Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Claves y trucos para mejorar la memoria al largo plazo

Estudiar la víspera del examen no es nada recomendable. Técnicas como la práctica espaciada o la intercalada son métodos útiles para recordar lo aprendido durante más tiempo.

Publicado en Mundo Educativo
Foto de Claves y trucos para mejorar la memoria al largo plazo
Muchas veces cuesta aprender algo nuevo como un idioma o bien desarrollar alguna habilidad. La razón puede estar en que no se está empleando el método de aprendizaje que permita conseguir estos objetivos. Y, ¿qué sistema se puede utilizar? Dentro de las opciones, está la denominada práctica espaciada, que permite desarrollar la memoria a largo plazo para recordar los conceptos o términos aprendidos cuando vayan a utilizarse.

>> Quiero hacer un Curso de entorno personal de aprendizaje y técnicas de estudio


La técnica consiste en estudiar todo lo que es nuevo a través del tiempo, de manera que así se mejora el aprendizaje al hacerlo en varias sesiones durante la semana en lugar de estudiar todo en una única sesión. Es decir, sería el equivalente a estudiar de forma periódica en lugar de intentar aprender todo la víspera de un examen.

Además, este espaciamiento tiene que producirse tanto dentro de la sesión de estudio como entre las diferentes sesiones. Y es que es mejor estudiar varias horas a lo largo de dos semanas, que todo ese mismo tiempo en una sola vez.

La forma práctica de realizar este espaciamiento, por ejemplo, dentro de una sesión se basa en revisar o examinar la información que se ha aprendido en ese tiempo dedicado al estudio. Un truco puede ser hacer tarjetas en las que en un lado esté la palabra en inglés y, en el otro lado, se indique en español. Cuanto más volumen de tarjetas haya, mayor será el espaciamiento antes de que se vuelva a ver cada uno de los términos escritos.

El espacio entre las sesiones puede variar. Por ejemplo, se puede hacer el estudio sobre esos conceptos tres días a la semana hasta que se consiga saber todo correctamente. Además, en cada una de ellas se debe controlar el tiempo que se dedica porque no es bueno que sean prolongadas, sino que es mejor que sean cortas, pero con la atención centrada para conseguir mejores resultados.

En este caso, igualmente es posible emplear esas tarjetas o bien utilizar pruebas para comprobar los progresos en el tiempo o los exámenes digitales. Otra forma de conseguirlo es repasar lo que se haya aprendido en clases anteriores, de manera que se va estudiando la información o contenido más antiguo, intercalándolo con lo más reciente que se ha dado en clase.

>> Ver Máster en Neuroeducación y Optimización de Capacidades


Pero, para que está técnica sea aún efectiva, es recomendable combinarla con otros métodos de estudio como la práctica intercalada, que usa diversas técnicas de estudio durante una misma sesión. Siguiendo con el ejemplo del idioma y las tarjetas, una manera de poner en práctica este sistema es mezclar las tarjetas con diferentes palabras de vocabulario, teniendo que recordar cada significado.

A pesar de que con estas técnicas se consiguen mejores resultados porque la retención de lo aprendido es mayor y se puede recordar a largo plazo, no hay que desanimarse porque lleva su tiempo y también hay que dedicar más horas de estudio.

Además, hay que tener en cuenta otra serie de consejos a la hora de ponerlo en práctica. Uno de los más importantes es la planificación, que debe hacerse con anticipación, aunque todavía quede mucho para los exámenes para poder aprender todo el temario.

Rellena el formulario para recibir más información sobre el Curso de Técnico en Relajación Corporal 



Noticias Relacionadas


Estudiar en una habitación con olor a romero aumenta la memoria

Cinco factores que dañan tu memoria, según la ciencia