Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Métodos de idiomas que ofrecen un aprendizaje milagroso: ¿resultados esperados?

Algunos métodos permiten aprender 100.000 palabras en cinco minutos o aprender todo sobre una lengua extranjera dedicándole solo una hora al día. Pero, ¿son realmente efectivos?

Publicado en Idiomas y Comunicación
Foto de Métodos de idiomas que ofrecen un aprendizaje milagroso: ¿resultados esperados?
Aprender un idioma y tener un nivel de conocimiento que permita desenvolverse en esa lengua con fluidez es la asignatura pendiente de muchas personas que se pasan años y años yendo a clase, pero no consiguen los resultados esperados. Es algo que no solo sucede con el inglés, sino también en otros idiomas que se aprenden, figurando entre ellos algunos de los considerados como más difíciles como el chino.

Para alcanzar el objetivo, existen diferentes métodos que emplean distintos sistemas y que prometen ese “milagro”. Algunos de ellos son tan populares como cuestionados porque, en realidad, no hay garantías reales de su efectividad, aunque no todos son igual de polémicos e, incluso, puede haber en ellos una parte de razón.

Un curso para recordar 100.000 palabras


Uno de los más cuestionados es el desarrollado para aprender chino que se imparte en el centro Beijing Xinzhitong Qiguang Education Technology, en China. Este sistema, denominado de ‘lectura cuántica de velocidad’ se caracteriza porque enseña a los estudiantes a leer y recordar más de 100.000 palabras en tan solo cinco minutos.

>>Aprende inglés en tiempo récord. Curso Intensivo Inglés B2. Nivel Oficial Marco Común Europeo. Más info a través de este formulario:

Curso Intensivo Inglés B2. Nivel Oficial Marco Común Europeo


El método, que se está empleando con estudiantes de entre 10 y 16 años de edad, facilita además que no solo se lean esas palabras, sino también que se recite todo lo leído tras 72 clases.

Este sistema se basa en pasar páginas varias veces de forma rápida, de manera que se consigue que las imágenes que figuran en ellas empiecen a aparecer en la mente del lector, que acaba comprendiendo el contenido.



>>Te recomendamos: Curso de preparación completa examen IELTS. Metodología online (ahora 15% bonificación)

¿De verdad se puede aprender un idioma en dos semanas?


Un sistema polémico sobre el que algunos otros centros aseguran que no tiene base científica y que, por lo tanto, su efectividad no es real. Pero no es el único que está en el punto de mira. El método Lauridsen también genera diferentes opiniones porque hay quien considera que no es posible aprender una lengua extranjera en tan solo dos semanas tal y como se promete.

 
El cerebro trabaja 5 veces más rápido que de forma habitual

La clave de este método -según su creador Martin Lauridsen- consiste en una fórmula de en la que se emplean los dos hemisferios del cerebro para aprender la lengua extranjera. De esta manera, el lado izquierdo recibe la parte verbal, mientras que la imagen se percibe en el hemisferio derecho. Esto hace que el cerebro memorice todo de forma natural y automática, aunque tiene que trabajar cinco veces por encima de su capacidad normal.

Y hasta ahí todo parece correcto si no es porque existen algunos indicios de que todo lo que se promete con este método puede no ser cierto.

Y no se puede dejar de hablar de métodos para aprender idiomas sin hacer alusiones a otro sistema –quizá menos cuestionado y controvertido-, que se basa en una investigación realizada por el Instituto de Servicio a Extranjeros de Estados Unidos, que clasifica las lenguas en grupos por su nivel de dificultad. Así, cuanto más lejos esté el nativo del idioma que quiere aprender, más difícil será el desafío.

Dentro del grupo 1, se encuentran idiomas como el francés, alemán, indonesio, italiano, portugués, rumano, español y suajili para los que calculan que se necesitan 480 horas prácticas para alcanzar una fluidez básica, mientras que búlgaro, birmano, griego, hindi, persa y urdu están en el grupo 2, que requiere 720 horas.

En el grupo 3, figuran amárico, camboyano, checo, finés y hebreo, pasando ya al grupo 4 con el árabe, chino, japonés y coreano. Estas dos últimas agrupaciones son los más complejas de aprender y entender.

Aunque parece que todo puede conseguirse con el método ‘Face to face’, que consiste en practicar durante un tiempo determinado diariamente. Por ejemplo, una hora al día, que se estima que es el tiempo suficiente porque se logran mejores resultados con poco tiempo, pero con períodos regulares. De momento, parece que este es el método en el que más expertos coinciden que permite alcanzar el objetivo. Aunque como todo, no es una ciencia exacta.

>>Mejora tu nivel: Curso de inglés todos los niveles


Noticia relacionada: Un estudio confirma que el español y el japonés son los idiomas más rápidos del mundo