctica.

«Los hallazgos de este estudio no solo cambian nuestra visión de cómo el envejecimiento afecta a la mente, sino que también pueden conducir a mejoras clínicas, incluso para pacientes con trastornos del envejecimiento con enfermedades como el Alzheimer», aclara Ullman.