Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Rápidos o lentos, todos los idiomas transmiten una cantidad de información similar

Aunque el japonés y el español son los idiomas más rápidos del mundo, una investigación de la Universidad de Hong Kong confirma que todas las lenguas, hasta las más lentas, son igual de eficientes.

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Rápidos o lentos, todos los idiomas transmiten una cantidad de información similar

Hace unas semanas una investigación de la Universidad de Lyon ponía de manifiesto que el español y el japonés son los idiomas más rápidos del mundo, ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Hong Kong revela que todos los idiomas, sean más rápidos o más lentos, transmiten una cantidad de información similar.


Según este estudio titulado "Diferentes idiomas, eficiencia de codificación similar: tasas de información comparables en todo el nicho comunicativo humano", todos los idiomas son igual de eficientes aunque, en algunos de ellos, transmitir una idea resulta más rápido que en otros.


Para realizar este estudio, cuyos hallazgos se han publicado recientemente en la revista Science Advances, se analizaron un total de 17 idiomas de nueve familias ligüísticas, con el objetivo de compararlos en términos de eficiencia.


Los idiomas analizados fueron, además del español: vietnamita, vasco, catalán, alemán, inglés, francés, italiano, serbio, japonés, coreano, chino mandarín, chino yue / cantonés, tailandés, turco, finlandés y húngaro.


>> Ver: Curso online de Formación para Profesores de Español. Ahora con beca del 50%. Más info en este formulario:


Curso de Formación para profesores de español


Y la primera de las conclusiones extraídas de este estudio fue que algunos idiomas se hablan más rápido en promedio que otros, porque sus hablantes producen más sílabas en promedio por segundo.


Este es el caso del japonés y el español, por ejemplo, que resultaron ser un 50% más rápidos que idiomas como el vietnamita y el tailandés.


Sin embargo, y utilizando medidas basadas en entropía expresadas en bits, siguiendo los conceptos establecidos por C. E. Shannon en la década de 1940, estos investigadores encontraron una compensación entre la densidad de información y la velocidad del habla.


Concretamente, encontraron que los idiomas denominados 'informativos' tenían tasas de habla más altas, mientras que los idiomas conocidos como 'densos en información', mostraron la tendencia opuesta.


Según explica el Dr. Coupe, principal responsable de este estudio, "los idiomas con tasas de habla más altas no son necesariamente más eficientes que los idiomas más lentos , ya que los idiomas también varían en la forma en que empaquetan la información, dada su fonología y gramática".


En conclusión, este estudio demuestra que todos los idiomas son igualmente eficientes porque todos los seres humanos comparten las mismas capacidades cognitivas y tienen las mismas necesidades desde el punto de vista comunicativo.


>>Te recomendamos: Curso Italiano C2 Perfeccionamiento