Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Trucos con base científica para aprender idiomas más rápido

Dormir entre lección y lección de idiomas, aprender frases y no palabras y comenzar con la parte de la lengua extranjera que se precisa, son algunos trucos para aprender más rápidamente.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Trucos con base científica para aprender idiomas más rápido
Técnicas de estudio y métodos de enseñanza de idiomas hay muchos. La verdad es que uno no es mejor que otro. Más bien, cada persona debe elegir y emplear el que mejor se adapte a sus capacidades y necesidades. Pero, con independencia de la elección, lo cierto es que hay una serie de trucos que ayudan a aprender las lenguas extranjeras mucho más rápido>>Mejora rápido tu inglés (ver más info)

Además, son trucos que se basa en evidencias científicas a través de diferentes estudios que se han realizado por lo que no tienes ninguna excusa para no ponerlos en práctica. Y, ¿cuáles son? Toma buena nota de estos ocho que te proponemos:

1. Dormir


El sueño es clave a la hora de retener la información a largo plazo. Un motivo por el que se ha comprobado que dormir entre lecciones de idiomas ayuda a que la retención sea óptima en ese largo plazo. Es más, uno de los mejores horarios para estudiar las lenguas extranjeras es antes de irse a dormir. Si no es posible, las sesiones de aprendizaje deberían estar separadas por un espacio de 12 horas, habiendo dormido entre ellas.

2. Regularidad


La constancia es fundamental para aprender idiomas. La ciencia nuevamente viene a corroborar que la regularidad es otra de las claves para hacerse con las lenguas extranjeras de una manera más rápida. Y es que se ha comprobado que las personas que espacian más las clases y las lecciones tienen una mayor propensión a abandonar. Así, si las lecciones las tomas varias veces por semana, lograrás mejores resultados que con los programas de fin de semana.

>>Curso muy útil para trabajar: Curso de Atención telefónica en inglés (ver detalles)

3. Necesidad


Otro buen truco para acelerar el aprendizaje de un idioma es comenzar por todo aquello que necesitas. Si no existe la posibilidad de elegir cursos específicos o de modificar el programa formativo, una buena opción es determinar lo que se precisa para hacer una inmersión por sí mismo. Es decir, si se aprende un idioma para ir a estudiar al extranjero, compórtate en tu localidad como si estuvieras ya allí y busca las frases, vocabulario… que precisarías para desenvolverte.
Uno de los mejores momentos para estudiar idiomas es antes de irse a dormir

4. Escuchar


La escucha continuada del idioma que se está aprendiendo es otra buena opción para dominarlo antes, ya que se realiza un aprendizaje que es inconsciente porque no hay que estar delante del libro ni asistir a clase. Así que hay que aprovechar cualquier momento para escucharlo y que el cerebro absorba los sonidos, palabras… de forma automática. Y, para ello, puedes recurrir a la música, películas, programas de televisión, series televisivas…

>>Te puede interesar: Curso de Especialista Universitario en Recursos para la Enseñanza de Español como Lengua Extranjera

5. Asociación


Aunque para hablar un idioma no se necesitan tantas palabras como se cree inicialmente, lo cierto es que se aprende mejor y más rápido si se hacen asociaciones y se conectan entre sí términos, se hacen vinculaciones a imágenes o sonidos, entre otras opciones. Así, al escuchar ese sonido o ver esa imagen, la palabra vendrá por si sola a tu mente y de forma inmediata.

6. Patrones


Para aprender un idioma rápido, es importante no recordar reglas, sino repetir patrones. Esto es especialmente útil para la gramática o pautas de ortografía. Un claro ejemplo es lo que sucede, por ejemplo, con la terminación ‘ed’ de los verbos en inglés en tiempo pasado. Si no te acuerdas de la regla de añadirlo al final, probablemente te resultará más fácil si visualizas un patrón haciendo series como ‘rain-rained’ y ‘learn-learned’, ‘plan-planned’ y ‘rot-rotted’… comprendiendo así todas las particularidades.

>>Anímate con el italiano: Curso estándar italiano b1

7. Frases


Otro truco para aprender más rápido un idioma es hacerlo a través de frases en lugar de palabras, ya que estas no siempre tienen significado por sí solas y solo son comprensibles en la unión con otras. Además, a partir de ahí, puedes añadir más palabras. Un motivo por el que hay que buscar estos grupos de vocablos. Un ejemplo es ‘I ran round’, que indica que se corre sin rumbo fijo. A esta expresión se le añade ‘the park’ y creas la frase ‘I ran around the park’ para expresar que corriste por el parque.

8. Hablar


Y, por supuesto, para aprender un idioma rápido no queda más remedio que hablar y hablar. Aunque hay muchas aplicaciones y formas de hacerlo, realmente, lo más efectivo es conversar con personas reales. Quedar a tomar un café o intercambiar clases de idiomas son prácticas que te pueden ayudar a estar en contacto con otros hablantes de la lengua extranjera que estés aprendiendo. Por supuesto, si son nativos, mucho mejor.

>>Te puede interesar: Curso Inglés Profesional - B2


Lectura recomendada: ¿Cómo conseguir ser políglota? 10 trucos para hablar el idioma que te propongas