Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Declaración de la Renta 2015: deducciones por guardería y gastos escolares

Llega la campaña de la renta 2015 y tus hijos te van a dar una alegría. Descubre las deducciones por gastos escolares y otras formas en las que te ayudan a pagar menos.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Declaración de la Renta 2015: deducciones por guardería y gastos escolares
Antes solía decirse que los hijos llegaban con un pan bajo el brazo, aunque actualmente para muchos son más una fuente de gastos que de ahorro. La Declaración de la Renta rompe ese paradigma. Los papás y mamás pueden agradecer a sus retoños pagar menos impuestos en la Renta 2015 que acaba de echar a andar.

>>Ver cursos de Renta e IRPF
>>Quiero hacer un curso de IVA

El mero hecho de ser padre y estar a cargo de tus hijos te permitirá ahorrar en el IRPF 2015 más incluso que en 2014. Y es que la Declaración de la Renta tiene en cuenta la situación de cada contribuyente a través de lo que se conoce como el mínimo personal y familiar. Se trata de un dinero que la Agencia Tributaria considera como el mínimo imprescindible para vivir y que es de 5.550 euros por contribuyente.



Los papás y mamás pueden elevar esta cifra hasta en función del número de hijos: 2.400 euros anuales por el primer hijo, 2.700 euros por el segundo, 4.000 euros por el tercero y 4.500 euros por el tercero además de 2.800 euros adicionales por hijos menores de tres años.

Estos mínimos se aplican directamente sin necesidad de hacer nada más allá de tu labor como padre. Además, las familias numerosas disponen de una ayuda adicional de 1.200 euros y deducciones específicas que varían ya según la comunidad autónoma. A esto hay que añadir otros incentivos para las mamás con la deducción por maternidad de 1.200 euros en toto el estado y otras de carácter autonómico.

>>Ver Máster en Asesoramiento Fiscal. Tributación e impuestos + Curso Prevención Blanqueo Capitales y Financiación del Terrorismo

>>Conviértete en Experto en fiscalidad para PYME (On line)

También dependiente de cada autonomía, hay deducciones adicionales directamente ligadas a la paternidad. Buena parte de las comunidades autónomas permiten desgravar los gastos escolares, de guardería y otros relacionados con la conciliación familiar, por ejemplo. Todas estas deducciones se aplican sobre la parte autonómica de la renta 2015, que se divide en un tramo estatal que recauda el estado y otro autonómico para adaptar el impuesto a cada región.

No todos los papás son igual de afortunados y dependiendo de donde vivan podrán desgravar más o menos. En Madrid pueden desgravar los gastos de escolarización, idiomas y vestimenta, pero no los de la guardería.

En concreto, los madrileños pueden restar un 15% de los gastos por escolaridad en centros privados, un 10% de los gastos de enseñanza en idioma en centros oficiales o como extraescolar y un 5% de los gastos de vestuario. El límite máximo será de 400 euros por hijo para idiomas y vestuario y de 900 euros para la escolarización. Eso sí, la base imponible –el resultado de la suma de la las casillas 380 y 395 de la Renta- no podrá superar la cantidad resultante de multiplicar por 30.000 el número de miembros de la unidad familiar.

En Canarias la deducción se mantiene para los gastos universitarios cuando la carrera elegida no se encuentre en la isla de residencia y abarquen por lo menos 30 créditos académicos. Los padres podrán desgravar hasta 1.500 euros por hijo o 1.600 euros siempre que su base liquidable no supere los 33.007,2 euros.

A esto podrán sumar el 15% de los gastos de guardería con un máximo de 400 euros por niño siempre que pasen más de 900 horas al año trabajando fuera de casa que la base imponible de cada padre  no supere los 39.000 euros ni los de la unidad familiar los 52.000 euros.

>>Gestiona tu economía con garantías con el curso de Finanzas para no financieros en Madrid

>>Paga menos impuestos por tus inversiones con el Monográfico sobre fiscalidad de productos financieros en Madrid

Mientras, en Islas Baleares se puede restar al IRPF los gastos de adquisición de libros de textos hasta un máximo de 200 euros por hijo para quienes tengan una base imponible inferior a 10.000 euros. De ahí hasta 20.000 euros la deducción será de 100 euros por vástago y de 75 euros con una base imponible de hasta 25.000 euros en tributación conjunta.

Los  límites y las deducciones se reducen en tributación individual hasta los 100 euros por niño para bases de hasta 6.500 euros, 75 euros de ahí hasta 10.000 euros y 50 euros para las personas que sumen 12.500 euros.

Los baleares también podrán desgravar hasta un 15% por los importes destinados a aprender idiomas extranjeros en primaria, segundaria obligatoria y formación profesional con un máximo de 100 euros por hijo.

>>Ver cursos de Tributación

En Castilla-La Mancha la deducción por gastos escolares alcanza el 15% por la formación en idiomas extranjeros más el 100% del dinero destinado a la compra de material escolar en etapas de educación básica con un límite de 100 euros por hijo en declaraciones conjuntas.

De nuevo existen límites a la aplicación de esta ventaja fiscal, que sólo estará disponible para quienes no superen los 12.000 euros según el resultado de la suma de las casillas 380 y 395 de menos la casilla 458. Cuando esta suma llegue hasta 20.000 euros la deducción será de sólo 50 euros y de 37,5 euros hasta los 25.000 euros.

En tributación individual las cifras se reducen a 50 euros para una base de 6.500 euros, a 37,5 euros hasta los 10.000 euros y a 25 euros hasta los 12.500 euros.

De forma similar está estructurada la deducción por gastos de estudio en Asturias, que estrena esta ventaja fiscal destinada a libros de texto y material escolar. La deducción máxima en tributación individual es de 50 euros por niño con una base imponible de 6.500 euros. La siguiente horquilla llega hasta los 10.000 euros con 37,5 euros de desgravación por hijo y la última hasta los 12.500 euros y 25 euros por descendiente. Los límites y cantidades se doblan en tributación conjunta. La cuantía máxima a deducir en caso de familia numerosa es de 150 euros en conjunta y 75 en individual.

La Hacienda aragonesa es otra de las que opta por escalar las deducciones y usa exactamente la misma escala que la asturiana.

Los castellano-leoneses no disponen de ayudas fiscales para educación, pero sí que pueden desgravar el 30% del dinero que hayan pagado a una empleada del hogar hasta 322 euros para el cuidado de los pequeños menores de tres años o el 100% de los de guarderías y centros infantiles.

En Cataluña la ayuda está enfocada a la educación superior. Así, se permite la deducción de los intereses de los préstamos solicitados para los estudios de máster y doctorado.

Por su parte, los extremeños seguirán disfrutando de deducciones tanto para guardería como escuela. Su desgravación asciende a 15 euros como máximo por material escolar para niños de entre 6 y 15 años de edad siempre que la base imponible de los padres sea menor a 19.000 euros en tributación individual y 24.000 en conjunta. Los gastos de guardería restarán como mucho 220 euros por familia a razón de un 10% de lo pagado a lo largo del año.

Valencia es otra de las comunidades que suma deducciones por cuidado de menores y por estudios. En este caso el regalo en la renta 2015 es de 100 euros por hijo para comprar material y del 15% del dinero destinado a la guardería con un máximo de 270 euros, aunque en ambos casos la base imponible no podrá superar los 25.000 euros en declaración individual ni los 40.800 en conjunta.

Murcia sólo da tregua a los padres con hijos en guardería, que podrán ahorrar hasta un 15% del dinero que hayan pagado por todos sus hijos con un máximo de 330 euros en tributación individual y 660 en conjunta. Esta última cifra de 660 euros se aplicará también a las familias monoparentales.

Por último los gallegos cuentan con ayudas fiscales para el cuidado de hijos menores que les permiten desgravar el 30% de lo que pagan a la escuela o a una persona para que esté en el hogar con un máximo de 400 euros y 600 euros cuando se tienen dos o más hijos.

Los padres vascos y navarrros no cuentan con incentivos fiscales.
Hacienda dispone de cuatro años para revisar las Declaraciones de la Renta

Para poder desgravar con seguridad no hay que olvidarse de guardar tickets y facturas. Desde Impuestosrenta.com explican que en el caso del material escolar hará falta guardar el ticket o factura simplificada, mientras que en las clases y la guardería bastará con los justificantes de transferencias. Recuerda que Hacienda dispone de cuatro años para revisar las declaraciones de la renta, así que ese es el plazo que deberás conservar los documentos.

También te pueden interesar:
>>Quiero hacer un Curso de Impuestos. Ver opciones