Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Cómo dejar de procrastinar, según Harvard

Deja atrás eso de “luego lo hago” y empieza a terminar tus tareas con estos seis trucos que te explicamos.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Cómo dejar de procrastinar, según Harvard
Hay tareas que cuesta más completar, y no porque requieran más esfuerzo, sino porque de una u otra forma siempre nos apañamos para posponer. Cuando lo hacemos de forma sistemática estamos procrastinando.

Procastinar no quiere decir no hacer nada, sino dejar de hacer determinadas tareas. El mejor ejemplo es es informe que debes entregar a final de semana pero que pospones día tras día. Para ello conviertes en prioridad el responder emails y cualquier otra tarea. Al final estás ocupado, pero sigues sin enfrentarte a ese informe.

Abordar este problema es complejo y el motivo es que nuestro cerebro está programado para procrastinar. Los seres humanos sufrimos más con las tareas que prometen un beneficio futuro frente a las que ofrecen un rendimiento inmediato.

Al final, nuestro cerebro procesa mejor esa recompensa concreta que la recompensa abstracta que llegará en el futuro. Por eso mismo también cuesta tanto ahorrar para la jubilación, por ejemplo. El corto plazo del gasto se impone al largo plazo de la planificación. Por fortuna, desde la publicación Harvard Business Review han descubierto seis acciones concretas que pueden cambiar el signo de nuestro cerebro. Ponlas en marcha y dejarás de procastinar.

Visualiza tu objetivo y los beneficios que obtendrás. En otras palabras, convierte lo abstracto en algo tangible. En este sentido, los investigadores descubrieron mostrar a las personas fotos suyas de mayores les ayudaba a ahorrar para su jubilación porque la hacía más real. Puedes aplicar esta técnica a cualquier otra cuestión y ni siquiera hace falta que uses una imagen, sólo es necesario que te visualices a ti mismo consiguiendo esa meta y la satisfacción que obtendrás.


Curso de Entorno Personal de Aprendizaje y Técnicas de Estudio Online

Bolsa de Empleo y Prácticas.



Comprométete de forma pública. Nunca hay que infravalorar el poder de la presión social. Decir públicamente e incluso solo a una persona que vas a hacer una tarea aumenta las probabilidades de llevarla a cabo.

Valora las consecuencias de la inacción. La falta de empuje es un problema muy repetido. Los seres humanos no somos buenos al valorar el status quo, de manera que mientras podemos evaluar los pros y contras de hacer algo nuevo, somos menos datos a considerar los beneficios y perjuicios de no hacerlo. Para entenderlo mejor, imagina que debes preparar una reunión que no te apetece y lo dejas pasar día tras día. Si te fuerzas a pensar en las consecuencias de no preparar la cita es más fácil que actúes en el momento.

>>Te recomendamos: Curso de Metodología 5s (Mejora Productividad y Entorno Laboral) Online


Identifica el primer paso. Lo más difícil de la procastinación es romper el círculo vicioso en el que entramos. Una técnica que suele funcionar es tener claro por dónde debes empezar. Si eres capaz de romper una gran tarea en pequeños pasos, será más fácil que te pongas manos a la obra con cada uno de ellos.

Relaciona el primer paso con algo que nos guste. Es más fácil reducir el coste del esfuerzo de empezar si ligamos ese pequeño paso a algo que realmente queremos hacer. A modo de ejemplo, en el gimnasio puedes aprovechar para leer en la bici esas revistas de cotilleo que te hacen sentir un poco culpable y así se diluye la pereza que da empezar a hacer ejercicio.

Destruye ese bloqueo oculto. Es habitual volver una y otra vez a la misma tarea, todavía sin ganas de empezar con ella y sin realmente hacerlo. En este punto debes hacerte algunas preguntas clave para entender qué está pasando y el porqué de ese bloqueo. Empieza con por qué te sientes así ante esa tarea y por qué te pasa eso. Es fácil que el bloqueo termine saliendo a la luz y puedes hacer alto para abordarlo.

Estos seis trucos pueden ayudarte a vender al monstruo de la procastinación la siguiente vez que te enfrentes a él.

Rellena el formulario para informarte de un Grado de Psicología Online con prácticas aseguradas.




Contenidos relacionados en Aprendemas.com:

El repaso espaciado con fichas, un método eficaz de memorización

Tener el móvil cerca, incluso aunque no lo uses, dificulta el aprendizaje