Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Traductores online: ¿salvación o errores a la vista?

Hablamos de los más utilizados en la web, algunos de sus errores garrafales y los más recomendados por docentes y traductores profesionales.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Traductores online: ¿salvación o errores a la vista?
Cuando no se domina un idioma los traductores online pueden ser una salvación. Cada vez hay más herramientas que ayudan a los usuarios a conocer el significado de ciertas palabras, incluso de textos completos, pero también son muy llamativos algunos errores de bulto. Hace poco se estrenaba un corto de denuncia sobre fallos de Google Translate, en el que frases entre parejas de enamorados se traducían como "Te prometo no usar un mapa de noche" o "Tú eres mi talla más grande".

>>Ver cursos de IDIOMAS
>>Quiero mejorar mi inglés este verano


Google Translate y Word Reference, entre los más empleados

La omnipresencia del buscador de Google en la mayoría de inicios de sesión en todo el mundo hace que su traductor sea uno de los más utilizados. Su forma de uso es sencilla: se introduce una palabra o se copia un texto y se selecciona el idioma en el que se va a traducir entre las más de 100 opciones disponibles. Hay desde los habituales español, inglés o chino hasta esperanto, kazajo, nepalí y zulú. Incluso cuando se estrenó la última película de Star Wars se pudo traducir en aurebesh.
Traductores como Google Translate funcionan a través de un sistema de algoritmos que muestran resultados automáticos

Entre los más empleados están también Word Reference, que ofrece un foro de idiomas, significados, conjugaciones y un diccionario de sinónimos y antónimos; Babelfish y Global Translation. Linguee es otra de las páginas recomendadas por algunos docentes de inglés cuando hay que consultar dudas. Permite introducir la palabra, ofrece los posibles significados con opción de escuchar la pronunciación y rastrea la web ofreciendo cuál sería su significado en distintos contextos.

>>Cursos de inglés para profesionales
>>Máster profesional de Traducción e Interpretación


La fiesta del clítoris y otros errores que han dado la vuelta al mundo

Como cada año, As Pontes de García Rodríguez, un pueblo de la provincia de Coruña, iba a celebrar su "Feira do Grelo", nombre con el que se denomina a una verdura típica de Galicia que procede del nabo. En la traducción al castellano que hizo Google Translate de la web del ayuntamiento se podía leer lo siguiente: "El clítoris es uno de los productos típicos de la cocina gallega. En Puentes homenaxéaselle desde 1981, todos los domingos de Carnaval…"

Detrás de este error estaba la traducción del portugués de la palabra grelo y que Google empleó para ofrecer el significado de la web en castellano. Los vecinos lo detectaron y después de convertirse en lo más comentado en redes sociales, se subsanó.

>>Quiero aprender/mejorar mi portugués

Para evitar estos fallos Google ha pedido en alguna ocasión la colaboración de traductores. Entre los requisitos para apuntarse: que tuvieran cuenta de gmail, que hablarán inglés y un segundo idioma además del nativo.

Aun así el servicio de traducción es automático y se genera a través de algoritmos por lo que no hay un profesional que esté revisando los textos en tiempo real. "Es un sistema muy complejo, el sentido de las palabras depende del contexto en el que se emplean", han explicado desde Google.

Los errores no han sido sólo de traducción como tal sino, como lo califican algunos medios, de transfiguración. Por ejemplo, cuando se traducía Lady Gaga desde el malayo a cualquier lengua aparecía Britney Spears, mientras que Heath Ledger era Tom Cruise. Otro de los gazapos más famosos fue la traducción en ruso de Mordor cuando se introducían las palabras Federación Rusa en ucraniano.

Recomendaciones y opiniones de los profesionales

"Traductores como Google Translate son una herramienta útil para conocer de forma rápida e informal el significado de una frase o su equivalencia aproximada en otro idioma, pero en ningún caso debe utilizarse para realizar un texto profesional", explica a aprendemas.com Adriana Jaime, traductora e intérprete y creadora de la app Voze junto a Gloria Muros. "Una máquina no puede reconocer el contexto, el tono, la intención…", prosigue.

Cuando ellas iban a clase  sus profesores les recomendaban diccionarios bilingües, además de la búsqueda de textos paralelos y la elaboración de glosarios personales. "Yo suelo recomendar el uso de diccionarios, me parecen una fuente inagotable de aprendizaje. Uno de mis preferidos es el Larousse, se puede consultar online gratuitamente", afirma por su parte Carine Bizot, profesora de francés en el Institut Français y traductora e intérprete de conferencias.

>>Quiero aprender o mejorar mi francés en el Institut Français

Sobre herramientas como Google y otros traductores online coincide que para profesionales son poco fiables, pero reconoce que tienen su función. "Recomiendo usarlos con mucha cautela porque es verdad que nos pueden llevar a error. Una vez la traducción del texto terminada, hay que asegurarse de que hemos acertado comprobando la mayor cantidad de términos posibles en diccionarios", explica. Uno de los recursos que sí recomienda es Linguee, disponible en la web, y otras páginas que abordan el tema sobre el que se escribe. "Este doble trabajo puede resultar bastante laborioso, pero me parece indispensable", asegura.

'Un mundo sin barreras de lenguaje' es el lema de la última innovación tecnológica en materia de idiomas. Se llama Pilot, un audífono que se lleva en la oreja y traduce en tiempo real cualquier conversación sea el idioma que sea. Se va a comercializar a partir de septiembre y en su primera versión de lanzamiento traducirá en inglés, francés, alemán, italiano y español.

>>Cursos de ITALIANO | ALEMÁN | CHINO 

"Lo hemos visto y nos parece un gran avance, en especial, en materia de reconocimiento de voz", apunta Adriana. "Es un recurso útil, pero al igual que cualquier otro traductor automático, no deja de ser una máquina que no puede suplantar los complejos mecanismos que utiliza nuestro cerebro para el procesamiento del lenguaje", explica.
Noticia relacionada: Empleo para filólogos, traductores e intérpretes: estudios requeridos y perfiles más buscados

La  app que han puesto en marcha Adriana y Gloria se llama Voze y consiste en un sistema de traducción disponible 24 horas al día, durante los 365 días del año. "En nuestro caso no son máquinas las que responden, detrás hay un equipo con amplia experiencia en traducción jurídica y sanitaria, para ayudar al usuario a resolver cualquier problema de comunicación en pocos minutos", señalan.

Tanto ellas como la docente de francés consideran que detrás de las herramientas de última generación siempre tiene que haber un profesional de carne y hueso. "Para muchos documentos, tal y como artículos de prensa, discursos, textos más literarios en definitiva, los múltiples matices del lenguaje, los giros, los juegos de palabra, el tipo… una máquina no es capaz todavía de detectarlos y plasmarlos a otro idioma", asegura Carine.

"Hay que usar la tecnología a nuestro favor, internet es una herramienta increíble", recuerda. Por eso alaba el apoyo que brindan diccionarios online, páginas de terminología como iate o foros de traductores como proz. “Fueron pan bendito para nuestra profesión, y la red en general ya que nos concede un ahorro de tiempo incréible", prosigue. Por eso, desde su punto de vista, hay que encontrar un equilibrio entre ambos sistemas.

 >>No te pierdas otras noticias de idiomas y comunicación en nuestra sección de actualidad<<